jueves 29 de septiembre de 2022
Nubes 14.7ºc | Posadas

El 2 de agosto, dos sicarios en moto atacaron a Leonardo Faviero

Sin pistas firmes sobre el atentado al empresario y referente político

El hecho se registró en Villa Bonita, Campo Ramón. Los agresores dispararon siete veces contra la camioneta, aunque de milagro la víctima sólo sufrió rasguños

domingo 14 de agosto de 2022 | 6:05hs.
Sin pistas firmes sobre el atentado al empresario y referente político
El hecho se produjo cerca de las 8.20 a media cuadra de la vivienda de la víctima en el barrio 1° de Mayo.
El hecho se produjo cerca de las 8.20 a media cuadra de la vivienda de la víctima en el barrio 1° de Mayo.

“Esa mañana mi nena amaneció con dolor de garganta, por eso no la llevamos al jardín. La Escuela 306 nos queda a tres cuadras y vamos caminando. Siempre salimos a eso de las 8.15, pero gracias a Dios esa mañana no fuimos por el dolor de garganta de ella. Me da escalofríos de sólo pensar lo que pudo haber pasado”.

Así reflexionó Claudia, vecina del barrio 1 de Mayo, de Villa Bonita, municipio de Campo Ramón, respecto a los sucesos del pasado 2 de agosto, cuando dos sicarios atacaron a tiros al empresario y referente político Leonardo César Faviero (38), quien salvó su vida de milagro.

Los delincuentes se movilizaban en una moto cross y dispararon siete veces contra la camioneta de Faviero. El hecho, inédito en el ámbito de la zona Centro, se produjo alrededor de las 8.20 y a media cuadra del domicilio de la víctima, que se dirigía a su chacra.

Dos de los siete proyectiles impactaron en el capot de la camioneta de Faviero.

La balacera sacudió la tranquilidad matutina de los vecinos del barrio, entre ellos Claudia y su pequeña, quienes de no haber sido por el dolor de garganta de la criatura tal vez hubieran quedado en medio de la ráfaga de disparos.

“Las cosas pasan por algo, soy una convencida de eso. Esa mañana no teníamos a que salir y nos salvamos. Igual estamos con miedo. Todos los vecinos quedamos muy preocupados por lo que pasó”, reconoció la mujer.

Ocurre que a doce días del hecho, hasta ahora la Policía no logró dar con los autores de los disparos. No se sabe si fue un crimen por encargo ni se determinó el móvil.

Lo único concreto es que no fue una advertencia, ya que Faviero sufrió el roce de una bala 9 milímetros. Los sicarios fueron a matar.

“Vinieron a matarme”
Luego del ataque, en diálogo con El Territorio, el damnificado aseguró que no tiene deudas ni enemigos por razones de negocios, por lo que no descartó alguna connotación política.

Asimismo, sin dar detalles que puedan entorpecer la investigación del caso, mencionó que “hay un par de hipótesis y las autoridades de gobierno y la Policía están haciendo todo lo posible para encontrar a los culpables. Según el juez y el ministro de Gobierno, la investigación va por buen camino y me pidieron que tenga un poco de paciencia”.

Sobre el ataque, precisó que conducía su camioneta Ford F-100 cuando escuchó los estruendos que impactaron de lleno en su vehículo.

“Llegaron de atrás en una moto disparando y en eso sentí como un viento en el oído, y era un balazo que me raspó la oreja. Vinieron a matarme y la verdad que es un milagro estar vivo y contarlo”, reflexionó.

Además de sus emprendimientos comerciales, un negocio mayorista y una chacra, Faviero también participa en política y en 2019 fue candidato a intendente de Campo Ramón por un sublema del Frente Renovador de la Concordia.

Sobre el ataque del 2 de agosto, contó que alrededor de las 7.30, como hace a diario, se dirigió hacia el depósito de su comercio, situado cerca de su casa.

“Después, a eso de las 8.20, preparé un mate y me iba a la chacra porque estamos cosechando la yerba. Pasé por mi casa y a unos 50 metros empecé a sentir unos estruendos, que resultaron ser tiros que venían de atrás. No pude hacer mucho porque venían en moto a fondo”, explicó.

Los primeros dos impactos dieron en la luneta trasera de la F-100. Luego la moto se puso a la par y el acompañante disparó justo a la mitad de la ventanilla del conductor.

No tiene deudas, aseguró
En tal sentido, Faviero fue contundente y opinó que “el polarizado me salvó la vida, porque si era un vidrio común capaz que no contaba”.

El tirador siguió disparando y dos tiros impactaron en el capó. Fue entonces que el empresario frenó la camioneta, lo mismo que hizo el conductor de la moto, varios metros adelante. Es segundos varios vecinos salieron de sus casa para ver qué sucedía.

“El de la moto frenó en la esquina y me quedaron mirando. Pensé que por ahí iban a venir a terminar el trabajo, pero se fueron en sentido hacia Paraje Arroyo Tigre. Capaz se fueron por los vecinos salieron a la calle”, mencionó.

Ya en el lugar, personal de la División Criminalística encontró dos casquillos compatibles con balas 9 milímetros. En tanto, agentes de Investigaciones entrevistó a la víctima y vecinos y analizaron las cámaras de seguridad de la zona.

Las primeras pesquisas permitieron averiguar que los sicarios se movilizaban en una moto tipo cross, color negra; el conductor y su acompañante eran delgados, vestían prendas y casos oscuros.

“Por lo que hablé con la gente de la Policía, los que hicieron esto son profesionales. Me marcaron que el disparo en la ventanilla de mi lado fue a la cabeza, pero me salvó el polarizado. Vinieron a ejecutarme, de eso no hay dudas”, remarcó.

Ante la consulta de alguna sospecha, se mostró cauto en no brindar un dato que perjudique la investigación en marcha, aunque entre líneas aportó algún dato.

“Vengo de una familia de gente sencilla, pero desde que incursioné en política me golpearon bastante. En realidad no tengo problemas con nadie, no tengo deudas. De verdad que me encantaría saber de dónde vino esto”, remarcó.

 

Sigue con custodia

Faviero destacó que desde un primer momento las autoridades de gobierno y la Policía se mostraron comprometidos con el caso y le brindaron las necesarias garantías de seguridad para su familia.

“La verdad que estoy conmocionado porque fue a metros de mi casa, quiere decir que saben dónde vivo”, indicó.

Desde el mismo día del hecho dispone de custodia policial permanente en su casa del barrio 1 de Mayo.

Consultado al respecto, no descartó ningún móvil: “La Justicia no descarta ninguna hipótesis. Tampoco sé si se equivocaron. Lo que sé es que en las últimas elecciones a intendente salí segundo, qué sé yo. Tengo una idea de dónde vino esto, pero tengo que guardar mi opinión por ahora. Sí digo que me encanta la política, pero una política sana”. “Según los peritos fueron profesionales que vieron a matarme. Dicen que en una moto en movimiento esos tiros no los hace cualquiera”, indicó.

 

El negocio de matar “Donde hay crimen organizado, el sicariato tarde o temprano llega” La pérdida de una carga narco y la presencia de Bala Na Cara Una historia reciente de sicariato y un pasado de impunidad El Negro Rojas y su plan desde la cárcel para matar al juez Verón El crimen ocurrió el 17 de mayo de 1999 en Posadas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias