miércoles 20 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

La Niña se comportaría muy diferente por regiones en el país

Estiman más lluvias para el verano, lo que elevaría rindes de cosechas

El ingeniero agrónomo Eduardo Sierra, experto en agroclima, explicó que en Misiones la falta de humedad casi no se sentiría. El período más dificil sería de diciembre a enero

domingo 10 de octubre de 2021 | 6:04hs.
Estiman más lluvias para el verano, lo que elevaría rindes de cosechas
Para febrero de 2022 hay más proyecciones de lluvias en Misiones y Corrientes y casi nada en la zona Pampeana.
Para febrero de 2022 hay más proyecciones de lluvias en Misiones y Corrientes y casi nada en la zona Pampeana.

El pronóstico de una fuerte sequía para los próximos meses está variando y hay expertos en meteorología están previendo un pronóstico muy diferente por zonas. Así, el ingeniero agrónomo, Eduardo Sierra, experto en agroclima, refirió en su último informe del mes pasado que habrá diferentes escenarios con una “Niña” muy caprichosa. Proyectó que para Misiones el fenómeno podría pasar casi inadvertido, salvo por los meses de diciembre y enero, ya que luego llegarían lluvias frecuentes.

“Efectivamente como Misiones está cerca del trópico, no tendrá el mismo impacto de la Niña que tendrá por ejemplo Pergamino (en Buenos Aires), que sí tendría al parecer una sequía muy fuerte. En Misiones puede haber golpes de lluvias fuertes”, comentó el especialista en diálogo con El Territorio.

Sierra acotó que “Misiones es una elevación y siempre genera más lluvia que el entorno. Hay que recordar que la Niña no significa una sequía total. La sequía se manifestará más o habrá un mayor daño en la agricultura en la zona núcleo del país, pero hacia la zona del Norte de Corrientes y Misiones no se observa tanta sequía”.

Aclaró en tanto que “las Niñas no son todas iguales, ésta en particular es muy mañosa. Vemos que habrá una sequía muy grande en el Centro de Santa Fe y hacia Buenos Aires. Pero el fenómeno empieza a partir de noviembre, a partir de ahí es donde a la zona de Misiones también le puede faltar algo de precipitaciones pero dentro de todo es algo normal”, comentó.

En referencia a la frecuencia de las lluvias para el crecimiento de cultivos como la yerba mate y el té, consideró que habrá una regularidad que no afectará al crecimiento. “Creo que van a estar al límite pero yo creo que les va a llegar lo necesario. Hay que seguir la evolución de los mapas”, aconsejó. En su estimación de precipitaciones el profesional marcó en los mapas de comportamiento climático un período de mayor déficit de lluvias para Misiones entre diciembre y enero próximos. En febrero volverían las precipitaciones frecuentes.

El profesional que trabaja con variados medios nacionales y especializados en agro, estimó también que hacia diciembre ya se vería alguna mejora, por las mayores lluvias, sobre el nivel de los ríos Paraná y Paraguay.

Yerba con súper brotación
Desde el sector productivo yerbatero vienen observando que con las últimas lluvias hay una gran reacción de las plantas de yerba mate. Se observa así una gran brotación de hojas nuevas, que pueden producir un gran salto de rendimiento de cara a diciembre próximo, donde volverá a estar habilitada la cosecha.

En tanto se estimó que de mantenerse la humedad durante el verano, habrá un gran salto de rendimiento en kilos de hoja por hectárea. Actualmente lo mismo se observa en plantaciones de té, que en plena temporada de cosecha tienen más humedad para acelerar sus brotes.

Para Jonás Petterson, director representante de los productores en el Inym las actuales lluvias “están ayudando mucho a las brotaciones, pero es medio pronto para proyectar cómo será la próxima cosecha. Sí podemos decir que las primeras brotaciones serán fantásticas con esta humedad”.

Estimó que a futuro “habrá que ver cómo sigue el clima a mediados de la brotación. Por ahora más que las lluvias lo que nos preocupa es la importación de yerba mate canchada que sigue. Es lamentable porque dejaremos de producir y se terminará afectando a todo el sector”, explicó a El Territorio.

Consideró en tanto que la mayor humedad hace temer que regresen problemas como la caída de hojas. “A la yerba mate como planta no le gustan los extremos. Con muchas lluvias pueden volver problemas como la caída de hojas o el ataque del Mal de la tela, es algo que esperamos no suceda”.

Regular y cuidar valores
Desde la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam) habían remarcado días atrás la necesidad de cuidar a los productores de una posible sobreoferta. Se había propuesto así extender el período de no cosecha hasta marzo próximo. De esta forma se estimularía también una mayor calidad de hoja a entregar y se busca desalentar el robo de yerba mate que sigue afectando a productores (ver Siguen los robos...).

Por otra parte, se estimó que creció la probabilidad de ver en 2022 una alta producción de hoja verde que dificulte sostener la cotización en alza que venía teniendo la materia prima. “Hay muchas plantaciones nuevas que van a entrar en producción y también la productividad por hectárea puede crecer mucho si el clima se mantiene con estas lluvias”, se estimó desde la entidad.

Además de la cosecha próxima, se recordó que varios productores estuvieron plantando yerba mate esperando que los plantines puedan desarrollarse, algo que era poco probable si llegaba una marcada sequía como la que se estimaba meses atrás. Ahora, según las últimas estimaciones climáticas, las plantas podrían resistir el paso del verano.

Por otra parte, desde la producción se consideró que la producción de brotes de té, también se verá favorecida con lluvias más frecuentes. A pesar de esto, se recordó que se insistirá en pedir una mejora de precios (se había fijado en 9 pesos por kilo) por el rápido avance inflacionario. Así se esperaba una próxima reunión con la Comisión Provincial del Té (Coproté) para el próximo 15 de octubre.

 

Entre tormentas, sequía y lluvias

En la proyección climática a través de mapas que van desde la actual primavera hacia el próximo otoño 2022, Eduardo Sierra muestra en su informe los grandes contrastes por regiones. Así, para lo que queda de la primavera proyectó que para la región

del NOA argentino podrían producirse precipitaciones superiores a lo normal con riesgo de tormentas severas y desbordes de ríos y arroyos. En la zona Pampeana en tanto no llegan suficientes precipitaciones y esta situación negativa se extiende hasta el la zona de Chaco y oeste de la Mesopotamia. Diferenció que en la zona de Misiones “las zonas cercanas al Litoral Atlántico recibirán buenos aportes de humedad marina, que compensarán en buena medida la acción negativa de “La Niña” y los vientos polares, permitiendo que reciban buenas lluvias, que mantendrán sus reservas

de humedad”. Así también proyectó que se incrementarán las lluvias en las cuencas altas de los ríos Paraguay y Paraná, haciendo que estos mejoren su calado,aunque esta situación se verá hacia el final de la estación (diciembre). Para el próximo verano en tanto y en particular para la región de Misiones se proyectó que “las lluvias continuarán siendo abundantes en las altas cuencas del Paraguay y el Paraná, pero no lo harán en sus bajas cuencas. No obstante, es probable que los aportes de las altas cuencas logren recuperar en buena medida el calado de la Hidrovía y los puertos fluviales, pero se vería recién hacia el final de la estación”.

 

Siguen los robos de hoja verde en la zona Centro

A pesar de haber terminado el periodo de cosecha gruesa de yerba mate, productores de diversas zonas siguen en alertas por los robos de hojas de sus plantaciones. Leandro Boniuk, prestador de servicio para el traslado de cosecha, comentó que en la zona de Guaraní (Oberá) los robos siguen y hay preocupación entre los productores.

“Hay un colono acá que le entraron creo que ya la cuarta o quinta vez. Le hicieron un trabajo de hormiga cortando las plantas que se habían dejado para que se recuperen para la próxima zafra. El daño es terrible porque le revientan todas las ramas para sacar las hojas que le quedan a la planta”, explicó. Y alertó que “lo llamativo es que en la zona hay secaderos que están recibiendo camionetas con hoja verde muy temprano por la mañana. Se debería controlar más quién está trabajando y cómo reciben la materia prima”, comentó en diálogo con El Territorio.

Detalló que hay mucho temor entre los productores por cuidar sus plantaciones para la futura cosecha de verano que volverá a arrancar el 1 de diciembre. “Le recomendé a una productora que contrate un peón para que le cuide la chacra”, comentó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias