domingo 25 de julio de 2021
Muy nuboso 29.4ºc | Posadas

Raffaella Carrá eterno símbolo del pop latino

La transgresora cantante italiana se convirtió en un ícono de la música de hispanoamérica e incluso es la representante más aclamada del colectivo LGBT. Falleció a los 78 años dejando hits inmortales

martes 06 de julio de 2021 | 6:00hs.
Raffaella Carrá eterno símbolo del pop latino

La polifacética cantante, actriz y presentadora Raffaella Carrá, ícono de la televisión italiana y responsable de éxitos como Hay que venir al sur, falleció ayer a los 78 años, anunciaron desde su entorno.

Su inesperada muerte causó una enorme conmoción internacional, ya que era una figura muy querida no sólo en Italia sino en otros países como España y especialmente en Argentina.

La gran estrella llevaba enferma una larga temporada, pero se desconocía esta circunstancia, por lo que la noticia causó aún un impacto mayor. Los principales periódicos italianos llevaron ya su deceso en sus portadas digitales e impresas. ‘‘Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre”. Con estas palabras su pareja, Sergio Japino, anunciaba la muerte de la artista uniéndose al dolor de los sobrinos Federica y Matteo, de Bárbara, Paola y Claudia Boncompagni, de amigos de toda la vida y colaboradores más cercanos.

La gran popularidad de Carrá en Hispanoamérica hizo que realizará versiones en castellano, que todavía suenan en fiestas y en las radios, canciones que quedaron para siempre en los corazones.

En 1976, por ejemplo, lanzó su séptimo álbum Forte Forte Forte, donde se destacó el tema 03-03-456, compuesto por Gianni Boncompagni. En su noveno disco, Fiesta, de 1977, se lucía su gran éxito, Esta noche fiesta. Como parte de la promoción de este álbum, Carrá visitó en 1978 varios países latinoamericanos, entre ellos Argentina. Llenó varias veces el estadio Luna Park y el Teatro Ópera, además de visitar varias ciudades, como Mendoza.

Ese mismo año lanzó su onceavo disco, Hay que venir al sur, con el tema homónimo. Por su letra picaresca fue censurada en varios países. En 1979 regresó la Argentina para tocar en el estadio de Vélez Sarsfield y en el Gran Hotel Provincial de Mar del Plata. A los meses, volvió a brillar en el Luna Park con un gran acompañamiento del público.

En el medio, en 1977, la italiana estrenó En el amor todo es empezar cuyo estribillo Explota mi corazón fue coreado por varias generaciones y recuperado en una película española de 2020 Explota, explota que reúne versiones en español de las canciones de la diva de melena rubia.

Confesiones con Guinzburg
En octubre de 2005 Raffaella Carrá estuvo por última vez en la Argentina. Vino para participar del programa que conducía Diego Armando Maradona, La noche del 10, que se transmitía por Canal 13. Aprovechando esa participación, Jorge Guinzburg, que por entonces conducía el ciclo Mañanas informales por el mismo canal, le realizó una entrevista especial.

La entrevista se realizó con público, que concurrió masivamente al Teatro Broadway.

“Después de haber estado en el programa de Dios, recibimos a una diosa, Raffaella Carrá”, presentó Guinzburg, que falleció en 2008.

A lo largo de la nota, se produjo una química inmediata entre entrevistador y entrevistada, que contó detalles de su vida nunca antes revelados para el público argentino, como su historia familiar, sus romances, su paso por Hollywood y la censura que le tocó atravesar en distintos momentos de su carrera.

“Llegó puntual, nosotros estábamos demorados con la colocación de los focos. Ella ya estaba peinada, maquillada, era simpática como se la veía, con todo el mundo, con todos los técnicos. Era un encanto”, recordó Daniela Basso, ex productora del programa.

Basso rememoró que la calle Corrientes se encontraba cortada por la gran cantidad de gente que concurrió y que “Carrá, además de ser una militante de izquierda del Partido Comunista, era una gran defensora del mundo gay”, por lo que su venida fue muy festejada entre las personas LGBT.

“Estoy ilusionada del calor de los argentinos que no se han olvidado en tantos años, lo agradezco mucho ese recibimiento que es maravilloso”, dijo Carrá, ante el aplauso que colmó el teatro.

La entrevista arrancó con el recuerdo sobre la primera vez que vino a la Argentina, en plena dictadura militar. “Cuando yo vine con la canción Para hacer bien el amor hay que venir al sur hubo una censura. La censura me siguió en la vida”, contó la diva y explicó que cantó “Para enamorarse bien” en lugar de “para hacer bien el amor”.

Luego contó una situación similar en Italia con la canción Tuca tuca, que se traduce toca toca.

Sobre su paso por la escena cinematográfica de Los Ángeles, donde trabajó junto a Frank Sinatra, en El coronel Von Ryan, Carrá deploró que tenía un “contrato muy largo y sólo podía volver una vez al año”. Y reflexionó: “La libertad es para mí es una palabra que está muy presente en mi vida, en todo sentido, esto me atrapaba mucho, no me gustaba”.

Contó incluso sobre la vez que le tocó entrevistar a la Madre Teresa de Calcuta en uno de sus reconocidos programas televisivos.

En tanto, respecto a sus orígenes, la diva rememoró la presión familiar. “Mi abuela era la única que creía que yo podía ser una gran coreógrafa. Mi madre quería que tuviera una vida normal, con el matrimonio, los hijos. Mi carrera empezó como una apuesta contra mi mamá, quería demostrarle que yo tenía un sentido del espectáculo”.

Consultada sobre su estado civil, contestó: “Sí, soy soltera, pienso que cuando te casas, la promesa del sí es para toda la vida. Hay parejas que tienen esa suerte maravillosa de encontrarse. Yo he dicho, ‘y si fallo ?’. Entonces esa promesa no sé si puedo complirla”.

Sobre la oda a lo estético, Carrá dijo que se negaba “a los quirófanos y a las inyecciones”.

“Es un horror que las adolescentes les pidan a sus padres implantes de siliconas para sus cumpleaños. Yo, para mantenerme así, nado desde hace tres años. Cuando como mucho al otro día elimino los dulces y panes, me cuido un día sí y un día no, pero no hago nada de gimnasia”, contó en ese entonces.

Finalmente, para deleite de los presentes y de quienes vieron la transmisión, cantó Hay que venir al sur, realizando una coreografía junto a un conjunto de bailarines.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias