martes 16 de abril de 2024
Lluvia ligera 18.7ºc | Posadas

La caza furtiva y la pesca son otras de las actividades ilegales

El drama silvestre: un grito de auxilio desde la selva urbana

El llamado al 911 es clave para rescatar animales silvestres en peligro que aparecen en la ciudad. El mascotismo causa un daño profundo a los animales y al ecosistema

sábado 23 de marzo de 2024 | 6:04hs.
El drama silvestre: un grito de auxilio desde la selva urbana
El equipo de Defensa del Medio Ambiente se ocupa del rescate de animales cotidianamente. Foto: Marcelo Rodríguez
El equipo de Defensa del Medio Ambiente se ocupa del rescate de animales cotidianamente. Foto: Marcelo Rodríguez

En la cotidianeidad de la sociedad moderna se vive un drama silencioso pero desgarrador: el mascotismo y el avance de la urbanización sobre el monte, prácticas que destruyen la naturaleza y amenazan la supervivencia misma de las especies silvestres. Con ropa camuflada y el corazón de protector de la vida salvaje, los integrantes de la Dirección de Defensa del Medio Ambiente, contaron a El Territorio cómo es el trabajo de quienes día a día luchan contra este flagelo en nuestras ciudades y bosques.

Maximiliano Jaques, director de la Dirección de Defensa del Medio Ambiente, de la Policía provincial, compartió el relato de un rescate que duele: “Recibimos una llamada que daba aviso de que una primate con su cría, una mona carayá, había caído presa de un tendido eléctrico en Nemesio Parma. Se tuvo que trasladar ese animal hasta la zona Norte de la provincia, más precisamente a Güirá Oga, para que lo asistan, tuvimos que movernos con rapidez y tuvimos que tener a varios actores, como obviamente el Ministerio de Ecología y la Policía con sus recursos para trasladar ese individuo hasta aquel lugar”.

En este contexto de acción por la protección de la vida silvestre, la Dirección de Defensa del Medio Ambiente está disponible para responder a llamados por la presencia de animales silvestres en entornos urbanos y domésticos. La persona que se encuentre con la sorpresa de tener un visitante inesperado, puede contactar rápidamente al 911.

Quien amplió el horizonte de esta lucha fue Esteban Sosa, subcomisario. “No sólo enfrentamos el mascotismo en nuestras calles urbanas, sino también la caza furtiva, la pesca y el apeo ilegal de madera y otros crímenes contra la naturaleza”.

En esta labor, el coraje de quienes denuncian estos actos de barbarie es vital. “Tuvimos buenos resultados en diversos operativos que se dieron en zona de San Pedro, por ejemplo, también es importante que la gente está tomando conocimiento de nuestra función y mediante el 911 solicita nuestra presencia”.

Marianela Silvero, cabo primero, hizo eco de las cicatrices invisibles que el mascotismo deja en los animales. Se trata del sufrimiento de un ser que pierde su hogar, su libertad y su esencia misma.  “Cuando tienen en cautiverio animales, le hacen un gran daño al animal y a la familia. En el caso de los menores de edad, se encariñan y ese animal tiene que volver a su hábitat. El daño es psicológico, y en la salud porque come alimentos que le da la gente, su propia comida y el animal se acostumbra a que le den la comida y no a salir a cazar, come alimentos industrializados que le hacen mal. Hemos visto monos que, tras años de cautiverio, han perdido el instinto de caza, condenados a una vida de dependencia y sufrimiento”.

En la misma línea, Aldana Sequeira, sargento, señaló que “los llamados al 911 por tenencia ilegal de aves autóctonas y monos son cada vez más frecuentes”. Es una llamada de auxilio que llega desde la selva urbana, un grito de liberación para aquellos seres que merecen volar en libertad y correr entre los árboles de su hábitat natural.

Entre relatos de rescates y llamados desesperados, se suma una voz importante en esta batalla por la preservación: es política de la jefatura de la policía preservar y cuidar la flora y fauna autóctona con todos los recursos de la Policía, señalaron. Así, el mensaje es claro y urgente: el mascotismo es un atentado contra la vida misma, una infracción a la ley de conservación de fauna silvestre que busca justicia y protección. Denunciar al 911 es un acto de solidaridad y un deber moral para preservar la belleza y la diversidad misionera. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias