Picada en la Uruguay: "Hay una persona que no quedó bien y nunca vinieron a pedir disculpas"

Martes 22 de octubre de 2019 | 09:45hs.
Así quedó el vehículo conducido por María Adorno. | Foto: Nicolás Oliynek
El pasado lunes 29 de julio María Soledad Adorno (38) resultó con heridas y fracturas de suma gravedad cuando el Hyundai Coupé Génesis en el que circulaba rumbo a su trabajo en el Mercado Central, sobre la avenida Uruguay y a pocos metros del cruce con la calle Florencio Sánchez, fue impactado desde atrás por un Volswagen Gol que se presume corría picadas a excesiva velocidad junto a un Renault Clio.

A casi tres meses del siniestro, María Adorno se encuentra en rehabilitación, camina con muletas, se encuentra depresiva y con ataques de pánico.

"Se está recuperando de a poco, hace muy poco dejó la silla de ruedas y empezó a caminar con muletas, pero le cuesta un montón", manifestó Santiago Adorno, hermano de María, en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva.

"La estamos ayudando para que se involucre en el negocio, la estoy llevando y trayendo todos los días al Mercado Central, pero tiene mucho miedo, le quedó el trauma, muy asustada, escucha un ruido fuerte y se prende fuerte por el asiento", contó.

Por otra parte, remarcó que "María le está poniendo mucho esfuerzo, quiere recuperarse lo más rápido posible".

Respecto a la continuidad de la causa, señaló que están conforme con el trabajo de los abogados. Sin embargo cuestionó la actitud de los involucrados en el hecho. 
"Más allá del juicio, nunca vinieron a pedir disculpas, no preguntaron cómo estaba la otra persona, hay una persona que no quedó bien y lo mínimo es una disculpa", consideró.

"Están las pruebas que hay un frenazo de 50 metros, el accidente fue a 35 metros de donde dice que ella salió contramano", apuntó. 

Notas relacionadas

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina