lunes 06 de diciembre de 2021
Cielo claro 32.3ºc | Posadas

El gigante se encuentra en el barrio San Miguel

El timbó de 116 años que inaugura una original guía

Fue plantado en 1905 por el pionero Manuel Alfonso y se suma al registro que realiza la ONG Usina de Ideas para poner en valor el patrimonio natural de la ciudad

jueves 18 de noviembre de 2021 | 6:08hs.
El timbó de 116 años que inaugura una  original guía
El timbó, parte del paisaje y la historia del La ONG Usina de Ideas, que desarrolla el programa Vecino Sustentable, está elaborando una guía de árboles añosos y notables y su primer ejemplar registrado es el timbarrio San Miguel. Fotos: Marcelo Rodríguez
El timbó, parte del paisaje y la historia del La ONG Usina de Ideas, que desarrolla el programa Vecino Sustentable, está elaborando una guía de árboles añosos y notables y su primer ejemplar registrado es el timbarrio San Miguel. Fotos: Marcelo Rodríguez

Nido de leptotilas y horneros, orgullo del vecindario antiguo del Oeste, el timbó de siesta se despereza en ancha sombra. Su centenaria existencia guarda una historia de pioneros. Y ante el rabioso avance del progreso, recuerda un tiempo en que llegaba el fresco del río y convivía un entorno de monte.

El árbol se encuentra en el barrio San Miguelm en el patio de don Luis Alfonso, en avenida Centenario casi 115, y fue elegido días atrás como el primer ejemplar en una guía de árboles añosos y notables que confecciona la ONG Usina de Ideas, con la finalidad de dar visibilidad y contribuir a la preservación del patrimonio natural de la ciudad.  

Visión y legado  

Alfonso contó a El Territorio que el timbó tiene 116 años y es un legado de su abuelo, quién lo plantó: “Soy descendiente de los primeros habitantes que se trasladaron al barrio, mis abuelos Manuel Alfonso y Ana Ignacia Amarilla de Alfonso llegaron migrando del Cerro Pelón. Cuando se asentaron en estos terrenos, en 1905, mi abuelo plantó el timbó que había traído en una lata y desde el primer momento fue su sueño que el árbol crezca y dé sombra a su descendencia. Y hasta hoy su voluntad se cumple porque a la sombra del árbol crecieron ya cinco generaciones”.

El vecino relató orgulloso que es bastante habitual que la gente se detenga a tomar fotografías y hasta aplaudan en su portón para conocer más sobre el origen del árbol o abrazarse al tronco. “Es algo lindo lo que pasa con el árbol, para mi familia es muy importante porque forma parte de los recuerdos de infancia de todos y saber que la gente también se interesa por su preservación y que se lo considere como un tesoro natural nos llena de orgullo por la memoria de mi abuelo”.

Cuando hombre y árbol echaron raíces en esa tierra de estreno, “todo era muy distinto”, sostuvo Alfonso, “sólo eran tres familias las que llegaron a la zona en el comienzo del siglo XX, era todo monte y no había caminos, había unos trillos que llevaban al río o al centro, se andaba a caballo o en carro y no había luz eléctrica. Hoy tenemos asfalto y todos los servicios, y el timbó fue testigo de todas las transformaciones, estuvo antes que nosotros y la idea es cuidarlo, que siga estando para las futuras generaciones”.

Un paseo natural

Desde la ONG Usina de Ideas, que desarrolla el programa Vecino Sustentable entre otras acciones en favor del cuidado del ambiente, se comenzó a elaborar la guía de árboles añosos y notables y solicitan el aporte de las diferentes comunidades de modo de poder ubicarlos.

La intención es disponer de un registro de estos ejemplares únicos y propiciar el reconocimiento a los vecinos que los cuidan y protegen, la identificación con los barrios y además, la puesta en valor con alguna señalización.

Así lo detalló Fernando Santa Cruz, presidente de Usina de Ideas: “Nuestra fundación siempre procura el cuidado del ambiente. Esta nueva guía que estamos empezando tiene que ver con poner en valor los árboles añosos y notables que son un pulmón verde en nuestra ciudad. Es una idea que surgió casi como una casualidad, pero que se está enriqueciendo mucho con los aportes de todos”.

Al difundir la propuesta en redes sociales, Santa Cruz se enteró de que el timbó fue declarado en 2019 patrimonio natural de Posadas, junto con otros ejemplares. “Desde la ONG Sombrita Misionera se comunicaron y me contaron de la normativa, pero el vecino Luis no estaba en conocimiento y aún no fue señalizado.   Pensamos entonces que es importante sumar para la difusión”.

En efecto, la ordenanza municipal VI N°42 declara patrimonio natural once ejemplares arbóreos  “para su cuidado y conservación” y dispone su señalización.


Para sumar

Patrimonio de todos
Para contribuir con la guía comunitaria de árboles notables y añosos, los vecinos pueden comunicarse con la ONG Usina de Ideas, escribiendo al número de WhatsApp 376-4323318.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias