¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Se estima que hay 2,3 millones de afectados por las constantes lluvias

Más de 80.000 personas rescatadas por las inundaciones en el Sur de Brasil

Hasta ayer se contabilizaban 156 muertos y 94 desaparecidos. También se relevaron más de 12.000 animales que fueron salvados ante el avance de las aguas
domingo 19 de mayo de 2024 | 6:02hs.
Muchas familias ya llevan tres semanas en asentamientos provisorios en clubes o escuelas.  Foto: ap
Muchas familias ya llevan tres semanas en asentamientos provisorios en clubes o escuelas. Foto: ap

Las autoridades brasileñas rescataron hasta el momento a 82.666 personas y 12.215 animales tras las graves inundaciones que han devastado la región sur de Brasil, informó ayer Defensa Civil. Según el último balance de víctimas se han registrado por el momento 156 muertos, uno más con respecto al viernes, y 806 heridos, mientras que el número de desaparecidos bajó a 94, cuatro menos que en la víspera.

Las inundaciones, lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra han causado daños cuantiosos en el 90 % de los municipios del estado de Río Grande do Sul, una importante región agropecuaria e industrial en el sur de Brasil con una población de 11 millones de habitantes.

Aún hay barrios enteros de algunas ciudades de Río Grande do Sul, el estado más castigado por la tragedia climática, que siguen anegados por el agua dos semanas después del temporal sin precedentes en esa zona del país que se prolongó por varios días.

Hay 2,3 millones de damnificados en Río Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina, de los que 620.000 tuvieron que abandonar sus hogares y marcharse a albergues o las casas de sus parientes.

Porto Alegre, la capital regional, sigue parcialmente inundada, con el principal aeropuerto de la ciudad fuera de servicio de forma indefinida y el centro histórico anegado, aunque en los últimos días ha comenzado a bajar el nivel de río que baña la ciudad, dando un respiro a sus habitantes.

La administración del presidente Luiz Inácio Lula da Silva también ha anunciado un amplio paquete de ayudas económicas, que incluye subsidios, créditos en condiciones favorables y el perdón de la deuda de Río Grande do Sul con el Tesoro por los próximos tres años.

Para este fin de semana se espera la llegada de un nuevo frente frío en el sur de Brasil y lluvias aisladas que pueden llegar a dificultar todavía más las labores de los equipo de rescate, que han evacuado últimamente personas con síntomas de hipotermia.

Sistema de salud en jaque

Las inundaciones en el sur de Brasil han llevado al límite al precario sistema de salud público, con hospitales cercados por el agua, pacientes siendo transferidos a las prisas y decenas de ambulatorios afectados por esta catástrofe climática, que deja hasta ahora 156 muertos y 94 desaparecidos.

Las lluvias que desde finales de abril han azotado el estado de Río Grande do Sul han sumergido buena parte del municipio de Canoas, uno de los más afectados. Dos tercios de la población fueron evacuados y uno de los hospitales de la ciudad aún luce cercado por el agua.

En el Hospital de Pronto Socorro Diputado Nelson Marchezan el agua ha tapado casi por completo la entrada de visitas. Un frigorífico flota alrededor. “Está perdido”, en palabras del alcalde Jairo Jorge.

El impacto en la estructura sanitaria regional ha sido tremendo. Según cálculos iniciales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística y la Universidad Federal de Río Grande do Sul, al menos 801 puestos de salud en 123 ciudades han sido inundados total o parcialmente.

Algunas unidades de atención básica han sido totalmente destruidas. Por ello, se han montado de urgencia varios hospitales de campaña, algunos gestionados por las Fuerzas Armadas.

“Tenemos un volumen bastante grande (de pacientes)”, afirma a EFE Cecilia Soster, enfermera responsable por el hospital de campaña levantado en Porto Alegre. Por otra parte el Ejército instaló otro en la localidad de São Leopoldo, donde cerca de la mitad de los puestos de salud están cerrados. “Estamos haciendo una media de 100-120 consultas por día”, relata el teniente-coronel Frederico Fuhrmeister, médico que coordina la unidad.

Además, en los primeros días del desastre no había agua potable y hubo serios problemas con el abastecimiento de medicamentos.


Hallaron cocaína entre las donaciones

Una acción conjunta de la Policía Federal de Caminos (PRF) y la Policía Militar de Caminos de Santa Catarina encontró más de 50 kilos de droga escondidos en un camión que transportaba donaciones para los afectados por las lluvias en Río Grande do Sul. Según el parte del incidente, el camión fue interceptado en la carretera estatal SC-480, en San Domingos, en el oeste de Santa Catarina, el sábado por la mañana (18).

El vehículo, que tenía matrícula de Cascavel, en Paraná, transportaba aproximadamente 20 toneladas de donaciones que fueron recaudadas legalmente por la Defensa Civil de Paraná. El camión incluso tenía la credencial de ayuda humanitaria emitida por la Defensa Civil de Cascavel.

Prevén que todavía hay cientos de autos bajo el agua en Porto Alegre

¿Que opinión tenés sobre esta nota?