domingo 23 de enero de 2022
Cielo claro 32ºc | Posadas

Desde el Ministerio de Industria se lleva adelante el proyecto integral

La demanda exportadora potencia la iniciativa de industrializar las esencias

El polo esenciero reúne a unos 300 productores de El Soberbio y zonas aledañas. Se gestionan inversiones para modernizar el trabajo que aún hoy es muy artesanal

sábado 18 de diciembre de 2021 | 6:04hs.
La demanda exportadora potencia la iniciativa de industrializar las esencias
El ministro Trevisan se reunió con productores de El Soberbio para avanzar en el proyecto.
El ministro Trevisan se reunió con productores de El Soberbio para avanzar en el proyecto.

Las esencias de El Soberbio, principalmente la citronella, conforman una de las producciones con mayor potencial que tiene la provincia de Misiones. La forma sustentable de cultivo -amigable con el colono y el medioambiente- y el mercado altamente demandante lo vuelven una actividad rentable y productiva. Sin embargo, hoy en día, la situación es otra, pues la precariedad en la producción hacen caer todas las expectativas de crecimiento.

Por ese motivo, y atento a las necesidades que los mismos agricultores manifiestan, desde el Ministerio de Industria de la provincia se está impulsando un proyecto para la construcción de centros de producción local, que consoliden una industrialización del polo esenciero en la región.

En diálogo con El Territorio, el ministro de Industria Nicolás Trevisan comentó que son 300 los productores de El Soberbio y zonas aledañas que trabajan con las esencias. No obstante, lo hacen como actividad alternativa y artesanal, justamente por la falta de automatización y maquinaria.

“Hay un capital enorme en el conocimiento y desarrollo de la producción, por lo que realmente es necesario que se empiece a encarar como un negocio que permita que sea una actividad económicamente viable para una comunidad tan grande como lo es la de El Soberbio y sus alrededores”, adujo el ministro.

Al tiempo que insistió en que “los productores siguen vendiendo sus bidoncitos de 5 litros al costado de la ruta, los alambiques son de madera o de hierro con todo el óxido que genera eso, con procesos muy artesanales, no se puede vender a empresas grandes. Por eso hoy cómo está el sector industrialmente es un certificado de pobreza, que es lo que nosotros tenemos que lograr cambiar”.

Potencia para multiplicar
Trevisan no dudó ni un segundo en afirmar la enorme potencialidad que tiene el sector, pudiendo ser incluso producto de exportación, que es el objetivo al cual se apunta desde la cartera que preside. “Está la cultura del trabajo, está el conocimiento respecto a la producción, pero no tienen la infraestructura necesaria para hacer un proceso industrial que logre volumen y calidad homogénea con posibilidad de poder venderles las multinacionales. Entre los compradores de esencias a nivel mundial hay más demanda que oferta, con lo cual el mercado es enorme, pero ese mercado demanda estándares de calidad que hoy, con el nivel de infraestructura actual, no se alcanzan ni siquiera de cerca”, apuntó.

Seguidamente, añadió: “Nuestro objetivo en el sector esencial específicamente es el de armar varios centros industriales que procesen la citronella con una calidad homogénea, mucho más elevada que la actual a donde podamos homogenizar la producción de diferentes productores y que nos permita un volumen necesario para poder atender mercados que mueven otros volúmenes y montos en dólares, es decir, la exportación”.

Pero para ello es necesario invertir en maquinaria, “que no es nada de otro mundo, pero requiere inversión importante”. Por eso, Trevisan estuvo en el Ministerio de la Producción en Buenos Aires, con el fin de gestionar Aportes No Reembolsables (ANR) al efecto. “El Ministerio viene trabajando hace muchos años con esto, ya tenemos claro cuál es el proceso industrial, qué hace falta, cuál es la maquinaria que necesitamos y lo que estamos haciendo en este momento es gestionar los fondos, que tienen que ser ANR porque la mayoría de los productores son de origen muy humilde sin ningún tipo de carpeta para poder presentar”, aseveró.

En tanto, contó que Misiones estuvo trabajando en la mejora genética de la planta de citronella, “por eso los productores no solamente pueden plantar mucho más de lo que están plantando, sino que el rinde actual puede crecer mucho más de lo que es hoy si hubiese negocio detrás, porque realmente si se desarrolla un negocio que permita prosperar, sin duda de que el volumen puede multiplicarse por dos rápidamente, así que eso es lo que también nos tiene motivados. Y no solamente de citronella, también de menta y montón de otras esencias que cuestan mucha plata en dólares y que en El Soberbio se producen”, ratificó el funcionario.

Tabaco o esencias
Asimismo, el equipo del Ministerio se reunió con los productores de la zona, quienes manifestaron expectativas ante la iniciativa. “Quería saber de primera mano qué sentían ellos y sobre todo que no sea una idea impuesta de la provincia o de la Nación. Y la verdad es que el nivel de pobreza en el cual están viviendo es tan desalentador que hablar de la posibilidad de que esto les mejore su calidad de vida, sus ingresos, es realmente para ellos una luz al final del túnel, así que realmente están esperanzados de que esto ocurra”, dijo al respecto el ministro. No obstante, fue cauto y explicó que “no queremos generar falsas expectativas, por eso fui a charlar y les dije ‘estoy gestionando para tratar de conseguir, pero esto no quiere decir que tenga nada, simplemente tengo, así como ustedes, la inquietud de que esto funcione y que se resuelva’ . En el encuentro me mostraron los alambiques, pero son de un nivel de precariedad que es imposible ni siquiera mejorarlos, hace falta equipamiento nuevo”.

Empero, otra de las cuestiones a tener en cuenta es que la mayoría de los productores trabaja con las esencias como alternativa, teniendo como principal actividad el tabaco. “Los productores dependen de la obra social del tabaco, entonces como que están condenados a tener que plantar tabaco y eso les preocupa por el tema de la salubridad en el proceso de cómo se planta. La citronella, en cambio, no sólo es amigable con el productor, sino también con el medio ambiente, no degrada la tierra porque la misma planta puede ser cosechada durante 50 años, tiene un montón de ventajas, el precio obviamente también puede ser mucho más alto, si tuviese un proceso industrial con un control de calidad”, apuntó.

Por último, el ministro sostuvo: “La intervención del Estado es fundamental, y espero lograr por lo menos ir dando pasos, año a año, como para ir marcando el camino, y que se tenga claro hacia dónde hay que ir respecto del sector. Así como está hoy la citronella, sin venderle a los grandes compradores mundiales, es más negocio que otras producciones. Muchas familias dependen de ello, y es una actividad que tiene potencial, con un mercado que promete un crecimiento importante”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias