jueves 22 de febrero de 2024
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

El posadeño fue uno de los destacados de Los Murciélagos

Mario Ríos: “Los desafíos están para ser superados”

Mario Ríos tuvo un gran Parapanamericano con la selección argentina, con la que ganó la medalla de bronce en fútbol para ciegos, pero se rompió la rodilla y ahora sólo piensa en volver

viernes 01 de diciembre de 2023 | 2:30hs.
Mario Ríos: “Los desafíos están para ser superados”
Mario Ríos le marcó un triplete a México, en el encuentro destacado del misionero en tierras trasandinas.
Mario Ríos le marcó un triplete a México, en el encuentro destacado del misionero en tierras trasandinas.

Santiago de Chile será un gran recuerdo para Mario Ríos. El misionero cumplió un gran sueño con la selección argentina en los Juegos Parapanamericanos, pero a la par sufrió una dura lesión, que lo tendrá alejado de las canchas durante un tiempo.

“Una pena. Ahora me cayó la ficha de la lesión. Estaba muy metido en el torneo, muy feliz por la oportunidad. Siempre quise vestir estos colores. Era mi sueño y el de mi familia, que siempre me apoyó”, arrancó el pivote de Los Murciélagos, la selección argentina de fútbol para ciegos.

“Me va a tocar estar mucho tiempo sin tocar la pelota, de entrenar de la manera diferente a la que entrenaba. Trataré de levantarme, siempre lo hago”, avisó el de la tierra colorada.

“Todavía no hay problema que me haya dejado mucho tiempo encerrado. Los desafíos están para ser superados. Quiero desafíos y eso me mantiene motivado y vivo. Me gusta enfrentarme a las adversidades y a las nuevas pruebas”, aseguró confiado desde el Cenard, donde vive el posadeño de 23 años.

Ríos fue uno de los puntales de Los Murciélagos, que logró el tercer puesto en la capital chilena tras una gran primera fase, que lo dejó con bajas importantes de cara a los últimos juegos. Una de esas bajas fue la de Ríos, quien se rompió los ligamentos cruzados de una de sus rodillas y por eso deberá operarse.

Ríos se ganó sus minutos hasta la lesión en el clásico frente a Brasil.

El misionero se lastimó contra Brasil y en el último partido con Colombia agravó esa lesión, por lo que no pudo jugar ni las semifinales, ni el encuentro por el tercer puesto, pero de todas maneras se fue conforme de tierras trasandinas con el buen torneo del conjunto nacional.

Después de un 2023 que lo cerró de manera agridulce, Ríos ya puso el foco en la recuperación de su lesión para volver a jugar y también a darle más repercusión a lo que hace la selección argentina y la Liga Nacional de fútbol para ciegos.

“La selección es lo más conocido, pero la Liga Nacional de fútbol para ciegos también es muy conocida. Creo que se nos reconoce más y más con los resultados que se nos vienen dando. Argentina siempre está en el podio, que es algo que te demanda la Selección. Ganar la Copa América y el Mundial aportó mucho, se difundió más”, analizó Ríos.

“Nos toca hacer más profesional a la Liga Nacional. Creo que el fútbol para ciegos está tomando mucha fuerza. Argentina y Brasil tiene mucho potencial. Creo que mañana podremos ser más conocidos”, agregó.

Siempre en el deporte

Mario se quedó ciego a los seis años. Cuando estaba jugando en el barrio recibió un pelotazo en los ojos, que luego de un tiempo le produjo la ceguera. “Fue extraño”, reconoció el misionero.

Eso no lo alejó del deporte: “Cuando me quedé ciego, mis viejos me ayudaron a que vaya para el deporte, porque siempre me gustó”.

“En ese momento no estaba el fútbol para ciegos en Misiones, así que hice judo, taekwondo hasta los 13. En 2014 nació el fútbol para ciegos. Fui a jugar a Salta, me vieron y me llevaron a la Selección. Hice un proceso juvenil con la Selección y después, en 2019, pasé a la mayor”, recordó el misionero sobre sus inicios y su llegada al conjunto nacional.

A Mario la adversidad lo forjó. Entiende que cada uno tiene un proceso personal, pero también avisa que no es bueno encerrarse, que más allá de las circunstancias de cada uno, hay que buscar la manera de poder dar pelea.

“Sé que es más fácil decir que hacer, pero esto sigue y todos los días sale el sol. No en vano se está vivo y hay que pelear por los sueños. Hay que levantarse a luchar, estamos para los desafíos”, remarcó y agregó que “una discapacidad, sea visual o de otro tipo, no impide que uno se levante a remarla todos los días”.

“A los familiares les digo que no tengan miedo. No hay que encerrarse, porque eso sí puede ser difícil. Que alienten y ayuden a salir. No hace falta hacer grandes cosas, sino cosas pequeñas como compartir unos mates y que la discapacidad no sea una barrea”, reflexionó.

El final del 2023 lo tendrá a Mario a pura recuperación, pero enfocado en un 2024 en el que está el gran sueño de ser olímpico. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias