Anoche se presentó en Oberá

Una orquesta con lugar para todos

La Inescuchable se afianza y prepara una nueva obra. La filosofía de reunir a experimentados y aficionados y lo comunitario como forma de construir cultura
domingo 23 de junio de 2024 | 6:05hs.
La Inescuchable supo tener hasta 60 integrantes, pero está en constante movimiento. Foto: Luciano Ferreyra
La Inescuchable supo tener hasta 60 integrantes, pero está en constante movimiento. Foto: Luciano Ferreyra

La idea empezó hace una década, pero hace seis años se afianzaron con el arte de hacer música y sonar como una orquesta.

La Inescuchable, orquesta comunitaria de Oberá, se suma a la celebración de los 24 años de la Murga del Monte y al cierre de esta edición daba una vez más una muestra de cómo la comunidad unida puede hacer música popular de calidad y poner a todos a bailar.

La filosofía de base es que todos pueden integrar el grupo, tanto quienes tengan conocimientos en música como los que nunca intentaron cantar o tocar algún instrumento. A partir de allí, todo es comunitario en La Inescuchable.

“Los primeros intentos de pensar en un proyecto de orquesta fueron en 2013”, comenzó relatando Maximiliano Juañuk, director artístico de la orquesta.

La relación con el grupo de teatro La Murga del Monte es directa. En sus variedades de obras, siempre hubo un grupo o banda de músicos, entonces comenzó la idea de gestar una propia. “Siempre dentro del espacio de La Murga del Monte y de la banda que tocaba en el grupo de teatro, empezamos a juntarnos los músicos para tener un proyecto, aunque al principio no lo pensábamos como una orquesta”, repasó Maxi.

Pasaron los años y en 2017 se planteó la idea seriamente del proyecto artístico musical que tiene la actividad en Oberá. “Puntualmente se plantea la idea en el 2017 desde la comisión directiva y dirección artística de la murga, se analiza la idea de una orquesta comunitaria, teniendo presente que otros espacios ya estaban con una experiencia similar”, recordó Juañuk.

Ya con la idea firme, accedieron a un taller de música para arrancar a reunir integrantes. “El puntapié fue un taller que dieron los directores de la orquesta del grupo Catalinas Sur de la Boca y eso nos alentó a tener una orquesta propia”, explicó Juañuk.

La filosofía de la actividad comunitaria es que todos pueden ser parte y en este caso, todos pueden integrar la orquesta, “no hay una fórmula, es una idea y filosofía de cómo sostener una orquesta, pero queríamos tener el espacio para que cualquier vecino pueda ser parte, sin necesidad de tener conocimientos previos de música”, detalló el director.

Orquesta comunitaria de Oberá
Grandes y chicos, músicos y amateurs, todos son bienvenidos en la orquesta comunitaria. Foto: Luciano Ferreyra

Con esa fórmula, hoy logran la integración de todos con un sonido pulcro que se transforma en algo especial. “El condimento exótico es que a La Inescuchable la integran personas que tienen conocimientos de música e instrumentos y otros que comenzaron de cero. A partir de allí se empieza a buscar repertorios acordes para todos”, manifestaron desde la orquesta.

A medida que pasó el tiempo y fueron afianzando sus presentaciones, cada vez fueron más valientes los que decidieron unirse. “La gente tiene un poco de miedo, porque uno dice orquesta y se imagina de profesionales de música, pero hay corajudos que se acercan y se toman en serio esto de ser parte, tocando instrumentos sencillos o cantando y así fuimos creciendo”, explica el director artístico.

La cantidad de integrantes va variando, aunque siempre es una orquesta numerosa. Llegaron a ser 60 integrantes, y con muchos jóvenes que se van a estudiar a otras ciudades y otros que regresan, continuamente gran parte del elenco se va renovando.

Se trabaja siempre en comunitario y toda la construcción es en diferentes etapas colectivas. Así dieron vida a dos obras: Un Ensayo Más y ¿Qué es el Amor?

Ahora, luego de celebrar el cumpleaños 24 de la Murga con un recital exclusivo, La Inescuchable reprograma su trabajo y piensa en nuevos proyectos. “Nos queda mucho por trabajar en la próxima obra, porque tocaremos temas actuales como el uso de las nuevas tecnologías y algunas cuestiones existenciales que no pierden vigencia”, anunció Juañuk.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?