viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

Trabajo es dignidad

Desde el papa Francisco hasta el presidente de la Nación, candidatos a diputados y empresarios argentinos, revalorizan el empleo y buscan reemplazar planes sociales. Inflación y votos. El turismo, con los mejores números. Pedido de compensación por conservar la selva misionera para el mundo y la comercialización de los bonos de carbono

domingo 17 de octubre de 2021 | 6:05hs.
Trabajo es dignidad

“El trabajo expresa y alimenta la dignidad del ser humano, le permite desarrollar las capacidades que Dios le regaló, le ayuda a tejer relaciones de intercambio y ayuda mutua, le permite sentirse colaborador de Dios para cuidar y desarrollar este mundo, le hace sentirse útil a la sociedad y solidario con sus seres queridos”. En esos términos se expresó esta semana el papa Francisco al participar del Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) al ratificar que el trabajo, más allá de los cansancios y dificultades, es el camino de maduración, de realización de la persona, que da alas a los mejores sueños.

En definitiva, Francisco lo que sostuvo es que no se puede vivir de subsidio, al destacar a su vez la noble vocación del empresario que busca con creatividad producir riqueza y diversificar la producción, haciendo posible al mismo tiempo la generación de puestos de trabajo. Solicitó a los empresarios para que se diversifiquen las oportunidades laborales, con la convicción de que los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria. Sus expresiones se dieron en momentos en que en la Argentina se comienza a repasar los destinos de los planes sociales que se distribuye para unos 12 millones de beneficiarios en total que son los sectores más vulnerables, por ahora, sin contraprestación laboral, pero eso podría cambiar. De hecho, horas más tarde el propio presidente Alberto Fernández sostuvo que se debe cambiar planes por empleo y que ese debe ser el primer objetivo, al destacar que con ello además se estará combatiendo a la pobreza en la que están sumidos millones de familias en el país. Recordó que los planes sociales no son propios sólo de este gobierno. De hecho, hizo un repaso de la situación social y económica, remontándose al 2003 para detallar cómo se fue modificando la política de asistencia social mediante los llamados planes sociales. Recordó los menos de 200 mil planes que dejó Cristina Fernández de Kirchner al concluir mandato, que luego se multiplicarían durante la gestión de Mauricio Macri, quien tras cuatro años de gestión terminó entregando el mandato con casi 800 mil beneficiarios de planes, sumado al cierre de 23 mil Pymes, que elevaron los niveles de pobreza y desocupación. Luego la pandemia haría su parte, al paralizarse el sistema productivo del país, como ocurrió en la Argentina y en el resto del mundo. Según estimaciones de Idea, en los últimos diez años cayó 5% la cantidad de empleados formales del sector privado, con un incremento en el mismo período del empleo público.

Alberto Fernández al defender la doble indemnización transitoria, sostuvo que una economía que crece, produce y exporta necesita de una fuerza laboral bien paga y protegida en sus derechos. Recordó que con el actual régimen laboral se crearon en la Argentina casi 4 millones de empleos entre 2002 y 2015. Por ello, Alberto Fernández anunció que prepara un decreto marco para crear un sistema que permita a los beneficiarios de planes sociales pasar a emplearse en la actividad privada sin perder ese derecho, una medida que consideró vital para el combate de la pobreza. Pero, además del trabajo, también se refirió ante los empresarios a la deuda externa a la que calificó como un problema heredado y que debe resolverse definitivamente.

El mandatario nacional de esta manera cerró así el 57° Coloquio de Idea en el Centro Costa Salguero que se desarrolló bajo el lema “Logremos una Argentina sostenible”. Como propuesta desde Idea se lanzó la necesidad de una creación de un régimen laboral de emergencia que impulse rápidamente la creación neta de puestos de trabajo e incentive la formalización a través de bonificaciones temporales en cargas patronales y un nuevo esquema con indemnizaciones más bajas para empresas pequeñas y medianas. Piden desincentivar la industria del juicio y la adaptación a las nuevas demandas del mercado de trabajo que faciliten la inserción laboral. Pero lo cierto es que es necesario más trabajo y producción y poner freno a los intentos de flexibilización que sólo apunta a despedir y expulsar del campo laboral a los argentinos, como propusieron desde Juntos por el Cambio que impulsa un proyecto de ley para eliminar la indemnización por despido y reemplazarla por un seguro de desempleo.

En medio de la disputa cegada que existe en el país central, hay cuestiones centrales que provincias como Misiones viene trabajando de manera silenciosa. Es en la formación en la economía del conocimiento, para dar respuestas a, por ejemplo, la alta demanda de programadores en el país. Es decir, la población de la tierra colorada transita en el camino a la innovación pensando en el futuro laboral.

Con los empresarios
Lo cierto es que también existió otra actividad relacionada al empleo y la inversión. La movida la realizó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien hizo de puente para que los empresarios del círculo rojo se reunieran en Casa Rosada con Alberto Fernández. En el encuentro también estuvieron presentes el jefe de Gabinete Juan Manzur y Eduardo “Wado” de Pedro, para recibir a los empresarios Marcelo Mindlin, Marcos Bulgheroni, Francisco De Narváez, entre otros. Se apuntó en avanzar hacia un acuerdo para después de las elecciones. Se plantearon los dos ítems señalados para reactivar la producción. Así como también hizo ante Idea, planteó la actual tratativa con el Fondo Monetario Internacional, al sostener que el gobierno está discutiendo cómo se paga esa deuda. Adelantó el jefe de estado, algunos puntos solicitados al FMI como la reducción de las tasas y extender al máximo los tiempos de cumplimiento de esa deuda de 42.000 millones de dólares. Allí les aseguró que el acuerdo se cerrará en diciembre.

Está claro que con la oposición política resulta complejo negociar acuerdos básicos post electorales, al estar envalentonados con el posible triunfo en noviembre y con la mirada puesta en el 2023. Por lo tanto, al gobierno le queda intentar consensuar con diferentes actores de la economía y sectores sociales para cumplir sus objetivos de gobierno.

La historia sin fin con la inflación
Para normalizar la economía y avanzar en la generación de empleo se debe bajar la inflación que subió en septiembre a 3,5% y pasó a ser la más alta desde abril, según datos del Indec. Esto implica que en los primeros nueve meses del año, los precios acumularon una suba del 37%. Si se quiere profundizar el grave problema, se puede señalar que en los últimos doce meses sumaron 52,5% de aumento. Es un problema que aún no logra frenar este gobierno. Esto repercute de manera directa en el bolsillo y humor de los argentinos. Es que la inflación y el deterioro del poder adquisitivo castiga a los argentinos y como consecuencia repercuten de manera negativa en la gestión, ya que bajan las chances electorales del gobierno. En estas condiciones le resultará al gobierno muy difícil revertir los resultados con la alta inflación. Claramente el gobierno viene perdiendo contra la inflación y no encuentra la forma de resolverla. Ahora se vuelve a intentar con recetas viejas que no funcionaron. Roberto Feletti, flamante secretario de Comercio Interior, les pidió a empresarios de supermercados que mantengan los precios de 1.200 artículos durante 90 días. Se probaron una y otra vez el congelamiento de precios, con múltiples nombres y en todos los casos resultaron un fracaso. Está visto que cuando no hay un acuerdo formal de respetar tal determinación, la reducción de los aumentos de precios se parece más a una entelequia. Pero el Estado debe poner todo lo que tiene a su alcance para controlar este flagelo, no puede ser que estemos en el lote de los peores 5 países del mundo con alta inflación. Obviamente no es un problema de un espacio político, es de toda la dirigencia política y empresarial que fracasan año tras año en encontrar la solución definitiva.

Turismo en recuperación
El fin de semana XL con el feriado puente del viernes y el Día del Respeto a la Diversidad Cultural representó una muestra de las posibilidades de rápida recuperación que podría tener el turismo en Misiones. Todas las previsiones se cumplieron con la hotelería de Puerto Iguazú al tope y con muy buenas plazas ocupadas en ciudades como Posadas o El Soberbio, con demandas que superaron la prepandemia. Datos oficiales indicaron que el movimiento significó un gasto superior a los 288 millones de pesos. De esta manera, la tierra colorada se convirtió en el segundo destino de preferencia en el país y con el 100% de operatividad de los diferentes atractivos. El avance de la vacunación y el cuidado ciudadano sirven para la nueva normalidad. Representa el reinicio de la actividad, aunque hay cuestiones por resolver sobre lo que también Misiones se encuentra trabajando como simplificar el ingreso por el puente que une Foz de Iguazú a Puerto Iguazú. Los altos costos del PCR que se exige, más otros trámites burocráticos desalientan a los pobladores de Brasil a cruzar para hacer turismo en la ciudad argentina o eventualmente realizar algunas compras. Todavía son cuestiones pendientes de resolver y simplificar, para lograr mayor fluidez en el paso. A propósito, todas las expectativas estuvieron centradas en las aperturas de los pasos entre Encarnación y Posadas y entre Bernardo de Irigoyen y Dionisio Cerqueira. Tras el pedido efectuado por la provincia se habían elevado los protocolos correspondientes, que está visto representa un lento proceso de resolución en el gobierno central. La ansiedad hizo que desde Paraguay se apuraran diversas reuniones, acondicionaran para recibir a los visitantes argentinos confiado en que la apertura se concretaría el sábado, pero finalmente se dejó para la semana entrante para iniciar la apertura formal.

Novedoso reclamo de Misiones
Esta semana Misiones, tras reiterados pedidos formales, decidió poner en números la deuda que tiene Nación con la provincia por la conservación del medio ambiente. El pedido formulado por el gobernador, Oscar Herrera Ahuad, al jefe de Gabinete, Juan Manzur, es que se incluya en el presupuesto nacional 2022 una compensación de 114 mil millones de pesos en carácter de reparación histórica. La administración provincial recordó que desde la tierra colorada se contribuye de manera esencial con los objetivos de la lucha contra el cambio climático que se impuso la Nación en el marco del Acuerdo de París. Siempre se destacó tal esfuerzo como lo hizo el presidente de la Nación Alberto Fernández en Misiones en dos oportunidades, pero nunca se materializó ninguna ayuda concreta. Es decir, con la conservación que realiza la provincia se beneficia todo el país, pero nunca se reconoció tal esfuerzo a Misiones por albergar el 52% de la biodiversidad del país. Al respecto el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira afirmó en la semana que los misioneros deben valorar lo que tienen y, sobre todo, hacer valorar al resto del mundo y, en consecuencia, como todo bien preciado, se debe pagar por este esfuerzo. Recordó que ello forma parte de la contribución para que Misiones mantenga este nivel de preservación, a favor de la Argentina y toda la humanidad. Es decir, el país necesita de Misiones para seguir mitigando los efectos contaminantes de industrias como la petrolera, minera o papelera.

A su vez, se insistió esta semana, como ya se indicó en esta columna que la provincia en el marco del presupuesto nacional 2022, reiterará en el pedido de la implementación de la ley de Zona Aduanera Especial, una norma muy esperada por todos los misioneros para lograr mayor competitividad.

Bonos de carbono
A su vez, Misiones dio otro paso clave en monetizar la generación de oxígeno. Rovira, en conferencia de prensa, se refirió a dos acuerdos celebrados en tal sentido para la comercialización de bonos de carbono. Con ello busca que el mundo reconozca los activos ambientales y lleguen recursos para financiar el manteniendo del medio ambiente y el ecosistema local. Planteó que los misioneros debemos empezar a contabilizar nuestros activos ambientales, al destacar que ello es posible porque el mundo ha aceptado al medioambiente como un bien transable y que las actividades en el campo de los bonos de carbono o mercado de carbono, es aceptado como un verdadero mercado, como el de los commodities. Se indicó que los beneficios que lleguen a Misiones mediante el ingreso al mercado mundial de bonos verdes se utilizarán en el impulso a la economía del conocimiento, el desarrollo de la educación de vanguardia en todos sus niveles. En forma paralela se destaca una nueva opción, la del turismo ecológico y de paisajes.

En gestión
En materia de gestión del gobernador Herrera Ahuad, se destacan la inauguración del mercado zonal concentrador de Eldorado, una obra muy anhelada por los productores y consumidores de la zona Norte y en la misma zona, pero en Puerto Iguazú la inauguración de la toma de agua que representó la respuesta a un histórico reclamo.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias