domingo 14 de agosto de 2022
Tormenta con llovizna 17.7ºc | Posadas

La provisión de gasoil ya se está normalizando

Las lluvias y la falta de tareferos retrasan la cosecha de yerba

En distintas zonas reconocen que quedará mucha hoja verde para recolectar hasta fin de septiembre. El kilo de la materia prima se paga entre 62 y 67 pesos

viernes 15 de julio de 2022 | 6:07hs.
Las lluvias y la falta de tareferos retrasan la cosecha de yerba
La escasez de oferta de mano de obra formal es baja y complica la poda de los yerbales. Foto: Archivo / Natalia Guerrero
La escasez de oferta de mano de obra formal es baja y complica la poda de los yerbales. Foto: Archivo / Natalia Guerrero

En plena época de cosecha gruesa de yerba mate, varios productores misioneros estiman que la recolección de su producto con suerte se terminará hacia fin de septiembre. Se explicó que al haber arrancado más tarde este año la zafra, muchos trabajos de poda se retrasarían. Si bien esto está contemplado en el calendario oficial, no era tan frecuente en los últimos años.

Al inicio tardío, aguardando la recuperación de la plantas tras la sequía, se le sumaron luego demoras por lluvias, escasez de gasoil “que se fue regularizando” y falta de obreros rurales para realizar la cosecha. En algunos casos se evalúa, teniendo en cuenta el ritmo actual, que la cosecha no llegaría a terminarse en septiembre.

“La cosecha aquí en San Vicente andará por cerca de un 40%. Sigue complicada la contratación de mano de obra y los números no están cerrando. Ahora subió de vuelta la corresponsabilidad gremial y eso hace que todo se empiece a encarecer para el productor. También este mes subió un poco más el combustible y los precios, al menos en nuestra zona, no se están moviendo, están entre 62 y 64 pesos por kilo de hoja verde”, comentó Ángel “Cacho” Ozeñuk, productor y dirigente yerbatero.

Remarcó, en cuanto al precio, que “los molineros no están mostrando interés en pagar más por la yerba canchada, así que es muy difícil que suba el precio para los productores”.

En la zona Centro, Cristian Klingbeil, presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam), consideró que la actividad viene atrasada frente al año anterior por el inicio tardío de los trabajos.

“La cosecha hasta mayo venía muy atrasada, vamos a ver qué indican los números de junio, pero todo indica que se está cosechando menos yerba que el año pasado en igual período”, analizó.

El directivo apuntó que en algunos casos los trabajos de cosecha urgen por la caída de hoja. “Hay mucha caída de hoja, tal vez superior a otros años. Este año empezamos más tarde, se dificulta mucho conseguir mano de obra, las lluvias restaron días y también hubo problemas al principio de la zafra por falta de gasoil, que demoró trabajos”, sostuvo.

Indicó, finalmente, que en los últimos días, se está notando “un mayor abastecimiento de combustible, que en especial ayuda a los colonos de localidades más pequeñas, que a veces les cuesta más trasladarse a otras localidades”.

En cuanto a precios se explicó que en la zona de Oberá se están pagando unos 65 pesos por kilo de hoja verde.

Lento avance

En la zona Sur productora, entre Misiones y Corrientes, indicaron que la cosecha está atrasada por el comienzo tardío promovido por la afectación de la sequía e incendios durante el verano pasado.

“Aquí en la zona Sur fuimos los más golpeados por la seca y los incendios. Empezamos muy tarde, ya casi a fin de mayo. El precio actual que se paga a los productores está entre 65 y 67 pesos por kilo de hoja verde y se hizo un 55% de la cosecha. Todavía queda un remanente importante por cosechar”, explicó Nelson Dalcolmo, director representante por la Producción en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym).

Dalcolmo enfatizó que el ritmo de la cosecha también es marcado por el crecimiento de la planta. Y llamó a tener en cuenta el cuidado de las plantaciones a la hora de realizar la zafra.

“La cosecha debe hacerse en el tiempo que marque la planta, hoy, por ejemplo, no es tiempo de hacer cosechas totales, dejando muchas plantas desprotegidas. Hay que tener en cuenta que todavía pueden llegar heladas tardías muy dañinas. También hay que cuidar que se debe llegar con algo de hoja al verano”, recordó.

Apuntó por otro lado que habrá menos hoja verde por afectación del clima de comienzo de año.

“Estamos con una merma importante, no sé si la vamos a lograr recuperar este año porque falta un poco más de dos meses para que termine la cosecha. Y hay problemas para conseguir mano de obra. Hoy el que puede cosechar sábado y domingo lo está haciendo, pero así y todo, cuando se recorren plantaciones se ve que restan muchas plantaciones por procesar”.

Enfatizó que “lamentablemente sigue el problema con los obreros rurales que temen anotarse para trabajar en blanco. Es algo en lo que no pudimos avanzar, igualmente es todo el país se tiene este problema en casi todas las actividades agrarias”.

Por su parte, Heriberto Friedrich, productor yerbatero de Montecarlo y vicepresidente de la Asociación Rural Yerbatera Argentina (Arya), coincidió en que la cosecha viene demorada por el inicio demorado.

“La cosecha se demoró por el efecto de la sequía que motivó una brotación tardía. Creo que ahora estamos en un ritmo normal y sostenido. Pero a raíz de la iniciación tardía, la cosecha se va a extender hasta fin de septiembre”.

En cuanto a la contratación de personal para la tarefa, observó que “siempre es un problema. A algunas personas les cuesta conseguir y es por el miedo a anotarse para trabajar en blanco de los tareferos. Y trabajar con un personal en negro es un riesgo grande para un productor, más ya con el costo que estamos teniendo de la corresponsabilidad gremial”, observó.

En cuanto a la demanda de hoja verde, consideró que “a fin de mes se va a vislumbrar cómo estamos en la demanda. Por ahora vemos que el precio se estabilizó en 64 o 65 pesos. El mes pasado subió bastante, pero ahora se quedó. Por otro lado yo creo que este año no va a faltar yerba, las plantaciones se recuperaron bastante bien”.


Jornada sobre cosecha, poda y rebaje de yerbal

Productores de la zona de Colonia Laharrague, de la localidad de Montecarlo, y técnicos del Servicio de Extensión Yerbatero (SEY) del Inym compartieron el lunes  una jornada de capacitación en cosecha, poda de formación y rebaje de yerba mate. El encuentro tuvo como escenario la chacra del productor Lucas Tapari, quien amablemente se prestó a mostrar a sus vecinos el trabajo realizado el año pasado junto a los técnicos del Inym, en un lote que tiene unos 20 años. “Habíamos hecho una limpieza y raleo, y el productor comentó cómo estaba ahora su yerbal y cómo cargaron las plantas como resultado del trabajo efectuado. Este año se cosecharon unos 16 kilos en cada planta que fue intervenida el año pasado”, señaló la ingeniera agrónoma Silvia Machuca, del SEY, quien estuvo acompañada por el ingeniero agrónomo Gustavo Baumgratz, también del SEY.


Reclamo por los costos sociales de la yerba

Desde el sector productivo yerbatero comentaron que el lunes 18, representantes de los productores realizarán un planteo en Buenos Aires por los altos costos de la corresponsabilidad gremial que se establecieron desde este mes. Se apunta a que Nación clarifique la cantidad de trabajadores blanqueados que hay en la actualidad en el sector yerbatero. “Como mucho pensamos que debe haber unos 7.000 tareferos trabajando en blanco, pero para Nación  son más de 20.000. Ahí queremos ver bien si al final estamos manteniendo a otras actividades con los costos de la yerba mate”, apuntaron desde la producción. Se recordó  además que la corresponsabilidad gremial subió casi un 400% en los últimos dos años.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias