sábado 24 de julio de 2021
Cielo claro 18ºc | Posadas

De espías, festival de créditos y rescate

domingo 14 de junio de 2020 | 6:00hs.
De espías, festival de créditos y rescate
Esta semana se conoció la cara oculta del macrismo: premiaba en silencio a sus amigos y espiaba del mismo modo a sus oponentes. La tarea de inteligencia se desplegaba para saber qué decían o cómo pensaban los que estaban del otro lado de la vereda, tanto dirigentes, intelectuales y dirigentes del mismo espacio como integrantes de la iglesia. Para entender lo sucedido es importante partir de los dos hechos, que en muchos casos se fueron tergiversando.
El primer tema que generó el bombardeo de opiniones desde sectores interesados comenzó el lunes, cuando el presidente Alberto Fernández decidió asumir el rescate del gigante de la soja en quiebra, a fin de salvar empleos y proteger el sector exportador de alimentos del país. Los hechos marcan que Vicentín es una empresa familiar con 90 años de historia en Argentina y la sexta del mercado agroexportador. Venía con una facturación de unos 4.000 millones de dólares al año. Sin embargo, sorprendió en diciembre de 2019 cuando se declaró en convocatoria de acreedores por una deuda de 1.350 millones de dólares. Allí comenzó a detallarse que el principal acreedor financiero era la banca pública, es decir el Banco Nación, que durante el gobierno de Mauricio Macri prestó sin muchas exigencias ni requisitos a la empresa, en la gestión de Javier González Fraga.
La exportadora cerealera se endeudó con el banco, nunca pagó y se declaró en default el 6 de diciembre. Ante este panorama no sólo inquietaba el arrastre de la deuda hacia la banca pública, que limita gravemente su capacidad prestable y pone en jaque sus finanzas, sino además el destino de los trabajadores. Por tal razón, la Unidad de Información Financiera (UIF), intervino ante la sospecha de haberse incurrido en delitos fiscales. Para ello, pidió a la Justicia que investigue si los créditos del Banco Nación fueron parte de una maniobra de lavado de activos y cesación de pagos fraudulenta. También se torna complicada la situación a la administración anterior, ya que la UIF pidió la inhibición de bienes del ex presidente Mauricio Macri por considerarlo, junto con las direcciones del banco y la compañía, partícipes de la presunta maniobra.
Otro hecho concreto, ahora ya con un claro costado político, es que varias de las compañías de Vicentín aportaron para la última campaña de Juntos por el Cambio la suma total de 13.500.000 pesos en total desde el 2015 a través de las distintas firmas que integran su holding la suma aportada asciende a más de 27,5 millones de pesos. Con esas cifras, se transformó en uno de los principales aportantes privados a la campaña de Mauricio Macri.
La empresa se encontraba concursada, camino a la quiebra.
En este escenario, el presidente Alberto Fernández tomó la decisión de ir al rescate de Vicentín, que en su momento, fue el primer exportador argentino de subproductos de soja. Siguiendo los hechos, la idea planteada desde la administración nacional era buscar la aprobación del Congreso para una adquisición estatal.

Estrategia política

Relatados los hechos, también debe mencionarse la acción inesperada que generó la determinación del gobierno. “Mediante la sorpresa, uno muchas veces desarma totalmente al adversario político”, decía Perón, dejando en claro que una movida inesperada representaba una aliada de gran valor para la conducción. No es la primera acción sorpresiva desplegada por este espacio político. Cristina Fernández utilizó esa maniobra hace poco más de un año para sacudir el tablero político nacional. Fue cuando propuso como presidente a Alberto Fernández y con ello logró un paso fundamental para que el peronismo unido volviera al poder.
Como se indicó, en el comienzo de semana también Alberto Fernández cuando nadie esperaba apeló a la sorpresa pregonada por Perón en su libro publicado en 1944. Fue al anunciar que el Estado iría al rescate de una empresa que siempre fue prospera y ahora estaba al borde de la quiebra. Desde la administración nacional se dejó en claro que no se busca iniciar una etapa de estatización, como agitan los medios afines al macrismo, sino que se interviene para salvar a una empresa y con ello, se busca ingresar al comercio de granos de bandera. Es decir, convertir al país en un importante actor en el comercio exterior de granos. Vicentín representa el 10% de las exportaciones del sector, pero sumado a la otra empresa de capitales nacionales Aceitera General Deheza, más la Asociación Cooperativas Argentinas, el volumen exportable supera el 21%. Con ese caudal, el objetivo está más cerca.
Como se citó, la deuda financiera de la empresa es gigante y no tiene activos para responder. Por lo tanto, para volver a poner en funcionamiento pleno a la empresa, se necesita de gran capital, más trabajadores directos e indirectos, productores y acreedores afectados, que también esperan tener algo de certidumbre. Lo que la administración nacional apuntaría es potenciar el clúster de acopio, procesamiento, transporte y exportación de granos y derivados. Los que salieron a cuestionar la determinación, sabiendo o no, agitan la bandera opositora. Es que entre los sectores interesados en evitar que prospere el rescate por parte de la Nación se encuentran algunos accionistas con probada relación con Cambiemos, incluso su CEO, Gustavo Nardelli, quiso ser gobernador de Santa Fe de la mano de Macri.
Lo cierto es que fueron denunciados junto a González Fraga y Guido Sandleris, ex presidente del Banco Central por varios delitos, lavado de dinero, defraudación al Estado y fuga de capitales.
Mientras los medios opositores al gobierno y afines a Cambiemos no sólo no hablan sobre la sospecha de estafa e intentan evitar hablar de la abultada deuda producto del festival de créditos como dijo Alberto Fernández, prefirieron montar una campaña en contra de la medida oficial, incluso transmitiendo en vivo el descontento por los vecinos de Avellaneda, en la provincia de Santa Fe, donde se encuentra la sede del grupo empresario.
La temperatura en la opinión pública empezaba a escalar, aventurándose a una similar movida de aquella resolución 125. En medio de tal situación, el gobierno supo poner paños fríos al convocar al director de la compañía, Nardelli, para ver si tenía alguna propuesta superadora. Finalmente, se concretó el pasado jueves el encuentro, del que también fue parte el gobernador Omar Perotti.
En nombre de la empresa se propuso una participación estatal que no suponga a los propietarios la renuncia a los derechos de posesión. Pero en medio de tantas versiones, lo que no se dijo con claridad es que la empresa tiene una maraña de deudas millonarias en dólares y causas judiciales que todo lo complican. La propuesta del plan del Ejecutivo es que la empresa quede bajo la órbita de YPF Agro, una subsidiaria de la petrolera estatal que vende granos y químicos al campo. En cuanto al resultado de la citada reunión, algunos interpretan que hay una vuelta atrás del presidente, mientras el mandatario declara que no hay otra herramienta jurídica que la expropiación. Con el acta de traspaso de la administración empresaria concursada a la intervención estatal queda superado el primer escollo camino al rescate definitivo, que será sinuoso.

Espionaje M

Esta semana se conocieron más detalles de las escandalosas tareas de inteligencia ilegales llevadas adelante por el gobierno de Mauricio Macri, que incluso llevó a la intervención del Servicio Penitenciario Federal, donde habría pruebas de que se escuchaba a los presos K detenidos al hablar con sus familiares o abogados. Casi al finalizar la semana, la Iglesia expresó su solidaridad con el monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, quien se encuentra en la lista de las personalidades y referentes sociales espiados durante la gestión de Cambiemos. De acuerdo a las declaraciones en sede judicial de un ex espía y policía de la Ciudad, tanto Silvia Majdalani, que era la segunda de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), como el ex presidente de la Nación, estaban al corriente de todas las operaciones de espionaje.
En la declaración se desprende que la que supuestamente entregaba esos informes era Susana Martitengo, ex coordinadora de Documentación Presidencial. Además, se ratificó esta semana que también hubo espionaje al Instituto Patria, donde tenía sus oficinas Cristina Fernández.
La situación se le complicó aún más a Macri porque comenzaron a conocerse testimonios del modo en que operaban. Por caso, Leandro Araque, que está siendo investigado por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena por su supuesta participación en espionaje para el macrismo, reconoció esta semana su intervención en estas operaciones. Afirmó que al darse cuenta de que eran operaciones ilegales, espionajes como al Instituto Patria, se negó a continuar con la tarea y por tal razón fue expulsado de la AFI.
Como se indicó, la investigación judicial está a cargo del juez federal Villena, quien explicó que está investigando una organización criminal con inserción en el Estado nacional, provincial y local, que habría realizado tareas de inteligencia y/o espionaje en diversas jurisdicciones, como habría sucedido también en perjuicio de dirigentes de Misiones como el senador nacional Maurice Closs, quien ya fue contactado por el juez Villena con el objetivo de que vaya a Lomas de Zamora a interiorizarse sobre el material de inteligencia ilegal que encontraron sobre él. Se supo que podría ir este viernes al juzgado federal.

Nueva etapa en la EBY
Desde hace tiempo, cada tanto fueron apareciendo nombres de quién sería el titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). De esta manera se daba por hecho el inminente nombramiento de uno de estos presuntos postulantes, así pasó del primero y hasta quizás el cuarto postulante, que según especulaban algunos sólo restaba que apareciera publicado su nombre en el Boletín Oficial.
Ello nunca ocurrió porque no reunían todas las condiciones, por tal razón El Territorio no mencionó a estos presuntos postulantes anteriores, como sí lo hizo el pasado 27 de mayo, al afirmar que Ignacio Barrios Arrechea corría con muchas ventajas para ser el nuevo titular de la EBY. Se citaba entonces al propio Barrios Arrechea al destacarse que este empresario tenía experiencia previa en la EBY y contaba con el respaldo del kirchnerismo. Justamente, designar un hombre cercano fue lo que dicen que habló Cristina Kirchner con Alberto Fernández el 5 de mayo cuando se reunieron en Olivos.
De esta manera, el hijo del ex gobernador Ricardo Cacho Barrios Arrechea,corría con suma ventajas para ser designado en el cargo. Cuando se monitoreó en Misiones, se pudo saber que había buena relación con la renovación y con el actual gobernador Oscar Herrera Ahuad en particular. Como anécdota, en los pasillos políticos recuerdan que en diciembre pasado cuando se incendió el aserradero que administraba el empresario, el mandatario provincial no dudo en levantarse e ir hasta el lugar del siniestro a las 4.30 de la mañana. Con todo este respaldo político en el país y la provincia, estaba claro que era el señalado para ocupar la presidencia de la EBY como quedaría plasmado el 10 de junio, cuando apareció publicado en el Boletín Oficial.
Allí se dejaba asentado que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, lo había designado a tal cargo y de esta manera, no solo se ponía fin a todas las especulaciones, sino que además a un cargo ocupado hasta entonces por un macrista, como fue el caso de ahora ex titular de la EBY, Martín Goerling. Como muestra que desde la renovación veían como una designación amigable, apenas asumió el cargo de la binacional, Barrios Arrechea tuvo su primera actividad oficial, reuniéndose con Herrera Ahuad. También el intendente de Posadas, Leonardo Stelatto, había destacado la designación del nuevo titular de la EBY, al afirmar que esperaba trabajar en conjunto, como siempre lo hizo el gobierno de Misiones con Yacyretá.
Adelantándose al recambio de autoridades, el intendente capitalino había entregado al presidente de la Nación, una carpeta con proyectos de obras necesarias y que dependen de inversiones por parte de la EBY. En cuanto a la reunión oficial entre Herrera Ahuad y Barrios Arrechea, se estableció una agenda abierta en las tareas a ser encaradas en la gestión que se inicia en Yacyretá.
Te puede interesar
Ultimas noticias