Ñande Reko Rapyta (Nuestras raíces)

Más de un millón

sábado 15 de junio de 2024 | 6:00hs.

Si algo tenemos en los misioneros y amisionerados es la cotidianeidad con la naturaleza, en sus variadas expresiones, la convivencia con una biodiversidad exuberante que necesita de nosotros para preservarla; pensando en el futuro, desde hace largo tiempo, se han dictado instrumentos legales, se han realizado convenios con organismos ecológicos internacionales, se auspiciaron eventos, concursos y seminarios aprovechando cuanta oportunidad surja para proteger el ecosistema misionero; una de las herramientas utilizadas desde principios del siglo pasado es la creación de áreas naturales protegidas, con distintos grados de protección y tipos de actividades permitidas en sus superficies, que las ordena y clasifica.

Así tenemos Reservas Naturales Estrictas o Áreas Silvestres donde se protegen organismos y procesos naturales sin actividad humana para conservar ejemplos representativos de la diversidad biológica, la única actividad permitida es la investigación científica y monitoreo de especies; le siguen los Parques Nacionales, grandes áreas con paisajes reconocidos a nivel nacional y/o internacional, en ellos se autorizan actividades relacionadas con la educación, investigación científica y recreación, en general, no se permite extracción comercial de recursos; también se han reconocido Monumentos Nacionales Naturales, espacios pequeños destinados a preservar áreas naturales únicas o de interés cultural, histórico o ecológico; continúan los Parques Provinciales con objetivos similares a los nacionales pero de menor alcance.

Contamos con una Reserva de Biósfera ubicada en un lugar muy representativo para la conservación de los diferentes hábitat, incluyendo ecosistemas terrestres y acuáticos, inicialmente este tipo de reservas se designaron a través del Programa del Hombre y la Biósfera de la Unesco y cada una se rige por la legislación vigente en sus países de origen -en cuanto al grado de protección, preservación y explotación-; y sumamos un Corredor Verde, diseñado para conocer, valorar y disfrutar de áreas y espacios ecológicos interconectados; contamos con Reservas de diferentes caracteres como naturales, culturales, ictícolas, etc., Áreas Experimentales

El primer paso para la conservación es conocerlos, al menos, saber sus nombres y ubicaciones, empecemos por las Áreas Naturales Protegidas a nivel nacional, el más antiguo y reconocido es el Parque Nacional Iguazú, en Puerto Iguazú, la Reserva Nacional Iguazú, la Reserva Natural Nacional Estricta San Antonio, en San Antonio; el Monumento Natural Nacional Saltos del Moconá, creado en San Pedro; la Unidad de Conservación Corredor Verde, que abarca varios municipios; el Área Protegida Parkway, conocida como Ruta Costera 2, a través de varios municipios; la Reserva de Biósfera Yabotí -donde se incluyen los Parques Moconá, Esmeralda, Caá Yarí, Papel Misionero y el Área Experimental Guaraní- en San Pedro y El Soberbio; el Área Experimental Guaraní, en El Soberbio; los Parques Provinciales La Araucaria en San Pedro, Caá Yarí -incluido en la Reserva Yabotí -, Cruce Caballero en San Pedro, de la Sierra ‘Ingeniero Raúl Martínez Crovetto’ en San José, Esmeralda -incluido en la Reserva Yabotí- en San Pedro; Esperanza en Puerto Esperanza; Fachinal en Fachinal, Guardaparque Horacio Foerster, en Almirante Brown y San Antonio, del Río Iguazú en Puerto Iguazú y Comandante Andresito, Guarambocá en El Soberbio, Isla Caraguatay en Caraguatay, Moconá -incluido en la Reserva Yabotí- en San Pedro, Piñalito en San Pedro, Cañadón de Profundidad en Profundidad, Península en Iguazú, Ingeniero Roberto Cametti en Almirante Brown, Salto Encantado del Valle del Cuñá Pirú -incluye la Reserva Cultural Cuñá Pirú- en Aristóbulo del Valle y Garuhapé, el Parque Teyú Cuaré, en San Ignacio, el Parque Urugua-í, en Almirante Brown, San Antonio, Wanda y Bernardo de Irigoyen, el Uruzú, en Libertad, Yacuy, en Almirante Brown y Segismundo Welcz, en Almirante Brown.

A continuación, detallamos los Monumentos Naturales: Isla Palacios en Libertad, Ingeniero Florencio de Basaldúa en Almirante Brown; sumamos las Reservas Ícticas de Corpus y Caraguatay; le siguen las Reservas Naturales Culturales Mbocay en Puerto Iguazú, el Solar del Che en Caraguatay, Cuñá Pirú -incluida en el Parque Salto Encantado- en Garuhapé -y Papel Misionero; existen tres Reservas de Usos Múltiples: 2000 Hectáreas en Puerto Iguazú, Alejandro Orloff en Dos de Mayo y el Parque Ecológico El Puma en Candelaria contamos con Reservas de Gestión privada: Cerro Azul, Cuartel Victoria en Guaraní, Vida Silvestre Timbó Gigante en Caraguatay, Caá Porá, Arira-í y Yacutinga en Almirante Brown, San Jorge en Libertad, Itacuarahy y Aguaraí-mí en Esperanza; catalogados como Paisajes Protegidos tenemos otros dos: Andrés Giai en Puerto Iguazú y Lago Urugua -í en Libertad.

Otra categoría son los Parques Naturales Municipales, ubicados en Eldorado y Puerto Esperanza respectivamente, ellos son el Salto Küppers y el Lote C; contamos con Reservas Privadas: Tomo en Santiago de Liniers, El Paraíso en Jardín América, Tupá Pojá en Fachinal, Santa Rosa en Concepción de la Sierra, Curindy en Garuhapé, La Ponderosa en San Vicente, Rincón Nazarí en Posadas, Ingeniero Barney en Campo Ramón, Luis Jorge Velásquez en San Ignacio, Refugio Tangará en Aristóbulo del Valle, Valle del Arroyo Cuñá Pirú en el municipio anterior, Jaguaroundí en San Vicente, Santa María del Aguaray Miní en Colonia Delicia, Virgen de Patycuá en Eldorado, Salto Milagro en El Soberbio, Selva Paranaense en Santiago de Liniers, Aguapey en Aristóbulo del Valle, Arirai en Andresito, Iboty en San Ignacio, Osununu también en San Ignacio, Bella Vista en Puerto Libertad, Luis Honorio Rolón, El Eucaliptal, y Poilo Miranda en Iguazú, Yarará en Puerto Esperanza, Mbotaby en Oberá.

Esperando resolución se encuentran unos seis expedientes, más de un millón de hectáreas de la provincia están bajo este sistema de protección, casi casi la mitad de la superficie total de Misiones; si bien hay mucho por hacer todavía, mucho por implementar, corregir y mejorar… como dice la letra de un tango “que nos van a hablar de amor”.

¡Hasta la semana que viene!

¿Que opinión tenés sobre esta nota?