Sector privado reclama que hay obras sociales que adeudan desde noviembre

Lunes 25 de mayo de 2020
Tras un mes de parate, el 20 de abril volvieron los consultorios externos.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuñainterior@elterritorio.com.ar

La pandemia impacta en todos los sectores. Así como el turismo o el comercio, la medicina privada también padece el daño colateral del Covid-19. El Círculo Médico Zona Sur dio a conocer la crítica situación que atraviesa el sector privado, al punto de que profesionales se vieron obligados a cerrar sus consultorios. “La pandemia, que originó la cuarentena nacional desde marzo de 2020 y continúa, está repercutiendo negativamente en el conjunto de los prestadores de las obras sociales, integrantes de la seguridad social del sistema de salud, tanto individual como institucional, por la falta de cumplimiento de pago por parte de ciertas obras sociales”, detalla el comunicado oficial.
Según el Círculo Médico Zona Sur hay algunas obras sociales o prepagas que acarrean deudas desde noviembre del año pasado. “Es una deuda importantísima. La opinión pública debe saber el riesgo que corre el médico, si en determinado momento no le cierran los números, cierran sus consultorios. Conozco en Posadas tres médicos que estan cerrando su consultorio”, señaló a El Territorio, el titular de la entidad que nuclea a unos 600 médicos, Ubaldo Astrada.
“Nos están debiendo mucho dinero a los médicos”, insistió el profesional, en tanto no dio detalles del monto ni de las empresas más morosas.
“Por ejemplo, el viernes tuvimos la reunión con una obra social sindical que reciben los aportes que realice el empleador. Este señor decía, ‘hay algunas empresas que funcionan aún estando en déficit y otras que cerraron’. Las empresas que están cerradas no venden sus productos y si no venden no tienen para pagar las retenciones de manera que no nos llega el dinero, nos explicaban. Entendemos que estamos en mora pero hay empresas que no generan dinero, entonces es como el efecto dominó de la pandemia”, sostuvo Astrada, a lo cual agregó: “La parte de la atención Covid está reglamentada pero los insumos hay que sacar del bolsillo, y si no hay pacientes internados ¿qué facturación puede haber?”.
“Nos vemos con problemas serios al no estar percibiendo el dinero que nos corresponde a las prestaciones hechas en algunos casos en noviembre y diciembre del año pasado. Y, en otros casos, y acá sí la cantidad de obras sociales es importante, enero y febrero de este año que todavía no han sido pagados. Por supuesto, están en mora”, subrayó.
El órgano encargado de regular las obras sociales es la Superintendencia de Servicios de Salud que depende del Ministerio de Salud de la Nación. Se consultó desde este diario a responsables de varias obras sociales, quienes manifestaron que no estar autorizados a dar información al respecto.
Astrada reconoció, no obstante, la voluntad del Gobierno de la provincia con el gesto de hacer un padrón y ofrecerle un contrato a quienes estuvieran inactivos. “Cuando planteamos esto, una salida del Estado provincial fue que a estos médicos que no están trabajando se les ofreció un contrato temporal en Salud Pública o bien quien estuviera interesado sumarse al sector público de manera permanente, incluso haciendo guardias. Este fue un planteo desde Vicegobernación y el Ministerio de Salud Pública a los tres Círculos Médicos de Misiones, de manera que se hizo un listado de profesionales que no estaban trabajando y se sumaron a esta propuesta”, destacó Astrada.
“El médico tiene que afrontar una estructura que no la puede mantener. Para tener una idea: debe pagar el alquiler, después obligaciones que debe cubrir para seguir funcionando, quizás la contratación de la secretaria”, aseveró.
“Debemos exhortar a las obras sociales y prepagas que adeudan las prestaciones de noviembre, diciembre, enero, febrero a que realicen la liquidación y pago de las mismas con carácter de urgente atento a la delicada situación del sector privado de la salud”, señalan desde el Círculo.
El escenario del sector privado es complejo teniendo en cuenta que sumado a lo adeudado por las obras sociales y prepagas, está el hecho de que estuvieron poco más de un mes sin facturar.
Recién el 20 de abril se permitió la apertura de consultorios externos, por ejemplo, bajo estricto protoloco sanitario. Según la disposición administrativa 524/20 dictada por parte de la Nación, la atención médica fue uno de los que retomaron la labor, con turnos previos, situación que se replicó para prácticas de laboratorio y diagnóstico por imágenes.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina