domingo 14 de abril de 2024
Nubes 21.5ºc | Posadas

Esta tarde, en la Casa Museo del escritor, en San Ignacio

Una ópera para imaginar la selva interior de Horacio Quiroga

Marcelo Toledo presenta por primera vez en su Tierra Colorada natal una audición de su obra ‘La selva interior’, encargada por el Centro de Experimentación del Teatro Colón. Ya sonó en varios escenarios del mundo y refleja un imaginario dramático sobre la muerte del escritor

sábado 05 de agosto de 2023 | 6:05hs.
Una ópera para imaginar la selva interior de Horacio Quiroga

Una dimensión sonora inaudita para imaginar La selva interior de Horacio Quiroga. Todo lo que pasa por su mente al momento de su muerte, una ópera musical sin personajes ni acciones en escena, en la que todo está completamente concebido desde el sonido.

Marcelo Toledo vuelve a su Tierra Colorada natal para presentar por primera vez una audición de su obra encargada por el Centro de Experimentación del Teatro Colón sobre el escritor uruguayo que eligió Misiones como vida y legado. El proyecto se estrenó en 2006 y fue originalmente concebido para un ensamble de diez instrumentistas, soprano solista y sonidos pregrabados.

En tanto, en su segunda versión de 2010 en el Festival Ultraschall de Berlín, Alemania, donde Toledo cumplía una residencia de artista de la Daad, el autor le agregó tres secciones para seis voces, con artistas alemanes.

Luego, la ópera volvió a sonar en el Teatro San Martín y en 2016, el músico misionero decidió realizar una grabación de estudio de su proyecto. Este último trabajo será presentado esta tarde en la Casa Museo de Horacio Quiroga, en San Ignacio. La cita es para las 17 y propone además un itinerario de propuestas artísticas en honor al escritor uruguayo.

“Quiroga tiene una presencia en mí desde antes de que me pusiera a escribir música, así que es un honor hoy hacer sonar esta obra en el museo que fue su casa”, expresó el artista en diálogo con El Territorio, en la previa de su presentación.

“Es hacer creíble lo increíble. Porque para mí es increíble hacer presente en ese lugar lo que yo imaginé que ocurría en su mente al momento de su muerte cuando escribí la obra”, agregó el músico, emocionado y expectante por la audición de hoy.

Una coincidencia
Es que Quiroga representa una figura fundamental en la vida de Toledo. Su admiración deviene como parte del legado familiar, ya que su padre -el escritor Marcial Toledo- dedicó su obra al escritor uruguayo.

“Tenía 12 años cuando mi padre me regaló Cuentos de la Selva. Visitamos en familia y varias veces su casa, mi padre dedicó sus obras a él, Quiroga forma parte de la familia, está presente en mí desde antes de comenzar a escribir música”, rememoró el artista.

Sin embargo, y aunque podría suponerse que la ópera musical fue producto de un largo y obvio proceso de estudio, investigación y trabajo elegido por el artista, lo cierto es que todo se debe a una coincidencia.

“Esta propuesta de escribir una obra sobre Quiroga llegó a mí casi por casualidad”, resumió.

Resulta que en uno de sus arribos al país -ya que reside hace unas tres décadas en Nueva York- visitó el teatro para presenciar una obra y allí coincidió con Martín Bauer , reconocido músico y gestor cultural y por aquel entonces director del Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC). Al día siguiente, Bauer lo llama para proponerle la creación de una ópera sobre Horacio Quiroga, pero adaptada a las infancias. “Él me convocó para escribir una ópera infantil sobre los cuentos de Quiroga y yo le ofrecí una contrapropuesta sobre una ópera dramática sobre Quiroga como personaje central de la obra”, explicó Toledo.

“Recuerdo que esa mañana del 2006 cuando Martín (Bauer) me llamó, yo estaba caminando por la Avenida Corrientes, en Buenos Aires, y entré a una librería vieja. Recorriendo el espacio, llegué a unos estantes en los que agarré -también sin buscar- dos libros de primera edición de las cartas que Horacio Quiroga dedicaba a sus amigos. Me volví al hotel fascinado con el material, leyendo todas las cartas que el escritor envió a sus seres queridos”, recordó también el músico, señalando que la ópera trata -de manera imaginaria- el drama que ocurre en la mente del escritor al momento de su trágica muerte.

Fue así como puso manos a la obra y comenzó a ordenar toda esa información para transformarla en clave de música.

Momentos en la música
Se imaginó las emociones que el uruguayo atravesó, las sensaciones que lo llevaron a tomar sus últimas decisiones y acomodó todo ese bagaje en cinco secciones que denominó selvas de colores.

Así, la ópera presenta una Selva Gris que representa el silencio, la soledad, la lluvia y la escritura. Otra Selva Blanca que hace referencia a sus días y noches internado en la clínica de Buenos Aires -donde se marca de manera profunda la respiración del escritor a través de un bandoneón y un reloj que denota el paso del tiempo lento y pausado-. Otra Selva Negra, cuando aparecen el dolor y el miedo a la muerte; y se suma una Selva Roja en la que transcurre una fantasía erótica -con su primera esposa, quien también tuvo un trágico desenlace. Y por último, la Selva Azul, que representa la aceptación y un poco de calma.

En la obra también hay dos secciones llamadas Agonía, la del propio Quiroga y la de su mujer.

Además, hay otros tres momentos que se presentan con fuerza y que tienen nombres de animales: las hormigas, las moscas y los pájaros. “La primera hace referencia al cáncer que atravesó el escritor, como una reflexión psicoanalítica de cómo él se preocupaba y le pedía a su jardinero que cuidara sus plantas de las hormigas y al mismo tiempo el cáncer -cual hormigas- lo devoraba”, describió Toledo. “Las moscas, en tanto, hacen alusión a la muerte, a revolotear la muerte, a olerla. Y por último los pájaros, que representan un momento hermoso”, detalló y continuó: “Quiroga decía que tenía una colección de pájaros -yo supongo que los veía revolotear siempre a su alrededor- y estos aparecen con la aceptación. Y en la ópera, ese sonido de los pájaros es interpretado por voces humanas”.

La Selva interior comienza en el momento en que Horacio Quiroga se suicida -hecho real sucedido en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires en 1937-. Y Toledo se imagina -a través de la música- qué pudo haber pasado por la mente del escritor en el instante final de su vida. Una vida original e intensa signada por la muerte y reflejada incansablemente en sus cuentos.

Actividades varias
Además de la audición, hoy también se presentará el poema ‘Canto a Horacio Quiroga’, escrito en los 80 por Marcial Toledo, padre del compositor. El poema estará expuesto en la entrada de la casa museo, en una placa que será descubierta en una ceremonia especial que contará con la presencia de autoridades de la Sociedad Argentina de Escritores filial Misiones (Sade).

El cierre será con música de la mano de Cacho Bernal que interpretará una situación sonora denominada por Toledo ‘Gualambao-Mantra’. Bernal estará en la percusión mientras que el santafesino César Costanzo le pondrá voz al poema.

Será una jornada para honrar y celebrar el arte que habita e inspira Misiones.

 

Para agendar

Ópera La Selva Interior
Se presentará en formato audición esta tarde en la Casa Museo de Horacio Quiroga, en San Ignacio. La cita es a las 17 y también se llevará a cabo el descubrimiento de una placa con el poema ‘Canto a Quiroga’, de Marcial Toledo. El cierre será con música en vivo con Cacho Bernal y César Costanzo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias