Todavía está en fase de aprendizaje para el control de armas

La IA voló un F-16 con éxito y llevó de pasajero a funcionario

La demostración de control se realizó en EE.UU. y se destacó por llevar al secretario de la Fuerza Aérea, Frank Kendall. El software se llama Vista
domingo 05 de mayo de 2024 | 6:02hs.
El F-16 controlado por Vista pasó ayer la prueba de control de vuelo.
El F-16 controlado por Vista pasó ayer la prueba de control de vuelo.

Con el sol abrasador del mediodía, un caza F-16 experimental de colores naranja y blanco despegó con el familiar rugido que caracteriza a la potencia aérea de Estados Unidos. Pero el combate aéreo que siguió no se parecía a ningún otro: este F-16 estaba controlado por inteligencia artificial, no por un piloto humano. Y en el asiento delantero iba el secretario de la Fuerza Aérea, Frank Kendall.

La IA constituye uno de los mayores avances de la aviación militar desde la introducción de los cazas furtivos a principios de la década de 1990, y la Fuerza Aérea fue apostando agresivamente por ella. Aunque la tecnología aún no está totalmente desarrollada, esa rama del ejército está planeando una flota operada por IA de más de 1.000 aviones de combate, el primero de los cuales estará operativo en 2028.

Avances aeroespaciales

El simulacro de combate aéreo tuvo lugar en la base Edwards de la Fuerza Aérea, una vasta instalación desértica donde Chuck Yeager rompió la velocidad del sonido y el ejército incubó sus avances aeroespaciales más secretos. En el interior de simuladores clasificados y edificios con capas de blindaje contra espionaje, una nueva generación de pilotos de prueba está entrenando a agentes de IA para volar en la guerra. Kendall viajó hasta allí para ver volar a la IA en tiempo real y hacer una demostración pública de confianza en el papel que desempeñará a futuro en el combate aéreo.

“No tenerla es un riesgo para la seguridad. En este momento, tenemos que tenerla”, dijo Kendall en una entrevista con The Associated Press después de aterrizar. La AP, junto con la NBC, obtuvo permiso para presenciar el vuelo secreto con la condición de que no se informara de él hasta que hubiera finalizado, por motivos de seguridad operativa. El F-16 controlado por IA, llamado Vista, hizo volar a Kendall en maniobras relámpago a más de 885 kilómetros por hora (550 millas por hora) que ejercieron sobre su cuerpo una presión cinco veces superior a la fuerza de la gravedad. Se enfrentó casi cuerpo a cuerpo con otro F-16 pilotado por un humano, mientras ambos aviones volaban a menos de 300 metros (1.000 pies) el uno del otro, girando y dando vueltas para tratar de forzar a su oponente a posiciones vulnerables. Al final de la hora de vuelo, Kendall salió de la cabina sonriendo. Dijo que había visto lo suficiente durante su vuelo como para confiar a esta IA (que aún está en fase de aprendizaje) la capacidad de decidir si lanzar o no armas en una guerra. Hay mucha oposición a esa idea. Expertos en control de armamento y grupos humanitarios están muy preocupados por la posibilidad de que algún día la IA sea capaz de lanzar de forma autónoma bombas que maten a personas sin necesidad de consultar a seres humanos, y piden que se impongan mayores restricciones a su uso.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?