¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Más lluvias complican a los inundados brasileños

Previsiones de nuevas precipitaciones dificultan labores de rescate y de relocalización de afectados. El uso de canoas en las calles se volvió usual
domingo 26 de mayo de 2024 | 6:02hs.

Las autoridades brasileñas han informado que las devastadoras inundaciones en el estado de Río Grande do Sul han causado la muerte de al menos 165 personas desde principios de mayo. Además, se reportan 74 personas desaparecidas y más de un millón de afectados, incluidos más de 41,000 refugiados e inmigrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Además de esta tragedia el pronóstico del tiempo no es nada alentador ya que esperan intensas lluvias para este lunes y martes.

El gobernador del estado, Eduardo Leite, ha calificado este desastre como “el mayor desafío en la historia” de la región. Las recientes fuertes lluvias han destruido infraestructuras, viviendas y han dejado a numerosos municipios aislados, sin servicios básicos como electricidad y agua.

Mientras tanto, organizaciones internacionales como el Acnur están colaborando con las autoridades brasileñas para mitigar los efectos del desastre. Están proporcionando alojamiento de emergencia y ayudando en la evaluación de las necesidades de las comunidades afectadas, tanto de ciudadanos locales como de refugiados.

La situación en Río Grande del Sur es crítica, con previsiones de más lluvias y condiciones meteorológicas adversas que complican las operaciones de rescate y recuperación. La comunidad internacional y diversas organizaciones humanitarias continúan monitoreando y apoyando los esfuerzos de socorro en la región.

Defensa Civil de Río Grande do Sul confirmó un total de 165 muertes como consecuencia de las inundaciones que azotaron el estado.

Además, en Río Grande do Sul se confirmaron cuatro muertes por leptospirosis. Según la Secretaría de Salud del Estado (SES), ya se habían registrado otros casos y muertes antes del período de calamidad pública que afronta el estado.

Para colmo de males, intensas lluvias volvieron a azotar la capital, Porto Alegre, en las primeras horas del jueves 23, dejando calles y avenidas nuevamente inundadas. En algunos barrios de la ciudad el agua ya estaba retrocediendo, pero las últimas precipitaciones volvieron a preocupar a los vecinos. En barrios de todo el municipio, el agua subió por la alcantarilla e inundó zonas que aún no se habían visto afectadas. Según el Departamento Municipal de Aguas y Alcantarillado (DMAE), el lodo arrastrado por las inundaciones de las últimas semanas se ha secado y, como consecuencia, las arterias fluviales se han obstruido, dificultando la evacuación del agua de lluvia. Además, la basura se ha acumulado en las calles, dañando aún más el sistema de drenaje de la ciudad.

La caída de árboles también se registró durante la noche de este jueves 23 en Porto Alegre y el nivel del Guaíba volvió a subir. Fueron 14 centímetros en casi 5 horas, pero a pesar de ello, el lago se mantiene por debajo de los 4 metros con 3,83 metros a las 10 de la mañana del jueves. A las 7 de la mañana del viernes 24, el nivel del lago alcanzó los 3,92 metros.

Debieron suspenderse las clases en Porto Alegre y la Región Metropolitana, tanto en escuelas públicas como privadas. Se espera que las clases se reanuden mañana. En Arroio do Meio, en el valle de Taquari, el puente instalado por el Ejército brasileño fue arrastrado por la corriente tras una intensa lluvia. La pasarela permitió el desplazamiento seguro de la población que se encontraba aislada en la ciudad. Según los militares, no hubo heridos.

Miles de mascotas rescatadas

Un antiguo hipermercado en la ciudad de São Leopoldo, en el sur de Brasil, se ha convertido en un refugio para decenas de mascotas rescatadas durante las inéditas inundaciones que han afectado la región.

Las estanterías llenas de productos que ocupaban este enorme espacio comercial han sido sustituidas por casetas con mascotas que buscan a sus dueños o directamente un nuevo hogar.

Es la segunda vez que Giovanna Godoy, de 50 años, acude al refugio en busca de su perrita de siete años que perdió durante las inundaciones que han afectado gravemente a todo el estado de Río Grande do Sul, en el extremo sur del país.

“La primera vez que vine no la encontré y ahora he vuelto porque hicieron una publicación diciendo que estaba aquí”, declaró a EFE.

En el refugio trabajan voluntarios como Alison, que cuida de una perra a la que ha bautizado como Dafne y que acaba de ser curada de una herida en la cara.

“Vamos a buscarle un hogar”, dice el voluntario, que lleva a Dafne en un carrito de la compra del antiguo hipermercado.

Más de 12.000 animales, entre mascotas y especies salvajes, han sido rescatados desde el inicio de las inundaciones hace tres semanas en Río Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina. Los brasileños han seguido con gran preocupación la situación de los animales afectados por las inundaciones, como fue el caso del caballo Caramelo, que estaba subido a un tejado rodeado de agua antes de ser rescatado en una operación transmitida en vivo por la televisión.

La propia primera dama de Brasil, Rosângela Lula da Silva, también conocida como Janja, visitó un refugio hace un par de semanas y adoptó una perra rescatada a la que le puso el nombre de Esperanza.


Casas prefabricadas de emergencia

Esta semana, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) envió a Rio Grande do Sul casas prefabricadas utilizadas por refugiados para albergar a los afectados por las inundaciones.

Las casas miden 17,5 m², pesan 140 kg y cuentan con puerta, 4 ventanas, otros 4 espacios de ventilación y un sistema de iluminación básico.

En total llegaron 8 viviendas al municipio de Canoas y la previsión es que la próxima semana lleguen otras 200 viviendas, que vienen desde Colombia.

Mayo de 2024 es el mes más lluvioso en Porto Alegre Según datos del Instituto Nacional de Meteorología (INMET), hasta las 11 de la mañana del viernes 24, la precipitación acumulada para el mes de mayo de 2024 era de 478 milímetros.

Este volumen supera el récord anterior de precipitaciones de mayo, registrado en 1941, año de la mayor inundación de la historia de Porto Alegre con 405,5 milímetros acumulado . Anteriormente, el récord pertenecía a septiembre de 2023 con un total acumulado de 447,3 milímetros.

En términos de comparación, climatológicamente hablando, el mes de mayo en Porto Alegre tiene una precipitación media de alrededor de 112,8 milímetros, según la normal climatológica de 1991 a 2020.

Soja: bajas notables en la producción

Brasil, el mayor productor y exportador de soja del mundo, enfrenta una disminución en su producción estimada para la campaña 2023/2024. Datagro, una consultora líder, ha reducido su proyección a 147,57 millones de toneladas métricas, comparado con los 147,96 millones de toneladas previstos anteriormente. Esta revisión a la baja se debe a un descenso esperado del 10,8% en los rendimientos nacionales.

En particular, el estado de Río Grande do Sul, el segundo mayor productor de soja después de Mato Grosso, ha sido gravemente afectado por inundaciones. A pesar de esto, Datagro menciona que una revisión al alza del tamaño global de la superficie plantada podría compensar parcialmente estas pérdidas. La nueva estimación sitúa la siembra de soja en 45,935 millones de hectáreas, un aumento del 2,8% respecto a la campaña 2022/23. El 24 de mayo de 2024, distintas consultoras agrarias han ajustado a la baja sus estimaciones de producción debido a condiciones climáticas adversas.

Nueva alerta de precipitaciones

¿Que opinión tenés sobre esta nota?