sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 33ºc | Posadas

Una lección juvenil

domingo 11 de febrero de 2024 | 3:50hs.
Una lección juvenil

¡Qué fácil es denostar a los jóvenes!

La tendencia generalizada es incluirlos a todos en la categoría de irresponsables, propensos a la vagancia, poco apegados al estudio y al trabajo.

A diario, los docentes de colegios nocturnos constatamos la falacia de estos argumentos. Allí abundan los ejemplos de estudiantes comprometidos con su comunidad, solidarios y ávidos de ser partícipes de la construcción de un mundo más igualitario.

Nuestros alumnos son en su mayoría trabajadores. Sin embargo, eso no es obstáculo para que se comprometan en proyectos solidarios.

Si me permiten, les cuento.

Promediaba el ciclo lectivo del año dos mil diecisiete. Un grupo de alumnos de 2° A y 3° A tenían muchas ganas de realizar una tarea social.

Su profesora de Historia les había planteado que en una organización no gubernamental necesitaban reforzar los servicios de apoyo escolar.

Era la gran oportunidad de canalizar su vocación solidaria, así que no lo dudaron y se “engancharon”.

Se dividieron en dos grupos, según sus aptitudes. Los más habilidosos en Matemática darían tal materia. En tanto, los más rendidores en Lengua se encargarían de tal asignatura.

Se pusieron manos a la obra y durante dos años no pararon. Cada sábado brindaron apoyo escolar a niños y niñas muy carenciados, de la periferia de la ciudad de Posadas. Los alentaban a capacitarse y aprovechar el tiempo.

Sin duda, aportaron su granito de arena para construir una sociedad menos injusta.

Según sus propios comentarios, recibieron más de lo que dieron como voluntarios, porque esas mañanas de sábado les permitieron ocupar el tiempo ayudando a la sociedad.

Crecieron como personas comprometidas con el mejoramiento de las condiciones de vida de su comunidad. Específicamente, colaboraron en el aspecto educativo y brindaron mucho afecto.

Ayudaron en la prevención de adicciones porque canalizaron de manera provechosa su tiempo libre y el de sus pequeños alumnos.

El tiempo utilizado creativamente los ayudó a crecer de modo saludable.

Estos jóvenes demostraron que participar en grupos e instituciones donde uno se siente valorado, aceptado y puede ejercitar sus aptitudes, es la mejor vacuna contra las adicciones.

 

Marta Stella de Gasparini

Gasparini es docente y abogada. Este texto integra su nuevo libro “Paisajes y Personajes”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias