Carnaval alegría de los pueblos

Domingo 13 de enero de 2019
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólito sociedad@elterritorio.com.ar

El carnaval es resistencia, es cultura e historia de los pueblos. Son días de festejo en los que la gente se reúne, baila, canta y celebra la vida. Su manifestación es variada, con trajes y máscaras como en el de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, o el de Venecia, en Italia.
Sin embargo, no hay que irse tan lejos para saber y observar lo que genera en el sentimiento popular de la comunidad porque Misiones tiene una amplia trayectoria carnavalera y son varios los municipios que encuentran en esta fiesta no solamente un entretenimiento sino que supone también un escape, inclusión, amistad y hasta un aporte para su economía.

La crisis golpea
En consonancia con los achaques que produjo la economía en el último tiempo, no es para asombrarse entonces que esto haya repercutido en la salida este año de algunas comparsas. Son tres las que confirmaron que se perderán de hacer lo suyo en la calle este 2019: Maringá, de Concepción de la Sierra, Sapucay, de San Ignacio e Imperial Samba Show, de San Javier.
Resulta que la elaboración de los trajes y las carrozas es costosísima. Los dirigentes de las comparsas señalaban que terminar una carroza demanda unos 40.000 pesos y más, en tanto, un traje destacado en cuerpo de baile puede valer desde 30.000 pesos y los de la reina son los más caros.

En los barrios y en las avenidas
Con mayor o menor esplendor, en los barrios o en las avenidas principales de las ciudades, con un gran número o un grupo reducido, el carnaval se vivirá un año más para juntar a grandes y a chicos.
“Este evento es muy representativo de nuestro pueblo y nosotros no podemos defraudarlo. No salir sería como defraudar a la gente”, sostuvo Beto Comparín, presidente de Bahiana Samba Show de Concepción de la Sierra, la comparsa que resiste después de la baja en este año de Maringá.
Las fiestas carnestolendas tienen lugar en la provincia desde antaño. Y a eso hace referencia Julia Norma Catalano, escritora costumbrista, que hizo un rescate de los relatos del antiguo carnaval y en una entrevista con El Territorio describió estos festejos de la Posadas de mediados del siglo XX como de gran riqueza cultural y movilidad social.
“Los desfiles cambiaban de lugar dependiendo de la cantidad de gente que iba, del número de comparsas y carrozas participantes, se hizo en el centro, después pasó a la calle Florida. Hay registros de que Posadas tiene una tradición de celebrar el carnaval y que era una fiesta inigualable, porque era un gran despliegue de trajes y carros para los desfiles y a la vez, había orquestas y baile en todos los clubes, fue un período de gran riqueza cultural en cuanto a lo popular, a vivir la solidaridad entre vecinos, creo que todo esto merece rescatarse y no olvidarnos”, rememoró.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina