viernes 15 de octubre de 2021
Muy nuboso 18ºc | Posadas

Leticia Zapata y Matías Poberezny fueron atrapados el último martes en Cochabamba, Bolivia

Arribaron a Misiones los bonaerenses que estafaron con campaña solidaria

Efectivos de Investigaciones de la Unidad Regional I llegaron ayer a la capital provincial con los implicados. Tras la revisión médica fueron trasladados a sendas dependencias

domingo 03 de octubre de 2021 | 6:00hs.
Arribaron a Misiones los bonaerenses que estafaron con campaña solidaria
El hombre quedó alojado en la Seccional Primera, mientras que su pareja en la División Resguardo de Detenidas, en Itaembé Guazú.
El hombre quedó alojado en la Seccional Primera, mientras que su pareja en la División Resguardo de Detenidas, en Itaembé Guazú.

Luego de casi veinte horas de viaje, durante los primeros minutos de la mañana de ayer arribó a la capital provincial la comisión de la Policía de Misiones que estaba abocada a la búsqueda y posterior traslado desde Jujuy a Misiones de María Leticia Zapata y de su pareja Matías Leonel Poberezny, quienes están acusados de armar una falsa campaña solidaria con el fin de juntar dinero para un tratamiento de cáncer y por el cual se alzaron con más de 350.000 pesos.

Minutos después de las 5.30 de ayer, la comitiva integrada por efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional I estacionó frente a la comisaría Primera de Posadas, en el corazón del barrio Villa Sarita, la combi en la que viajaban los dos bonaerenses acusados de estafa.

 Fuentes policiales consultadas por este medio indicaron que tras pasar unos minutos en la mencionada dependencia, y luego de los correspondientes exámenes médicos, por orden de la Jefatura de Policía se dispuso que el hombre sea alojado en una celda de la citada comisaría.

En tanto, la mujer fue trasladada en otro móvil bajo custodia policial hasta el edificio de la División Resguardo de Detenidas de la Unidad Regional I, emplazado dentro del predio de la comisaría Decimonovena del barrio Itaembé Guazú. Se espera que ambos sean traslados durante la jornada de mañana hasta el Juzgado de Instrucción Siete, a cargo del magistrado Miguel Mattos, en donde designarán a sus respectivos abogados.

Y dependiendo de los tiempos y de lo que disponga el magistrado, entre mañana y el martes los dos presuntos estafadores podrán ser citados a audiencia indagatoria para defenderse de las graves acusaciones que pesan sobre ellos, o bien abstenerse a brindar detalles, tal cual los ampara la ley.

Tanto Zapata como Poberezny fueron atrapados el martes pasado en horas de la mañana en una zona conocida como La Chimba, en la ciudad boliviana de Cochabamba y que se encuentra ubicada a unos 80 kilómetros de la frontera con Argentina. Los dos prófugos de la Justicia misionera fueron encontrados en un semáforo mientras realizaban labores como limpiavidrios de la zona.

De acuerdo a voceros que entienden en el caso, la pareja habría sido vista por primera vez en La Chimba hace aproximadamente un mes atrás y a quienes generaron confianza en el vecino país les habrían dicho que llegaron hasta allí en busca de oportunidades laborales.

La versión de un supuesto robo de todas sus pertenencias ni bien ingresaron a territorio boliviano despertó la solidaridad de varios vecinos de la Chimba, quienes desinteresadamente comenzaron a asistir a los bonaerenses.

Estos últimos pretendían recolectar entre 200 y 400 dólares para los trámites de ciudadanía y desde el pasado jueves 23 de septiembre hasta el día del arresto se alojaron en el depósito de una empresa.

Pero antes de que las almas generosas realizaran la entrega del dinero a los argentinos, decidieron googlear sus nombres en internet, instancia en la que tomaron conocimiento de los antecedentes que registraban, como así también del pedido de captura internacional emitida por Interpol que pesaba sobre ellos.

Las fuentes indicaron que el pedido de captura internacional se hizo efectivo luego de un intercambio de información efectuado entre la Policía boliviana y la Policía de Misiones, mediante los cuales pudieron constatar que la pareja que trabajaba en los semáforos de Cochabamba efectivamente eran los prófugos buscados por recaudar 350.000 pesos mediante una estafa.

Una vez articulado los mecanismos necesarios, el personal de la Policía boliviana se trasladó hasta el lugar donde la pareja fue detectada y concretó su detención. Y horas después fueron expulsados del vecino país mediante el paso internacional La Quiaca, limítrofe con Jujuy.

La estafa

La historia de los bonaerenses Zapata y Poberezny comenzó el 8 de julio, cuando la mujer publicó en Facebook un pedido de colaboración para afrontar un tratamiento contra el cáncer que rápidamente se viralizó.

“Hoy dolorosamente tengo que pedir de una pequeña colaboración, por más mínima que sea para poder lograr el objetivo de juntar los $350.000 para poder continuar mi tratamiento oncológico en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires”, rezaba la publicación acompañada de una fotografía suya con la cabeza calva.

El ardid fue tal que muchos medios se hicieron eco de su desesperado pedido y difundieron la campaña, cayendo también en la trampa. “Ya no tengo más alternativas acá, ya hice todos los tratamientos que me ofrecían, pero no sirvieron conmigo. Es por eso que empecé a buscar a través de interconsulta y fue así cuando hablaron del tratamiento experimental de inmunoterapia”, sostuvo en aquel momento Zapata en diálogo con Radioactiva 100.7.

Pero la mentira no tardó en salir a la luz, aunque para ese entonces lo recaudado ya había superado el monto requerido y la pareja se esfumó.

La primera pista del engaño fue la comprobación de que la receta médica que la mujer publicaba en su campaña era apócrifa y sus datos no aparecían en el registro del hospital Madariaga.

A partir de ahí comenzó la investigación, pero para ese entonces la mujer dejó de atender su teléfono y también abandonó el departamento que alquilaba con su pareja en Posadas.

En paralelo, la Dirección Cibercimen de la Policía recibió al menos tres denuncias por parte de damnificados que aseguraron haber donado dinero mediante transferencias bancarias y billeteras electrónicas.

Con todos estos elementos recolectados, el juez Mattos ordenó la ubicación y detención de ambos, pero de la pareja no se supo más nada.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias