Se busca un candidato a nuevo primer ministro

Legisladores electos en Francia dialogan para formar gobierno

Deben formar una mayoría de consenso entre partidos de izquierda, centro y extrema derecha. La situación no ocurrió nunca en la historia reciente del país
miércoles 10 de julio de 2024 | 6:02hs.
La diversidad de partidos políticos hace difícil un consenso rápido.
La diversidad de partidos políticos hace difícil un consenso rápido.

Los legisladores recién electos en Francia llegaron ayer a la Asamblea Nacional, que es la cámara baja del Parlamento, para iniciar conversaciones con el objetivo de integrar una mayoría en el gobierno después de que un caótico resultado en la elección dejó a la legislatura dividida entre partidos de izquierda, centro y extrema derecha. El presidente Emmanuel Macron pidió el lunes a su primer ministro, Gabriel Attal, que continúe en el cargo, a menos de tres semanas del inicio de los Juegos Olímpicos de París. Macron viajará a Washington hoy a una cumbre de la Otan. La elección del domingo no dejó a ninguna facción cerca de obtener la mayoría necesaria para formar un gobierno, elevando el riesgo de parálisis en la segunda mayor economía de la Unión Europea. Si bien un Parlamento fragmentado no es inusual en Europa, la situación no tiene precedentes en la historia moderna de Francia.

Los líderes de la coalición de izquierda, el Nuevo Frente Popular, que obtuvo la mayor cantidad de escaños, dicen que ellos deberían formar el nuevo gobierno. Los tres partidos principales de la coalición, Francia Indomable (de extrema izquierda), los Socialistas y los Verdes, comenzaron negociaciones para encontrar un candidato a primer ministro. Sus conversaciones se ven complicadas por las divisiones internas. Algunos impulsan a una figura de extrema izquierda, mientras que otros, más cerca de la centroizquierda, prefieren una personalidad más inclinada a lograr consensos. El primer ministro es responsable ante el Parlamento y puede ser destituido mediante una votación de confianza. La principal negociadora del partido Socialista, Johanna Rolland, dijo que el futuro primer ministro no será Jean-Luc Mélenchon, el divisivo fundador ultraizquierdista de Francia Indomable, que ha enfurecido a muchos moderados.

En declaraciones hechas ayer  en la televisora France 2, Rolland insinuó que la coalición izquierdista podría trabajar con miembros de centroizquierda de la alianza de Macron. “Estaremos abiertos”, dijo. 

Investigan a Le Pen por financiamiento ilícito

¿Que opinión tenés sobre esta nota?