sábado 27 de febrero de 2021
Cielo claro 27ºc | Posadas

Bernardo de Monteagudo, incógnitas

miércoles 03 de febrero de 2021 | 6:00hs.
Bernardo de Monteagudo, incógnitas

En un artículo anterior expuse que en la asamblea del año 13, San Martín lideraba una minoría que bregaba por alumbrar una Constitución. Entre ellos, el tucumano Bernardo de Monteagudo, fue de los pocos que lo apoyaron. Patriota que resultó más conocido cuando el doctor José María Ramos Mejía, fundador y presidente del Círculo Médico Argentino, escribió desde su cátedra de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires ‘La neurosis de los hombres célebres en la historia argentina’, y otros  sobre patologías mentales. Ramos Mejía en sus estudios concluye que, Monteagudo fue un hombre nervioso henchido de emotividad que a la más ligera insinuación del mundo exterior responde con un estallido. Es el ejemplar humano menos subjetivo, si se quiere, pero más sensible, porque basta que la impresión, por decirlo así, roce sus sentidos, para que se produzca la descarga, y las emociones nazcan en tumulto con una fecundidad lujuriosa y primitiva.

Cuenta que fue testigo con sumo placer del fusilamiento de los jefes españoles ordenado por Juan José Castelli en el Alto Perú y, como Castelli y Mariano Moreno, realizó sus estudios en la universidad de Chuquisaca donde conoció el pensamiento de Rousseau, inclinándose por el accionar de Robespierre, pues observó la explotación inhumana del español al indígena en las minas del Potosí. Decía: Si se exprimiera la plata, saldrá sangre indígena. Así expuesto, en su tiempo, adquirió más fama que otros patriotas.

Monteagudo acompañó a San Martín desde su paso por la Cordillera de los Andes hasta la entrevista del prócer con Simón Bolívar en Guayaquil. Antes, en Chile, redactó el acta de la Constitución del país hermano que firmara Bernardo O`Higgins en enero de 1818. Es decir que ambos, San Martín y Monteagudo, sostenedores de elaborar la Constitución cinco años antes en la Asamblea del año13, concretaron cinco años después en el país trasandino.

Todo este introito obedece a que en nuestra provincia hay un paraje con el nombre Monteagudo que ofrece la incógnita de su origen, no el de Belgrano, por ejemplo, que anduvo por estos lares.

 En Argentina hay dos villas, no más, que llevan su nombre: una en Tucumán, por lógica, y otra en el partido de San Martín en Buenos Aires. En Bolivia, donde el prócer tuvo destacada actuación, es la cabecera del municipio de la provincia de Chuquisaca, perteneciente al departamento Hernán siles. En consecuencia, en ambos países, son los únicos lugares que recuerdan su nombre

Durante 150 años las Misiones fueron administradas por los curas jesuitas, quienes llegaron al cenit de la actividad económica y cultural al momento de su expulsión en 1776. En los pueblos que levantaron ejercieron un sistema socialista y humanista único como jamás se repitió en la historia de la humanidad. Luego de la sangrienta guerra guaranítica y la diáspora de sus habitantes, tuvieron gobernantes nombrados por Buenos Aires como Tomás de Rocamora, adherente de la Revolución de mayo. Acto seguido, el ocurrente Gervasio Antonio Posadas creará en 1814 la Provincia de Corrientes a la que anexa Misiones. Por ese entonces, los hermanos paraguayos asentados en estas tierras no estaban dispuestos a entregarlas pacíficamente. Pues entonces surge la figura de Andrés Guacurarí quien defiende el terruño y los vence con un ejército de nativos en el  de Combate de Candelaria, recuperando para Misiones del dominio paraguayo y de la posesión correntina.
Esta autonomía duraría pocos años cuando Guacurarí cae prisionero de los luso- brasileños y Artigas pierde la batalla de Tacuarembó en 1820. Así la región vuelve al dominio de Corrientes, cuyas autoridades dictan un Decreto de posesión haciendo desaparecer materialmente del mapa a Misiones. Esto no evita que la región siguiera siendo terreno de disputa pues, hacia 1834, el dictador Rodríguez de Francia toma posesión del lugar, arrea a sus habitantes y lo anexa al Paraguay. Esta tutoría la pierden en la retirada del comienzo de la guerra de la Triple Alianza, y al término de la guerra la Argentina anexa lo que hoy es Formosa, pero Misiones seguiría perteneciendo a Corrientes.

¿Y cuándo recupera su actual identidad? Cuando el 22 de diciembre de 1881, el gobierno de Julio Argentino Roca, promulga por ley Nacional la federalización de Misiones separándola definitivamente de Corrientes. Por lógica los correntinos protestaron aduciendo despojo y mutilación, pero la suerte estaba echada en contra de los correntinos por haber apoyado al gobernador de Buenos aires, Carlos Tejedor, en la sublevación contra el gobierno Nacional que costara la vida de miles de argentinos. En sus memorias Roca escribiría “no niego que en mi espíritu habrá pesado algún propósito de castigar a la provincia que en 1880 fue cómplice de la rebelión tejedorista”.

Se deduce entonces que Misiones es el producto de dos hechos sangrientos.

Al federalizarse, Misiones fue divida en cinco departamentos: San Martín, Iguazú, Piray, San Javier y Monteagudo. En este departamento al parecer, ya existía un paraje con tal nombre y fue el paso obligado de los migrantes brasileros que escapaban de la hambruna, pues las tierras del otro lado fueron ocupadas por los terratenientes de las grandes fazendas.

En 1915 el Departamento Monteagudo se transforma en Departamento Guaraní, cuya cabecera es el Municipio de El soberbio. Y dentro del municipio se encuentra relegada la Colonia Monteagudo, nombre de la antigua cabecera departamental.

La incógnita a dilucidar es por qué y quienes impusieron el nombre del prócer en localidades misioneras. Interrogante que quedará en el ámbito de los historiadores.

Monteagudo murió el 28 de enero de 1825 cuando iba a visitar a su amante, Juanita Salguero. Fue sorprendido frente al convento de San Juan de Lima por unos sicarios que lo asesinaron a la edad de 36 años. Era morocho pintón y mujeriego, y jamás se supo de quienes instigaron el crimen, si por celos o políticos. Otra incógnita.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias