¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Informe de domingo

Una bomba, la tragedia y una mochila de dolor

Hace 25 años -se cumplirán el 15 de este mes- Misiones se vio conmocionada por la explosión de una bomba casera en El Alcázar, que produjo la muerte de Jorge “El Pelado” Brítez (11). Por el hecho fue juzgado el médico peruano Hugo Salazar del Risco, quien llegó detenido al debate aunque fue absuelto con el argumento de que las pruebas no eran suficientes para culparlo. De forma posterior se intentó reactivar la causa pero el sospechoso se fue a Perú y no se lo pudo extraditar.
domingo 08 de octubre de 2023 | 1:30hs.
Una bomba, la tragedia y una mochila de dolor
Una bomba, la tragedia y una mochila de dolor

Quizás su nombre podría haber sido vitoreado en las grandes ligas de fútbol, tal vez habría trascendido como profesional o simplemente podría estar viendo a sus hijos en las canchas los domingos jugar a la pelota que tanto le apasionaba. Pero todas esas posibilidades, para Jorge Daniel Brítez, estallaron literalmente por el aire porque un cobarde atentado del que nunca se supo el destino o la razón, terminó con su vida aquel 15 de octubre de 1998. El próximo domingo se cumplirán 25 años de cuando el Pelado -como lo conocían-, yendo a la escuela se topó con una caja que resultó ser una bomba casera. Al tocarla se activó, explotó y terminó con la vida del entonces niño y que este 31 de octubre cumpliría 36 años.

La bomba casera se construyó con una caja de pesca, un detonador, matafuego, clavos, elástico y pólvora. El atentado sacudió esa mañana al municipio de El Alcázar y a todo el país. Desde ese día, los familiares buscaron sin éxito justicia para el Pelado, que falleció en el acto al detonar en su cara la bomba colocada frente a la casa del médico local, Hugo Fernando Salazar del Risco. Como parte de una muestra imborrable de lo sucedido, allí se erigió y permanece hasta hoy un pequeño santuario del Pelado. "Aquí lo encontré a mi hijo, con el cuerpo lleno de clavos que salieron de la caja de bomba", recordó en este informe el padre Jorge Antonio Toto Brítez. Aún rompe en llanto al rememorar lo sucedido, el dolor más grande es por no encontrar explicación ni motivos a semejante acto que terminó con la vida de su hijo.



La víctima era aquel niño de 11 años cargado de ilusiones que iba a estudiar acompañado por su compañero, Maximiliano Piris. Ambos se toparon con el explosivo, pero fue el Pelado quien, al ver la caja, la tocó y activó el dispositivo. Maximiliano estaba a un metro por lo que salvó su vida de milagro.

El atentado

El atentado quedó definitivamente impune tras 25 años. Si bien el 10 de noviembre de 1998 Salazar del Risco fue procesado por homicidio calificado y lesiones leves y en octubre de ese año fue detenido, recuperó la libertad dos años más tarde. Es que, en el 2000, el Tribunal Penal 1 de Posadas absolvió al único acusado con el fundamento de que las pruebas halladas no eran suficientes para condenarlo. Después, el Superior Tribunal de Justicia intentó reabrir la causa, pero la posibilidad se terminó por diluir ante la negativa desde Perú de extraditar al médico oriundo de ese país.

De esta manera, la causa prescribió y quedó impune un delito que conmocionó al país, pese al esfuerzo demostrado por la entonces fiscal Liliana Mabel Picazo, quien llegó a pedir prisión perpetua, convencida de la culpabilidad de Salazar del Risco -que estuvo preso en medio de la rebelión y fuga ocurrida en el 2000 en Eldorado- y, tras ser liberado, volvió a pedir la reapertura de la causa. El tiempo jugó a favor del médico que por el lapso transcurrido ya prescribió la causa y Picazo, luego convertida en ministra del Superior Tribunal de Justicia, encontró la muerte sin poder llevar justicia como tanto anhelaba a favor de la familia del Pelado Brítez. Si bien prescribió la causa a favor de Salazar del Risco,-del que se desconoce su destino-, está claro que la condena social se adelantó hace años a cualquier resolución judicial.

A una semana de cumplirse 25 años de aquel atentado, El Territorio repasa con una amplia crónica y testimonios aquel cobarde atentado.

Notas relacionadas:

La conmoción que provocó el estallido de la bomba casera en El Alcázar

La sospecha original y la historia del proceso judicial

"No hay respuesta de lo que pasó en El Alcázar", afirmó la madre de Pelado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?