¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Hay rutas y puentes que quedaron bajo las aguas o enterrados

Río Grande do Sul enfrenta graves problemas económicos

Tras las inundaciones, el estado brasileño vive una crisis ambiental sin precedentes. Los comercios, industrias y emprendimientos productivos quedaron devastados
sábado 25 de mayo de 2024 | 6:02hs.
Las pérdidas económicas son tan graves que algunas actividades no podrían recuperarse.
Las pérdidas económicas son tan graves que algunas actividades no podrían recuperarse.

Las inundaciones en el estado brasileño de Río Grande do Sul devastaron casi todo lo necesario para la actividad económica, desde tiendas locales hasta fábricas, granjas y ranchos.

La catástrofe ambiental, sin precedentes en la historia del estado, trastornó el transporte, incluido el aeropuerto de la capital, Porto Alegre, que se espera que permanezca cerrado durante meses. Algunos tramos de las principales carreteras están cerrados debido a deslizamientos de tierra, carreteras arrasadas y puentes derrumbados. Los apagones continúan afectando al estado.

El gobernador Eduardo Leite ha dicho que Río Grande do Sul necesitará una “especie de Plan Marshall para reconstruirse”, aunque aún no se ha determinado una estrategia exacta para hacerlo de manera que reduzca futuros desastres climáticos.

Gilberto Zeni, un comerciante de Porto Alegre que es propietario de su tienda desde hace 18 años, sufrió enormes pérdidas. “Esto nunca ha sucedido antes. Es muy triste pasar por una situación como ésta después de tantos años de trabajo”, afirmó el hombre de 50 años.

“Pero algunas personas pagaron con sus vidas. Esta es una pérdida de bienes materiales. Vamos a reconstruir. Somos fuertes”, añadió.

La economía de Río Grande do Sul, casi tan grande como Uruguay y Paraguay juntos, había estado creciendo a un 3,5% este año hasta abril, pero podría terminar 2024 con una caída del 2%, según sus previsiones. Eso significaría una reducción del 0,4% en el producto interno bruto del país, que actualmente se pronostica en un 2%. Bradesco espera una caída del 4%, lo que significaría un crecimiento cero este año.

La economía de Río Grande do Sul, casi tan grande como Uruguay y Paraguay juntos, había estado creciendo a un 3,5% este año hasta abril, pero podría terminar 2024 con una caída del 2%, según sus previsiones. Eso significaría una reducción del 0,4% en el producto interno bruto del país, que actualmente se pronostica en un 2%. Bradesco espera una caída del 4%, lo que significaría un crecimiento cero este año.

Las regiones más afectadas incluyen Porto Alegre y la región de Serra, noreste del estado, donde se encuentran fábricas de vehículos, maquinaria y muebles. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?