“Él era celoso e histérico y siempre fue agresivo verbalmente”

Miércoles 12 de septiembre de 2018 | 07:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Mientras los investigadores aguardan por los resultados del examen de autopsia que finalmente se realizará hoy sobre el cuerpo de Natalia Samaniego (25), la madre de la muchacha asesinada aún no encuentra respuestas, reclama justicia y pide profundizar con la concientización sobre la violencia de género.
“No me esperaba esta suerte de mi hija. Hemos sufrido mucho durante estos años y justo cuando estabamos saliendo adelante ocurre esta desgracia”, fueron las primeras palabras que Teresa Gamarra expresó en medio del dolor que invade a su familia.
La mujer, de profesión abogada, señaló que también aguardaban a que hoy se culminen con todas las pericias y exámenes correspondientes para poder brindarle el último adiós a su hija, con quien convivió hasta inicios de agosto en el barrio Santa Rita, donde residieron durante casi toda la vida.
“No hay mucho por decir, esto nos entristece a todos. Nadie esperaba una cosa así, por eso queremos que las autoridades avancen en todo lo que tengan avanzar para poder obtener justicia”, sostuvo Gamarra.
Respecto de la relación de su hija con Juan Martín Carleris (22), quien era el concubino de la joven y que ahora aparece como principal sospechoso del caso, la mujer recordó que “tenían discusiones en forma reiterada. Ella siempre quedaba mal después de eso, pero él siempre la llamaba y le insistía para volver. Ella siempre me ponía en un lugar en el que yo no me podía meter en la relación y por eso yo nunca logré aislarla de él. Él era celoso e histérico y siempre fue agresivo verbalmente, eso me consta”.
Gamarra señaló que Natalia vivió con ella hasta aproximadamente el 10 u 11 de agosto, cuando el muchacho fue a buscarla para ir a convivir en el inquilinato donde el lunes a la noche se descubrió el femicidio.
La mujer recordó que su hija padecía un trastorno psicótico que no le permitía progresar en los estudios, pero a pesar de ello procuraba realizar actividades para obtener algún sostén económico. “A ella le gusta hacer cosas lindas, vendía productos de cosméticos por cartilla, le gustaba relacionarse con la gente. Siempre procuró en avanzar. Ella hacía un tratamiento continuo y tomaba medicamentos que le permitían llevar una vida normal dentro de sus capacidades”, expresó.
Gamarra contó que además de Natalia tiene otros dos hijos mayores y que “entre todos estábamos saliendo adelante. Ellos tienen sus trabajos y todo se estaba normalizando. Pero ahora ocurrió esta desgracia que me rompió el equilibrio y el corazón”.
En medio de la congoja, la mujer pidió “justicia, pero no sólo por mi hija. Sino porque si este hombre continúa libre le puede hacer daño a muchas personas más”.
Y, antes de culminar, aprovechó la oportunidad para agradecer a toda la sociedad y a los medios de comunicación por el acompañamiento que le brindaron a su familia desde el primer momento, pero también para pedir que “entre todos procuremos para evitar que estas cosas continúen sucediendo. Debemos seguir luchando por la concientización sobre la violencia de género”. 

La investigación
Hoy será un día importante para el avance de la investigación por el asesinato de Natalia, ya que se prevé que durante esta mañana finalmente se realice el examen de autopsia que ayudará a esclarecer varios puntos que aún restan determinar.
El estudio forense en principio se iba a realizar  ayer, pero finalmente fue postergado por diversas cuestiones, entre ellas, por el avanzado estado de descomposición que presentaba el cadáver, lo que obligó a prolongar el proceso de preparación del cuerpo previo a la operación.
Según explicaron fuentes consultadas, la necropsia es fundamental, ya que sus resultados permitirán determinar tanto la data como la causal de muerte, puntos que hasta anoche permanecían entre signos de pregunta.
En este contexto, cabe mencionar que las primeras estimaciones indican que aparentemente la muchacha llevaba entre cinco y diez días sin vida.
Esta presunción surge a partir del estado del cadáver, el cual se encontraba en avanzado estado de putrefacción y hasta presentaba fauna cadavérica. Sin embargo, a la precisión sobre este punto se arribará una vez que estén los informes de la autopsia. Investigan posible homicidio en un departamento sobre la avenida Santa Catalina
Respecto de la causal de muerte, el estado del cuerpo también impidió establecer al menos a prima facie una posible causa de muerte. Algunos voceros señalaron que existe la posibilidad de que la joven presente algún tipo de lesión en la cabeza porque allí se concretaba una gran cantidad de líquido cadáverico.
Pero ocurre lo mismo que con la data de muerte. Este punto lo determinarán los forenses que hoy analicen con exhaustividad los restos que desde el lunes a la noche están en la Morgue Judicial de Posadas.
Además, en la continuidad de la pesquisa, los voceros consultados detallaron que las autoridades del caso ordenaron realizar una pericia caligráfica a la carta hallada en la escena del hecho. En el escrito, según se supo, había invocaciones satánicas y se busca establecer fehacientemente que haya sido redactado por el sospechoso.
El caso está en manos del Juzgado de Instrucción Uno, a cargo del magistrado Marcelo Cardozo, quien el mismo lunes por la noche estuvo presente en el lugar del hecho supervisando la totalidad de las labores tanto policiales como periciales.
Tal como publicó este diario en la víspera, el macabro caso fue descubierto a partir de la denuncia de un vecino que alertó a la Policía por los olores nausebundos que provenían de un departamento tipo monoambiente ubicado en avenida Santa Catalina, casi López y Planes.
De inmediato, una patrulla de la Comisaría Segunda acudió al lugar y constató la situación, pero nadie atendió a los llamados y tuvieron que ingresar por la fuerza.
Una vez dentro, se toparon con el muchacho inconsciente sobre una cama y al recorrer el pequeño inmueble adviertieron que el fuerte olor provenía de la heladera, la cual llamó la atención por encontrarse atada con una sábana.
Ante esta situación, procedieron a abrir y allí dieron con el cuerpo de Natalia.

Notas relacionadas:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina