domingo 11 de abril de 2021
Llovizna 20ºc | Posadas

Piezas horneadas a leña

La tierra como herramienta para la creación

A través de técnicas precolombinas, Valeria logra crear piezas únicas. Se trata de una alternativa para conseguir que el hogar tenga objetos exclusivos, útiles e inspirados en la naturaleza

lunes 30 de noviembre de 2020 | 0:00hs.
La tierra como herramienta para la creación

Volver a conectarse con la naturaleza y darse cuenta de que ella entrega mucho más de lo que se espera es fundamental para descubrir quienes somos y qué podemos lograr con el conocimiento obtenido. Así lo entendió Valeria Thomas, que profundizó en las técnicas pre colombinas y hoy brinda talleres de aprendizaje colectivo, para que más personas se animen a realizar sus propios utensilios domésticos o bien, elementos de decoración para el hogar. La joven aclara que las creaciones son infinitas y que por ello, cada uno puede crear lo que desee.“Estas técnicas las usaban las culturas antiguas, son formas tradicionales de construcción en cerámica, que no son con torno, no son esmaltadas, y se realizan a baja temperatura, por eso son horneadas a leña, o antiguamente se horneaban al descubierto, en pozos”, explica.

A cada una de las piezas hay que dedicarles tiempo, trabajo silencioso, pensativo. Cada una de ellas es única y tienen detrás ensayos, pruebas y errores, pero que al final se convierten en obras de arte.

“Este es un momento donde se está reivindicando mucho estas técnicas preamericanas dentro de la cerámica. También como una posición de ser y estar en la vida, por todo el proceso que implica este quehacer cerámico prehispánico, que va desde el reconocimiento de las arcillas locales -que es aprender del territorio a través de las arcillas- y desde ese conocimiento ir recopilando información para poder saber qué uso le podemos dar a esa arcilla, en base a lo que queremos hacer. A partir de ahí pensar qué piezas queremos realizar, el uso es infinito, se pueden realizar objetos utilitarios y no utilitarios”.

Reconocer las cualidades de esa tierra arcillosa y saber qué está contando ese territorio es entonces el primer paso, una vez allí se verá si la tierra elegida necesita de otros materiales para empezar con la realización de la pieza.

En su página de Instagram Valeria relata la forma de trabajo “colocamos la arcilla en un balde, agregamos agua y metimos nuestras manos para desintegrar la arcilla y que se integren entre sí. La dejaremos un buen tiempo en remojo para que haga su proceso de putrefacción, luego tamizaremos para continuar el viaje”, en otra publicación continúa “comenzamos con el proceso de construcción de las Ollas de barro para fuego directo . A través de disparadores visuales cada una realizó su boceto partiendo de la base ovoide/globular que trabajaríamos luego por plancha y molde”. Misiones es la fuente de inspiración y también quien entrega la materia prima.

El horno de barro es el utilizado en esta técnica, también la leña, que hacen que el gasto económico y energético sea menor.

“Estas técnicas tradicionales generan una autonomía. La cerámica más conocida pos colonización tiende a ser muy cara, los hornos eléctricos conllevan mucho dinero, los materiales en sí también. Entonces lo que se busca es retomar esas técnicas tradicionales, que también son un modo de decir ‘hay otra forma de hacer cerámica’, que no necesita un montón de dinero y que los recursos están en nuestro entorno y al alcance, por ende generan autonomía. No necesariamente hay que hornear en un horno eléctrico, sino que se puede en hornos a leña o en pozos. Hay muchas variedades de hornos de barro y son en baja temperatura que llegan hasta 900 y 1100 grados, a baja temperatura”, explicó Valeria.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias