Preparador de campeones

Falleció Hugo Área, uno de los mayores restauradores de autos

A los 91 años se fue el querido viejito Arba. Adoptó la tierra colorada y aquí desarrolló su pasión en su taller de Posadas
domingo 10 de marzo de 2024 | 6:00hs.
Falleció Hugo Área, uno de los mayores restauradores de autos
Falleció Hugo Área, uno de los mayores restauradores de autos

A los 91 años, falleció ayer en Posadas Hugo Área Divito, calificado preparador y restaurador de autos antiguos. Los autos que recuperó son verdaderas obras de arte rodantes por sus terminaciones y cuidado. El Territorio lo entrevistó hace unos años y resaltó que “se nace con esto; es muy difícil transmitir esta pasión por los autos”.

Llegó a Misiones en 1986 y se instaló en Posadas, en Lavalle 2980, esquina Blas Parera, donde montó su taller que en el ambiente tuerca se hizo muy conocido por sus trabajos de afinación y detección de las eventuales fallas.

Deportivamente alternó el automovilismo y las bochas, integrando los tercetos del club Huracán en torneos oficiales e interclubes y llegando a representar a Misiones en torneos nacionales de Bocha. Admitió que las dos manifestaciones deportivas “exceden el nivel de simple esparcimiento, pasando al área de competencia, pero con un claro sentido de espíritu deportivo”.

En la mecánica, Área no era un improvisado, ya que en su juventud intervino tanto en Balcarce como en Necochea en pruebas de Mar y Sierra en la segunda mitad de la década del 70 con un Ford F-100 V-8 de 5 litros cc.

En Misiones, en pocos años se hizo conocido al preparar la cafetera con la que el piloto de San Ignacio Roberto Böse alcanzó los títulos del TC del Noreste en 1987 y 1988. Durante la temporada 1989, desarrolló el Gacel para Bose en Turismo de Pista Clase 2. En 1990 fue el preparador del ‘Soprana’ Chevrolet con el que Heno Klein fue campeón en 1990. Además, fue quien atendió el Alfa Romeo, el Fiat 128 y el Renault 18 con el que Heno Klein corrió en el rally.

Más cerca en el tiempo armó el Ford Walter Christin para el TC Misionero y el último auto que armó para el Misionero de Pista fue un Torino, que corrió Carlos Hidalgo en tres carreras del 2004. Sus autos siempre lucían la sigla Arba.

La razón social Arba -explicaba el preparador- se debía a que habían constituido con un cuñado de apellido Badino, una sociedad que era la responsable de un taller mecánico, y la sigla se formó con la primera sílaba de cada apellido.

Tenía una especial admiración y dedicación por los autos antiguos. Siempre que había un encuentro de autos antiguos los autos presentado por Don Hugo, se llevaba algún premio.

Entre los autos que recuperó se encuentra un Ford 1928, un Ford Falcon 1983, un Mercedes Benz 1981, un Ford 1940. Pero sus joyas eran el Chevrolet 1932 y el Torino 1976 con el que salía a dar unas vueltas cada vez que podía.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?