Volver a la canción

Martín Verón y la evolución del rock local

El joven, parte la banda revelación Iris, hoy se configura como cantautor y comienza a desandar su propio camino artístico con canciones frescas que recuerdan los tiempos de fogón
sábado 25 de mayo de 2024 | 6:00hs.

Martín Verón tiene un andar seguro, confiado y apacible que se desliza entre sus canciones con madurez que sorprende para sus 18 años.

Tras recorrer escenarios junto a sus amigos agrupados en Iris Reverie -banda revelación del rock posadeño actual- hoy Martín continúa su trabajo como solista y explota el estilo canción con su dulce y aterciopelada voz que recuerda a los grandes del rock que lo influenciaron.

Luis Alberto Spinetta, Gustavo Cerati, Charly García, Michael Jackson y hasta Carlos Gardel son algunas de las figuras que admira y que se cuelan en su forma de hacer música.

Egresado ya de la escuela secundaria, Martín estudia Locución al tiempo que sigue formándose como guitarrista y cantante.

Su manejo de escena indica experiencia y con versatilidad denota una tierna predisposición que le permite improvisar cuando, en una fiesta por ejemplo, le piden una cumbia, un chamamé o alguna canción específica.

 Según relató en Radioactiva,  canta desde los 9 años, pero “le agarró la mano hace unos dos años”. Con la pasión como guía, comenzó a dedicarle cada día más y más horas a la práctica musical para sonar armoniosamente y sin aparente esfuerzo.

Aunque con su banda Iris tienen publicadas algunas canciones en las redes, Martín está en el proceso de componer, grabar y lanzar las propias.

En ese camino, recientemente presentó Va a estar bien, que fue grabada junto a un amigo en Leandro N. Alem y ya está disponible en Spotify.

En entrevista con El Territorio en Radio, el joven recordó la trayectoria que logró Iris en poco tiempo y la marcada inspiración en Los Beatles en esa formación. Iris despuntó en Posadas junto a bandas como Amus y Rot Alone, de adolescentes que apostaban fuertemente al rock en un clima donde parece reinar la música urbana.

Según entendió Verón, si bien hoy la industria está enfocada en otros ritmos, “la influencia de Cerati, de Spinetta está muy presente en la actualidad y sobre todo en los músicos”.

Y obviamente el entorno donde crecieron estos jóvenes fue clave. En el caso de Martín, su papá Gustavo fue esencial en esa transmisión. “Mi papá escuchaba mucho los Beatles por ejemplo, y eso te va nutriendo”, contempló al tiempo que alertó que siempre sus padres lo impulsaron musicalmente, aunque en su casa no sean instrumentistas. En su árbol familiar en tanto, sí aparecen su tío Manuel, por parte de su mamá, como uno de sus maestros y algunos tíos abuelos que supo eran entusiastas músicos en otros tiempos.

Sobre la convivencia con sus pares que se suponen hoy más adeptos al freestyle, trap, reguetón y otros... Martín detalló que no tiene prejuicios con la música y aunque escucha más rock, tal como sus amigos más cercanos, “disfruto de la música en general. Trato de disfrutar siempre y hay canciones de reggaeton que me gustan también”, planteó.

Aparentemente salidas de otra época pero con una naturalidad que nos abraza, sus canciones hablan de cartas, de barrio, de mirarse a los ojos..

Según relató su poesía no se basa en experiencias personales estrictamente sino que cual cronista, recolecta imágenes y les va dando forma. “No es que yo vivo sí o sí en carne propia todo lo que cuento en las canciones, pero sí, suelo imaginarme situaciones o inventar mi historia yo mismo. Me parece interesante esa idea”, graficó el joven cantautor.

En principio su rutina es: guitarra en mano, seguir una melodía elegida e  ir acomodándole la letra. “Me voy imaginando palabras que por ahí pueden quedar bien y me voy creando una historia yo mismo, con las palabras que me voy imaginando”, explicó.

Nos conocimos en un barrio/ perdido sin saber qué hacer/ vi la ansiedad entre sus ojos y me costó entender/ que su pasado fue muy triste/ tuvo momentos de placer/ me fui acercando poco a poco y me costó entender/ pero así no debe ser/ mi amor/ Lo difícil que me ves también/ y en tus ojos yo veo la prisión/ que me dice todo va a estar bien/ que me dice todo va a estar bien, dice su single estreno en un tono relajado, envolvente.

De escenarios y plataformas

Su recorrido parece corto pero a la vez más que nutritivo. Tras los recitales entre amigos que organizaron en el Anfiteatro Griego, Martín junto a Iris recorrió festivales y escenarios de la provincia que  lo enaltecieron. Llegaron a la final posadeña del concurso Mate Rock en 2022 y al Patio Federal de Tecnópolis  en 2023. También telonearon a Caras Extrañas y Viejas Locas a pesar de ser menores de edad.

Martín recordó que esas experiencias los llenaron de anécdotas. Aunque formaban parte de la grilla de un evento, eran la banda telonera del número central, no podían circular libremente por el boliche, por ejemplo, por ser menores.

“Nos veían chicos y eso generaba un problema”, alegó sobre el día que recorrieron todos los bares de la costa capitalina y no consiguieron ninguna fecha para tocar.

Hoy Martín se presenta con otra impronta y sostiene que el rock sigue vigente. Postula que el indie es  “la demostración de cómo el rock no muere, sino que evoluciona”. De la misma manera resalta a Airbag -banda que también comenzó con los músicos siendo muy adolescentes- como uno de los  grupos “que mantiene el Hard Rock”, fuera del prejuicio basado en sus hits más populares.

Y mientras tanto, entre tersas melodías y estribillos de fogón, Verón sigue componiendo. Nuevos temas como Algo y Otra vez, verán la luz en los próximos meses.


Para agendar

Nuevas canciones
Si bien algunas creaciones de Martín pueden escucharse en las redes de Iris, hoy el cantautor comienza a desplegar sus temas en la cuenta propia de Spotify como también en YouTube
@martinveron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?