lunes 27 de junio de 2022
Niebla 15.7ºc | Posadas

Los niños asisten en jornada extendida

La huerta, un espacio más en el trabajo pedagógico

La Escuela 214 basó su proyecto en la salida del contexto áulico para poder incorporar otros métodos de enseñanza

domingo 22 de mayo de 2022 | 6:05hs.
La huerta, un espacio más en el trabajo pedagógico
También fortalecen el compañerismo y la amistad. Foto: Esteban González
También fortalecen el compañerismo y la amistad. Foto: Esteban González

Las escuelas se proponen como objetivo primario la enseñanza de contenidos, pero también servir como espacios para la aplicación de experiencias que salgan de las aulas. Este es el caso de la Escuela 214 de la localidad de Santo Pipó, que enfoca parte de su programa curricular al aprendizaje práctico de alumnos a través de la experimentación con la huerta. La idea de la institución es aportar conocimientos y herramientas que los niños puedan utilizar para toda su vida.

Al respecto Sonia Esther Fleita, directora del centro educativo, dialogó con El Territorio para señalar el objetivo del programa. “Surge para que los alumnos aprendan a cultivar la tierra, a llevar esos conocimientos a sus casas y que puedan en el futuro producir sus propios alimentos”, explicó sobre cómo surgió la idea.

Allí participan alumnos de sexto y séptimo grado que son quienes se encargan de la siembra, mantenimiento y cosecha de los productos en un enorme espacio de la escuela destinado a tal fin.

Sin embargo, las autoridades enfatizan que la enseñanza se da desde los primeros años de primaria a través de la germinación, el calendario de siembra y los procesos de producción de los alimentos.

Sobre los productos que se cosechan en la escuela la directora enumeró que “se trabaja con lo que es cebollita de verdeo, perejil, morrón, acelga, lechuga, todo lo que tenga que ver con las verduras de estación. Y como se trata de un predio amplio, también está la cosecha de maíz y mandioca”.

Una vez que se obtienen los alimentos “se utilizan en el comedor escolar, también los chicos llevan y venden con el fin de juntar fondos para viajes educativos o adquirir nuevos elementos que necesiten en el aula”, contó la educadora.

Por otro lado, la principal autoridad de la institución señaló que el año pasado se avanzó en la enseñanza de la huerta urbana, para que los chicos en sus casas -si no tienen espacio- puedan desarrollar lo que aprenden en planteras. Esto tiene por objetivo que produzcan su propio alimento. En este proyecto están involucrados todos los docentes acompañándolos y alrededor de 300 alumnos.

Quienes asisten a la escuela lo hacen con jornada extendida, los estudiantes de cuarto a séptimo grado ingresan a las 8 y salen a las 15.

Por la mañana tienen sus áreas curriculares y por la tarde se dan las clases para reforzar las asignaturas de Lengua y Matemática, como también Educación Física.

En ese sentido, la directora indicó que no sólo cuentan con talleres de huerta y jardinería, sino también de cocina y panificado. Así se producen, por ejemplo, pasteles o pizzas de mandioca que se consumen en el comedor escolar.

Esto también es de gran utilidad para los chicos porque en sus respectivos hogares pueden practicar e incorporan nuevas recetas en su alimentación cotidiana.

En lo que respecta a los panificados, comentó que los niños aprenden a hacer pan, prepizzas, pan dulce y facturas. Todo lo que es producido se consume en el predio.

Para concluir, la directora indicó que siente al ver a los alumnos en la huerta.

“A ellos lo que más les gusta es trabajar fuera del aula, la satisfacción de ver cómo responden no tiene precio, por eso es importante salir a veces del contexto áulico y poder incorporar otros métodos de enseñanza, que sea más agradables para los niños”, cerró. 

Informe de domingo

Hacia otras formas de enseñar (y aprender)

El desafío de dejar el aprendizaje acumulativo y priorizar contenidos

Concursos e integración: las claves de la formación docente

Artopoulos: “Hoy lo que urge es que los colegios estén conectados”

Olimpíadas de Matemática: la base para un futuro profesional

Radio escolar, potente herramienta educativa

La huerta, un espacio más en el trabajo pedagógico

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias