Profundidad y su tranquilo cañadón

Domingo 17 de marzo de 2019 | 10:30hs.

Graciela Cáceres Comerciante

Este recorrido lo realicé en colectivo. Salí de la terminal de transferencia pasadas las 11 luego de haber esperado un largo rato, ya que las unidades sólo llegan a Profundidad tres veces al día. Después del ingreso a Candelaria, el colectivo entró en la calle que lleva directo hacia el municipio, pasando el asfalto comienza la calle de piedras de difícil acceso.
Casi 40 minutos después llegamos. Bajamos en la calle principal y caminamos una cuadra hacia el famoso Cañadón. El barrio donde está ubicado el parque es sumamente tranquilo y a pesar de que está bastante abandonada la señalética del lugar, se entiende bastante bien por dónde se debe entrar para ver el verde misionero.
Nos recibieron plantas, árboles y un aire puro que nos dio tranquilidad. Una vez dentro del parque nos encontramos con la guardaparque que nos indicó donde están los baños, el agua potable, los senderos de entrada y salida a la cascada, así que después de sus recomendaciones nos dispusimos a conseguir un quincho donde sentarnos a almorzar.
La primera vez que fui al Cañadón de Profundidad me había cruzado con un lagarto overo y esperaba que esta vez me pasara lo mismo, ya que tengo una mejor cámara de fotos, pero no fue así, los únicos que vinieron a saludar fueron las hormigas gigantes (de casi dos centímetros) y algunos bichos que paseaban por el lugar.
El salto es muy hermoso, pero cuando hay sequía lógicamente se queda sin agua. A nosotras nos tocó un día bello con agua, sol y mucho calor. Recorrimos el sendero de punta a punta, entramos en el agua que era tan transparente que se veían las piedras donde pisábamos y a los peces que mordían los pies.
Era un paisaje magnífico y bastante grande que albergaba a muchas familias. Creo que a partir de ahora se va a convertir en la escapada obligatoria de todos los veranos de intenso calor. 


Historias de viaje

Si querés contar la experiencia de uno de tus viajes, envianos tu historia en 1.500 caracteres a comerciales@elterritorio.com.ar


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina