sábado 27 de noviembre de 2021
Cielo claro 28ºc | Posadas

Está acusado de intentar asesinar en abril pasado a Manuel Sánchez (19)

Dictaron prisión domiciliaria para Santiago Negrete

La defensa del joven de 20 años había pedido el beneficio para seguir un tratamiento médico. Será monitoreado por el Patronato de Liberados mediante pulsera electrónica

sábado 06 de noviembre de 2021 | 6:05hs.
Dictaron prisión domiciliaria para Santiago Negrete
Negrete está acusado de homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa con uso de arma de fuego.
Negrete está acusado de homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa con uso de arma de fuego.

Casi siete meses después del feroz ataque que sufrió Manuel Sánchez, el joven de 19 años que se salvó de milagro tras ser baleado y lesionado con varios cortes de cuchillo en cercanías del barrio Villa Urquiza, de la capital provincial, el Juzgado de Instrucción Dos dispuso la prisión preventiva para el principal sospechoso que tiene la pesquisa, Santiago Negrete (20). 

De acuerdo a lo informado por voceros que entienden en el expediente, la medida fue ordenada días atrás por el titular del mencionado juzgado, Juan Manuel Monte, quien además de prolongar el período de detención del acusado, también dispuso que dicho proceso sea mediante el beneficio de la prisión domiciliaria.

Y para ello dispuso que desde el Patronato de Liberados realice el correspondiente monitoreo del imputado mediante la colocación de una pulsera electrónica.   

Además se le impuso una serie de medidas de seguridad que deberá seguir, como la prohibición del uso de teléfonos celulares y redes sociales, como así también la comunicación con terceros y la imposibilidad de tener visitas no autorizadas. 

Según pudo saber este medio, la modalidad domiciliaria se basó en un tratamiento médico que debe seguir el joven acusado. Y además se tuvo en cuenta como atenuante la calificación que se le atribuye al homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en concurso real con uso ilegítimo de arma de fuego, como así también que no presenta antecedentes penales previos al hecho que se le acusa. 

Más allá de poder continuar el proceso investigativo en su contra en el domicilio de un familiar, la causa que se le instruye por lo ocurrido sigue su curso, a la espera de completar todos los elementos de prueba para su cierre total. 

Medianoche de furia

A partir de lo que se reconstruyó hasta el momento en la pesquisa, se sabe que el incidente comenzó minutos antes de la medianoche del lunes 12 de abril.

Manuel Sánchez había estado en la casa de su novia, hasta que se retiró de allí a bordo del Volkswagen Voyage de su familia y comenzó a dirigirse hacia su casa por la avenida Chacabuco.

En esa instancia, antes de llegar a la avenida Francisco de Haro, observó que al costado de la avenida estaba Santiago Negrete, que había dejado su auto estacionado unas cuadras antes y que comenzó a hacerle señas para que pare. Sánchez frenó, ya que lo conocía de antes.

Aparentemente, en ningún momento sospechó nada raro. Las fuentes detallaron que en su denuncia expresó no entender la razón del ataque y que el hecho lo sorprendió, porque si bien no eran muy amigos, sí eran conocidos y había cierta “buena onda”.

Fue así que -según la reconstrucción del hecho- Negrete subió al Voyage de Sánchez y al cabo de unas pocas cuadras y pocos minutos se produjo el primer ataque: dos disparos con un revólver calibre 22 que había llevado dentro de una mochila.

Uno de esos proyectiles impactó en un pómulo de Sánchez, que allí perdió el control del vehículo y acabaron estrellados contra un poste de luz en una vereda al costado de la avenida Maipú -continuación Chacabuco- casi calle Perito Moreno.

El otro disparo pasó de largo sin impactar en la víctima. La trayectoria que marcó la pericia de Criminalística de la Policía estableció que la munición atravesó el cabezal del asiento del conductor e impactó contra el parabrisas trasero.Todo esto habría ocurrido cerca de la 00.10 del martes 13, pero los disparos no significaron el fin de las agresiones.

Después de eso -según relató la propia víctima en su denuncia radicada un día después, mientras seguía internado en el hospital-, Negrete descartó el arma de fuego y tomó un cuchillo tramontina que también habría llevado en la mochila.

Con ese cuchillo habría comenzado a lanzarle estocadas a Sánchez, que mientras tuvo fuerzas atinó a protegerse con las manos y por eso sufrió varios cortes en sus extremidades.

La víctima salió a correr, pero en dos oportunidades fue alcanzado por el agresor. Esta persecución a las corridas quedó registrada por cámaras de seguridad y también fue presenciada por al menos dos testigos circunstanciales, entre ellos una enfermera, que justo había sacado a pasear a su perro y se topó con la dramática y violenta escena.

“Cuando miro, estaba este chico Manu en la Maipú, que corría y Negrete atrás de él, que le venía hincando. Le pegaba, le pateaba y le pisaba en el pecho cuando caía. La verdad fue horrible. En eso Manu corrió más de una cuadra, vino corriendo hasta Perito Moreno y Chubut, que fue donde cae en la vereda de mi vecina. Fue ahí donde este chico, Santiago, lo agarra de la cabeza y empieza a pegar la cabeza de Manu contra el piso. Con mucho odio le hacía todo, le hincaba y le hincaba. Le pateaba, le pisaba el pecho”, relató la testigo clave cuando habló con El Territorio.

“En un momento Manu se dio vuelta para querer levantarse y este chico se le tiró de nuevo y volvió a pegarle. En eso yo me meto y el chico se va corriendo en dirección a calle Herrera y en eso ve por el reflejo de la casa de mi vecina la luz de la Policía. Entonces retrocede y vuelve hacia Manu y le vuelve a pisar en el pecho. Él le estaba pateando la cabeza mientras la Policía estaba ahí llegando”.

Producto del ataque, Sánchez sufrió un disparo que impactó en su pómulo y la munición quedó alojada allí sin representar riesgo alguno. También padeció heridas cortantes en diversas partes del cuerpo, una de ellas le afectó el pulmón y por esa lesión debió ser intervenido de urgencia.

Por último, recibió golpes de puño, patadas e incluso narró que su agresor intentó ahorcarlo mientras estaba malherido en el suelo.

En un principio trascendieron versiones de que en el hecho pudo haber más participantes, quienes se encargaron de cerrarle el paso a Sánchez por la avenida.

Sin embargo, la propia víctima desestimó esta hipótesis al momento de declarar desde el hospital.

Ante las autoridades que se acercaron a tomarle la denuncia, Sánchez recordó que efectivamente mientras era atacado hubo al menos dos motociclistas que frenaron al ver lo sucedido e intentaron interceder para detener las agresiones, pero aparentemente terminaron huyendo al ser atemorizados por el sospechoso.

Después de eso, los testigos relataron que Negrete intentó huir, pero no pudo porque un patrullero lo interceptó.

Prácticamente fue atrapado in fraganti, en virtud de que por la zona ya había varios móviles haciendo recorridas por el llamado que hizo un vecino por un hecho diferente y en esas circunstancias se toparon con el ataque.

Desde ese instante Negrete permanece detenido y a disposición del magistrado Monte, que lleva adelante las actuaciones del caso.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias