El gobierno extendió la cuarentena hasta después de Semana Santa

Lunes 30 de marzo de 2020 | 06:00hs.
De a poco, la fisonomía del centro de Posadas fue cambiando ayer en el marco de la cuarentena total y obligatoria en el país. | Foto: Natalia Guerrero
“He tomado la decisión de que vamos a prolongar la cuarentena hasta que termine Semana Santa”, anunció anoche Alberto Fernández luego de mantener videoconferencias con los gobernadores. “Con esto vamos a lograr seguir controlando la transmisión del virus”, justificó.
El presidente explicó que de esta forma se logrará también que “el ciclo de desarrollo del virus en el cuerpo se cumpla dos veces, así vamos a tener datos más claros de cómo se incuba la enfermedad”. “Es un largo camino, pero es una guerra contra un ejército invisible que nos ataca en lugares donde a veces no esperamos”, agregó.
Fernández instó a la sociedad a seguir cumpliendo con la cuarentena: “Los resultados van a ser muy favorables”. La decisión fue tomada tras una jornada en la que se reunió con expertos y con los gobernadores de las distintas provincias. “Un grupo de ocho expertos a los que consulto me dieron su opinión de cómo evolucionaba la cuarentena y su idea de lo que deberíamos hacer”, expresó.

“Somos un caso único en el mundo”, remarcó sobre la decisión de haber puesto “la cuarentena plena apenas se inició la pandemia”.
“La realidad es que los resultados iniciales son buenos, nos alientan a seguir en este camino. Cuando dispusimos hace diez días el comienzo de la cuarentena obligatoria, nos preguntábamos si los argentinos íbamos a ser capaces de quedarnos en nuestras casas, estoy contento por cómo nos portamos como sociedad”, destacó.

También destacó la necesidad de “atender los barrios más pobres que hay en la Argentina”. “Hemos destinado no solamente recursos económicos, sino también garantizar la llegada de alimentos, lo vamos a seguir haciendo. A ellos les pido dos cosas: que respeten la cuarentena, porque el riesgo también existe allí, y que cuiden a sus mayores; necesitamos cuidar que no se contagien los abuelos que viven en esos barrios. Está en sus manos poder hacerlo respetando la cuarentena. El Estado va a estar más presente que nunca”, anunció.

“El plan es tal cual lo propusimos al principio: que la curva de contagios sea lenta para que podamos prepararnos y atender todos los casos que se presentan; estamos aprovechando muy bien el tiempo ganado”, expresó.

Por otro lado, aseguró que el gobierno no está “descuidando la economía” en medio de la pandemia por el coronavirus.
“No estamos descuidando la economía, estamos haciendo muchas cosas por la economía, no sólo para los las empobrecidos, sino ayudando a la pequeña y mediana empresa, con el ingreso familiar de emergencia, la suspensión de las contribuciones patronales, los créditos de emergencia”, enumeró el jefe de Estado.

Sobre los empresarios, dijo: “No podemos, en semejante crisis, desamparar a alguien dejándolo sin trabajo. Voy a ser duro con los que despiden gente”.
“Muchachos, les tocó la hora de ganar menos”, profundizó Alberto Fernández, haciendo hincapié, particularmente, en la empresa Techint que acaba de despedir 1.450 personas.

Reunión con los gobernadores

Durante la tarde, el presidente habló por teleconferencia con los gobernadores y planteó que de los problemas económicos “se puede volver, pero no así de las muertes”. Además, el jefe de Estado le pidió a los gobernadores que sean “muy firmes” en sus distritos con los empresarios para evitar prácticas especulativas.


Tildó de “miserables” a empresarios

El presidente Alberto Fernández tildó ayer a la mañana de “miserables” a los empresarios que despiden personal en medio de la pandemia del coronavirus en la Argentina.
“Algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden”, denunció el presidente, y les advirtió: “A esos les habló el papa Francisco y ahora les digo yo que no dejaré que lo hagan”.

“Como dije en el G20, nadie se salva solo. Hay que ser solidario, ponerse en el lugar del otro y ayudarlo”, sostuvo el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.
Días atrás, Techint confirmó que despedirá a 1.450 trabajadores, empleados de proyectos de obras y servicios privados en Buenos Aires, Tucumán y Neuquén y se justificó en el parate que generó el aislamiento social obligatorio decretado para combatir la pandemia del coronavirus.

Según informó la compañía, holding empresarial más grande de la Argentina, “se desvincularán unos 1.450 empleados de proyectos de obras y servicios para clientes privados personas Buenos Aires y Tucumán y Neuquén. Son proyectos paralizados en el marco del DNU de la cuarentena”.


Evalúan nuevas medidas de alivio impositivo

Mientras los contribuyentes claman por postergaciones y reducciones en los pagos de impuestos, la conducción económica continúa analizando medidas para aligerar la carga impositiva sobre los contribuyentes producto de la cuarentena.

Si bien a nivel oficial mantienen hermetismo sobre nuevos anuncios, esta problemática es continuamente analizada por la mesa chica económica que conforman Cecilia Todesca, vicejefe de gabinete, los ministros de Producción, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán y Mercedes Marcó del Pont, titular de la Afip.
Según trascendidos, la intención sería prorrogar pagos de impuestos y otorgar plazos para la cancelación de los tributos acordes con la emergencia. Sin embargo, el tema es discusión, comentan en los pasillos de Casa Rosada, ya que también existe preocupación por la pérdida de ingresos tributarios. El paquete de medidas ya anunciadas incrementa el déficit del Tesoro en 2 puntos del PBI. Y, el problema, es que no creen que con esto alcance.

Las autoridades evalúan que, ante el derrumbe de la facturación por la cuarentena, numerosos sectores como profesionales, técnicos y otros trabajadores independientes directamente no tienen la posibilidad de pagar. Es más, los comerciantes, pymes, sectores no declarados “esenciales” están atravesando serias dificultades, situación que se complicaría aún más de continuarse la cuarentena.

Todo esto en un contexto en el que la mayoría de las empresas se encuentra “sin resto”, de acuerdo a lo que señalan sus representantes, en una economía que no creció en tres de los cuatro años últimos. “Y los pocos que tienen resto los tienen en dólares y ni siquiera pueden ir a cambiarlos porque las cuevas están cerradas”, ironizan.

Problema complejo
El principal problema que enfrentan las pymes en el corto plazo es la falta de fondos para hacer frente a los sueldos, según la evaluación oficial. Sin embargo, voceros del sector sostienen que los salarios son sólo una parte del problema.

En las últimas horas, la conducción económica lanzó medidas en el terreno tributario.
El sábado se conoció que el gobierno dispuso ampliar hasta el 30 de junio el plazo para que los contribuyentes adhieran a la moratoria dictada en el marco de la Ley de Emergencia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina