¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

EE.UU. promete más apoyo para Ucrania

La amenaza de guerra nuclear escaló e intimida a todo el mundo

La advertencia de Vladimir Putin sobre el uso de armas nucleares elevó la atención de más países que podrían verse afectados por la expansión del conflicto bélico
domingo 09 de junio de 2024 | 6:02hs.
Embarcaciones militares rusas llegaron a Cuba días atrás.  Foto: AP
Embarcaciones militares rusas llegaron a Cuba días atrás. Foto: AP

Mientras las tropas rusas continúan sus atrocidades en suelo ucraniano, Vladimir Putin eleva al máximo las alertas ya no sólo en Europa, sino en todo el mundo. La semana pasada el jefe del Kremlin dijo que Rusia podría enviar misiles de largo alcance a otros países y volvió a amenazar con el uso de un arma nuclear. Horas más tarde, Cuba anunció que buques de guerra rusos llegarán a La Habana la próxima semana. Esta maniobra de Moscú suscitó rápidamente comparaciones con la Crisis de los Misiles de 1962 que casi dejó al borde de un conflicto atómico al planeta.

En este contexto de creciente tensión, Estados Unidos y el Reino Unido acusaron a Putin de acercar a Occidente a su más peligrosa escalada nuclear desde aquella crisis.

Los buques rusos llegarán bajo el pretexto de realizar ejercicios navales conjuntos con la marina cubana, una acción que según expertos imita movimientos históricos que en su tiempo dispararon alarmas a nivel global. Especialistas en seguridad han expresado su inquietud por las posibles implicaciones de esta llegada en la estabilidad de la región y las relaciones entre Washington y Moscú.

El jueves pasado Joe Biden dejó en claro que sigue de cerca los pasos de Putin y cómo podría reaccionar a medida que el ejército de Ucrania logra avances contra los invasores rusos.

“Por primera vez desde la Crisis de los Misiles en Cuba, tenemos una amenaza directa con el uso de armas nucleares, si de hecho las cosas continúan por el camino en que han avanzado”, aseguró el mandatario en un acto de campaña en Nueva York. Y agregó: “No hemos enfrentado la perspectiva del Armagedón desde Kennedy y la Crisis de los Misiles en Cuba”.

Según el presidente de Estados Unidos, Putin “no está bromeando cuando habla sobre el uso potencial de armas nucleares tácticas o armas biológicas o químicas, porque su ejército, se podría decir, tiene significativos malos resultados”.

“No creo que exista tal cosa como la capacidad de (usar) fácilmente un arma nuclear táctica y no terminar en Armagedón”, añadió.

Por su parte Putin volvió a insistir el viernes en que Rusia tiene “muchas más” bombas nucleares que Estados Unidos y Europa, pero las discusiones sobre una posible guerra nuclear no son necesarias, dijo el presidente ruso.

Rusia tiene armas nucleares que son más poderosas que las bombas que los estadounidenses usaron contra Hiroshima y Nagasaki, “pero no llegaremos a esto”, dijo Putin durante una discusión en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

“No hay necesidad de pensar en eso [la guerra nuclear]. Y le pediría a cualquiera que no mencione nada de eso”, dijo.

Vuelta a la crisis de los misiles
A principios de mayo, antes de las recientes amenazas de Putin y del despliegue de buques hacia Cuba (en foto superior) , el primer ministro británico Rishi Sunak ya había advertido que Putin acercó a Occidente a la más peligrosa escalada nuclear desde la Crisis de los Misiles. “La imprudencia de Putin nos ha acercado más a una peligrosa escalada nuclear que en cualquier otro momento desde la Crisis de los Misiles cubanos”. En declaraciones a medios locales, el régimen cubano afirmó que la visita de los buques rusos es parte de un acuerdo de cooperación militar previamente establecido y no representa una amenaza para la seguridad regional. Los barcos que componen el destacamento naval ruso son, según el comunicado de las autoridades cubanas, la fragata Gorshkov, el submarino de propulsión nuclear Kazan, el buque petrolero de la flota Pashin y el remolcador de salvamento Nikolai Chiker.

Sin embargo, países vecinos y organismos internacionales siguen observando de cerca la situación, conscientes del impacto histórico que tuvo la presencia militar extranjera en la isla.

Frente a la creciente amenaza rusa, los seis países de la Otan limítrofes con Rusia (Noruega, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia) acordaron el mes pasado crear un “muro de drones” que permitirá proteger de provocaciones en sus fronteras con la ayuda de vehículos aéreos no tripulados.

“Se trata de algo completamente nuevo: una frontera de drones desde Noruega hasta Polonia, cuyo objetivo sería proteger nuestra frontera con la ayuda de drones y otras tecnologías”, explicó la ministra del Interior de Lituania, Agnè Bilotaitè.

Amenaza de guerra nuclear
Una ojiva nuclear podría agregarse a misiles de muy largo alcance.

Para el llamado “muro de drones”, los estados participantes utilizarían drones para vigilar la sección fronteriza, así como sistemas antidrones que detendrían los drones utilizados para el contrabando y las provocaciones de países hostiles, como puede ser Rusia o Bielorrusia.

Bielorrusia, principal aliado de Moscú, también es foco de preocupación en este contexto de creciente preocupación. En una medida que ha resonado fuertemente a nivel internacional, en marzo pasado las tropas rusas trasladaron armas nucleares tácticas a suelo bielorruso, situando estos peligrosos arsenales significativamente más cerca del territorio de la Otan. Este despliegue, confirmado por altos funcionarios occidentales a Foreign Policy, se interpreta como una señal política clara de Putin, ampliando la amenaza militar hacia la alianza en medio del prolongado conflicto en Ucrania.

El mundo ha estado bajo la sombra nuclear desde que Rusia invadió Ucrania en febrero de 2022. Putin no ha eliminado la posibilidad de utilizar armas nucleares tácticas de bajo rendimiento, contemplando esta opción ante los contratiempos en el campo de batalla. Esta amenaza creció en los últimos días tras la autorización a Kiev para utilizar armas occidentales en territorio ruso. Al respecto, Putin advirtió a Alemania que el uso de sus armas por Ucrania para atacar objetivos en Rusia supondría un “paso peligroso”.

Biden: “Toda Europa está amenazada”

presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió ayer en Francia que Washington apoyará a Kiev en su lucha contra la invasión rusa y advirtió que el mandatario ruso, Vladimir Putin no se detendrá en Ucrania. “Putin no se detendrá en Ucrania (...) toda Europa estará amenazada, no vamos a dejar que esto ocurra”, afirmó Biden en París junto al presidente francés, Emmanuel Macron, tras una reunión bilateral. “Estados Unidos se mantiene firme junto a Ucrania. No nos alejaremos”, aseguró Biden a los periodistas durante su visita de Estado a Francia.

Biden está en Francia desde el miércoles, ya que participó el jueves en las ceremonias del 80º aniversario del Desembarco en Normandía de las tropas aliadas el 6 de junio de 1944, que contribuyó a liberar Europa de la ocupación nazi. Tanto Francia como Estados Unidos, le prometieron mantener su apoyo a Ucrania, que lucha desde febrero de 2022 contra la invasión rusa.

Ataques con drones constantes entre Ucrania y Rusia por ciudades

Funcionarios designados por Rusia en las regiones ucranianas parcialmente ocupadas de Jersón y Luhansk informaron que ataques perpetrados por Ucrania dejaron por lo menos 28 muertos, al tiempo que Rusia y Ucrania siguen intercambiando ataques con drones durante la noche hasta el sábado. Un ataque ucraniano perpetrado el viernes contra la pequeña ciudad de Sadove, en la región ucraniana de Jersón, causó 22 muertos y 15 heridos, declaró el gobernador Vladimir Saldo, respaldado por Moscú.

La agencia de noticias estatal rusa Tass citó a Saldo diciendo que las fuerzas ucranianas atacaron primero la ciudad con una bomba guiada de fabricación francesa, y luego atacaron de nuevo con un misil Himars suministrado por Estados Unidos. Saldo añadió que las fuerzas ucranianas habían “vuelto a perpetrar el ataque de manera deliberada para causar un mayor número de víctimas” cuando “los residentes de las casas cercanas corrieron a ayudar a los heridos”.

Ayer se declaró día de luto en Luhansk, y los eventos públicos serán cancelados de manera similar el domingo y lunes en Jersón. Más al este, Leonid Pasechnik, el gobernador instalado por Rusia en la región ucraniana de Luhansk, declaró ayer que se habían sacado otros dos cadáveres de entre los escombros tras el ataque ucraniano con misiles del viernes contra la capital regional, también llamada Luhansk. La agencia de noticias estatal rusa Interfax reportó que las autoridades regionales dijeron que esto elevaba la cifra de muertos a seis. Pasechnik también dijo que 60 personas habían resultado heridas en el ataque.

Ucrania no hizo comentarios sobre ninguno de los dos ataques.

Mientras tanto, continuaban los ataques con drones entre Rusia y Ucrania.

Ucrania lanzó una andanada de drones sobre territorio ruso durante la noche del viernes, informó ayer el Ministerio de Defensa ruso. Según los informes, 25 drones fueron destruidos sobre las regiones rusas de Kuban y Astracán, la región occidental de Tula y la península de Crimea, anexada por Moscú. Ayer por la mañana, las autoridades informaron que las defensas aéreas habían derribado por primera vez drones ucranianos sobre la región de Osetia del Norte, en el Cáucaso Norte, a unos 900 kilómetros (560 millas) de la línea del frente en la región ucraniana de Zaporiyia, parcialmente ocupada.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que un dron había sido destruido, mientras que el gobernador regional Sergei Menyailo informó que tres drones habían sido derribados sobre la región. Menyailo dijo que el objetivo era un aeródromo militar.

La defensa aérea ucraniana derribó durante la noche nueve de los 13 drones rusos que sobrevolaban la región central de Poltava, las regiones sudorientales de Zaporiyia y Dnipropetrovsk, y la región de Járkiv, en el noreste del país, informó el sábado la fuerza aérea ucraniana.

El gobernador de la región de Dnipropetrovsk, Serhiy Lysak, declaró que el ataque nocturno con drones causó daños en edificios comerciales y residenciales.

Ayer más tarde, un portavoz militar ucraniano dijo que Ucrania ahora controlaba más de la mitad de la ciudad de Vovchansk, un punto crítico para los combates desde que Rusia lanzó una ofensiva renovada en la región nororiental de Járkiv el mes pasado.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?