Un mismo destino para recorrerlo dos veces

Domingo 30 de junio de 2019 | 15:00hs.
Así como las personas compartimos el nombre con muchas otras personas más, lo mismo ocurre con algunas ciudades del mundo. Algunas hasta llegan a tener otras 18 ciudades tocayas en diferentes regiones. París, San Andrés, Rosario y Posadas también tienen su ciudad, pueblo o barrio homónimo y tal vez, hasta puedan llegar a tener cierto parecido.

Este recorrido lo iniciaremos en París. En las dos. La París francesa es una de las ciudades más visitadas por turistas en el mundo y seguramente el sueño de miles de viajeros que todavía no tuvieron la suerte de conocerla. La Ciudad de la Luz (sobrenombre obtenido gracias a que París fue la primera ciudad del mundo en iluminar sus calles y edificios con luz eléctrica) tiene atractivos imperdibles, como por ejemplo la Torre Eiffel, los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, Los Inválidos, el Grand Palais y el Petit Palais, La Madelaine, el Palais Royal, la Basílica del Sagrado Corazón, la Ópera de la Bastilla, El Panteón, Ile de la Cite, los Jardines de Luxemburgo junto con los Jardines de las Tullerías, la lujosa Plaza Vendome, el animado Barrio Latino, el Museo del Louvre o el Museo Rodin, el Moulin Rouge, o el romántico barrio de Montmartre donde se encuentra el Museo Picasso. Un consejo de los viajeros es reservar con anticipación los vuelos para llegar a París, ya que de esta forma se conseguirán vuelos baratos.

A la hora de buscar alojamiento, el turista tiene la posibilidad de alojarse en todo tipo de sitios, ya que en París hay opciones para todos los bolsillos, gustos y estilos. Existen de todas las categorías, estilos y precios; los más asequibles desde 50 euros (2.700 pesos la noche aproximadamente) la noche y otros más lujosos y exquisitos de más de 200 euros (unos 11.000 pesos).

De este lado del océano también se puede conocer a París, aunque esta no tendrá una Torre Eiffel.

“La ciudad pequeña más bonita de Canadá” se estableció en 1850 en el lugar donde el río Nith desemboca en el río Grand en Ontario, Canadá. Aunque no tiene las mismas dimensiones que la París europea, esta ciudad ofrece parques, caminos y actividades variadas en tan sólo pocos kilómetros.

Para aquellos que disfrutan de la naturaleza y el aire libre, una visita a Lion’s Park será perfecta. Este pequeño parque está en el centro de París y tiene un área de entrenamiento, diferentes parques infantiles y áreas de picnic a la sombra. Una tribuna alberga muchos eventos musicales durante todo el verano. Un camino recorre el río Nith, perfecto para cochecitos y sillas de ruedas. No muy lejos está el Pinehurst Lake Conservation Area, un espacio natural que parece sacada de una película de Hollywood. En este espacio se puede acampar, posee una gran zona de playa y muchos árboles maduros, aquí el senderismo es fantástico.

Algo que no se puede dejar de hacer al visitar esta ciudad es comprar frutas frescas y verduras en Elberta Farms Country Market, un mercado pequeño, donde se realiza una buena selección de productos frescos de la granja.

Descanso en las Posadas
La capital misionera también resulta una buena opción para disfrutar tanto del verano como del invierno. A la ciudad se puede llegar en auto, avión o transporte público y está bien señalizada para que todos los turistas lleguen al centro fácilmente. Dentro de las cuatro avenidas se encuentran hoteles y hosteles con precios variados, para elegir según el presupuesto de cada uno. Alrededor de la plaza principal (plaza 9 de Julio) hay bancos, locales comerciales, restaurantes e información turística para no perderse.

La Costanera que bordea al río Paraná tiene diferentes zonas para disfrutar, algunas más activas que otras, donde se puede pasar un rato relajado o bien bailando con la música de bandas en vivo.

Un poco más lejos del centro y de la zona más popular se encuentra el Jardín Botánico, que todos los fines de semana tiene una feria organizada por vecinos que buscan revalorizar el parque. En Posadas siempre hay algo para hacer, recitales, eventos culturales, museos, actividades al aire libre y deporte están en la cargada agenda.

Pero Posadas no es sólo misionera, también en España la podemos encontrar con características diferentes.

La Posadas española es una villa pintoresca situada a 30 kilómetros al oeste de Córdoba (sí, también Córdoba tiene su ciudad homónima en España). Su nombre original, “Las Posadas del Rey”, proviene de su estratégica situación en los caminos que discurren junto al valle occidental del Guadalquivir. El sector más antiguo de Posadas está señalado por la parroquia de Nuestra Señora de las Flores, del siglo XVI, construida sobre un castillo medieval. El resto del casco urbano muestra una disposición regular y ordenada de trazado moderno, con largas calles y paseos salpicados de ermitas.

Se trata de un pueblo agrícola lindante con Sevilla, con muchas características campesinas. Las calles están rodeadas de edificios de época y otro de los monumentos que se pueden encontrar es la ermita de Jesús Nazareno, situada en el paseo Pedro Vargas y rodeada de jardines. Es un templo barroco del S. XVIII de esbelta fachada.

Belleza en San Andrés
Cuando se habla de las playas de San Andrés en Colombia se está hablando del paraíso en la tierra.

Los turistas que llegan en avión, pueden ver desde el aire el mar de siete colores que alberga peces coloridos y corales rebosantes de vida. La isla de San Andrés se encuentra a 700 kilómetros de la costa continental colombiana, su pueblo tiene influencias de ingleses, españoles, piratas y corsarios que  se mezclaron con el pueblo afro para dar como resultado una cultura rica, llena de ritmos que se mueve al son del reggae. Es un destino perfecto para disfrutar de la playa, practicar deportes náuticos, bucear y hacer ecoturismo.

Bastante más al norte de América, ya en México, San Andrés cambia de geografía. San Andrés Cholula está ubicado en el centro oeste del estado de Puebla en el altiplano central de México a 122 kilómetros al este de la Ciudad de México. Es considerado uno de los asentamientos más antiguos de América y se ha mantenido constantemente poblada por diversos grupos étnicos.

Los sitios que no se pueden dejar de visitar en esta agradable zona son la parroquia de San Andrés Cholula y la iglesia de San Andrés, cuya construcción del templo es del primer tercio del siglo XVI concluida durante la primera mitad del siglo XVII.

Esta ciudad es famosa por sus 365 iglesias, una por cada día del año, además de que en ella se visita la pirámide más grande del mundo en su base y se disfruta de la danza de los Huehues, mejor conocida como “La Danza de los Viejitos”, un lugar con cientos de atractivos para disfrutar.

Las dos Rosario
A Rosario, Santa Fe, se arriba en el aeropuerto internacional Rosario Islas Malvinas y una vez allí se puede viajar en taxi o en colectivo hacia un hostel (los baratos están cerca de la terminal de colectivos) o un hotel en el centro de la ciudad.

En su visita, el viajero no puede perderse el Monumento a la Bandera, el Parque de la Independencia, el Centro Cultural Parque España, el acuario del río Paraná, entre otros. Se trata de una ciudad muy activa, con bares, restaurantes y shows para disfrutar de ella tanto en el día como en la noche.

Cerca de Santa Fe, aunque no tanto, también está la otra Rosario, esta vez en Uruguay. Rosario combina historia, arte y naturaleza y es reconocida como la Ciudad del Arte Mural Histórico. Los murales están vinculados a la anécdota regional o a hechos históricos específicos registrados en la localidad.

Otra actividad importante de esta ciudad es el carnaval, ya que durante meses se preparan para los espectaculares corsos que se realizan en los meses de verano con gran participación popular.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina