miércoles 05 de mayo de 2021
Llovizna 14.5ºc | Posadas

Bernardo de Irigoyen

Buen momento para los almacenes de los barrios

Los comercios más pequeños repuntaron las ventas, aunque los céntricos y más cercanos a la frontera siguen sufriendo

jueves 11 de marzo de 2021 | 6:04hs.
Buen momento para los almacenes de los barrios
Verdulerías, carnicerías y despensas de barrio elevaron ventas por alrededor del 70 y 90 por ciento. Foto: Fabián Acosta
Verdulerías, carnicerías y despensas de barrio elevaron ventas por alrededor del 70 y 90 por ciento. Foto: Fabián Acosta

En Bernardo de Irigoyen, desde el cierre de fronteras por la pandemia del coronavirus el comercio interno repuntó, sobre todo en los comercios de barrios o los supermercados de la zona urbana que no tenían muchas ventas.

Principalmente crecieron los negocios dedicados al rubro de alimentos y productos esenciales, como despensas, carnicerías y verdulerías o los urbanos, como minimercados o supermercados que solían tener una venta regular.

A esos comercios les favoreció el cierre de frontera y la circulación de los ingresos y recursos familiares dentro del municipio, haciendo que la economía local, y sobre todo los pequeños y medianos comerciantes, crezcan.

Afirmaron asimismo que se registraron incrementos de entre el 70 y 90 por ciento en muchos de los casos.

Sergio Gómez, publicista local, afirmó: “En estos tiempos de pandemia y cierre de fronteras de alguna manera nos sirvió para descubrir el gran poder económico que manejamos en el municipio; mientras que en las ciudades brasileñas fronterizas, muchos comercios tuvieron que cerrar sus puertas porque la mayoría de sus clientes eran argentinos”.

Gómez manifestó también haber triplicado el trabajo “debido a que ahora tenemos clientes que antes diríamos que era casi imposible contar con ellos, que son los comercios de barrios y de parajes aledaños, hoy atendemos pedidos desde el kiosco hasta los grandes supermercados de la zona”.

Otra es la situación de un sector del comercio céntrico irigoyense que vendían grandes cantidades de mercaderías a clientes brasileños, que venían por productos puntuales y de calidad como vinos y espumantes, aceite de oliva, alfajores y chocolates, dulce de leche, productos de limpieza, cosmética y perfumería, hasta prendas de vestir.

 Estos comercios tuvieron una disminución de entre un 50 y 70 por ciento en sus ventas, debido a que la mayoría tenía clientes específicamente del país vecino. 

“Estamos tratando de sobrellevar esta situación y sobreviviendo, lo más difícil es mantener la planta permanente de personal y pagar los gastos fijos, pero de alguna manera, al estar en zona de frontera siempre nos amañamos para resolver situaciones y superarnos en tiempos de crisis, la venta local de cierta manera la mantenemos y bastante bien, pero teníamos un ingreso importante mediante la venta a clientes brasileños, eso obviamente que impacta bastante”, manifestó Walter Feldman, presidente de la cámara de comercio local.

 

Nota relacinada

El sorprendente repunte en Colonia Alicia

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias