Reconstruir el país

Domingo 26 de julio de 2020
Producto de la pandemia del Covid-19, el mundo empezó a tener otra mirada sobre varios aspectos de la vida cotidiana, valorando la salud sobre cualquier otro bien material, entendiendo que se debe atesorar momentos mejores con los seres queridos que acumular fortunas que pueden disiparse a partir de un estornudo, como se transmite este virus que no da tregua a ningún gobierno del mundo. Pero así como las sociedades son distintas, los comportamientos también son diferentes tanto en la manera de encarar la adversidad como relacionarse con el más cercano. Como una sociedad es una gran familia, cada integrante suele tener percepciones diferentes de cómo encarar situaciones extremas, algunos se muestran más cercanos, más solidarios, otros intentan destruir la armonía en el núcleo familiar o social y para ello, aplica una cuota de remordimiento, odio y de ser necesario genera noticias falsas que provocan alarmas, desalientos e incertidumbres en el resto de la sociedad. Hay quienes actúan con clara malicia o movidos por determinados intereses económicos o partidarios. Muchos de estos aspectos fueron materia de sondeo, incluidos los hábitos de consumo y las percepciones del entorno social por parte de algunas encuestadoras, como el trabajo realizado esta semana por Zuban Córdoba y Asociados. Dentro o fuera de la familia, producto del propio aislamiento, las redes sociales representan una manera de mantener el contacto social y es el canal por donde suele filtrarse con mayor rapidez las fake news o noticias falsas. El relevamiento da cuenta de que la mayoría de los encuestados están al tanto de esta forma de manipular la información, porque de hecho algunos de sus contactos expresaron haber observado la falsedad de algunos de los contenidos compartidos en las redes. De allí la importancia de la buena información en medio de la emergencia sanitaria, como viene promoviendo este diario. En tal sentido, el sondeo también refleja que los consultados acuerdan que los medios de comunicación son un servicio público ciudadano y están entre las instituciones más creíbles, después del gobierno nacional, junto a los especialistas en salud pública. Lo llamativo del sondeo realizado desde la provincia de Córdoba para todo el país es que, según los encuestados, la mayor credibilidad la tienen los medios locales de comunicación y después los de nivel nacional. La encuesta arroja otro dato, al indicar que sobre todo son los medios de comunicación nacionales los que fomentan y aumentan la grieta ideológica y política en la Argentina.  En cambio, los medios locales o muchas veces llamados despectivamente del interior, son percibidos como más cercanos a los intereses de la gente y como más independientes del poder económico y político, comparados a los medios nacionales. Los medios nacionales tradicionales imitan el comportamiento burbuja de las redes sociales para conservar su núcleo duro de seguidores y pierden de vista la agenda de la gente.

Del mismo modo, la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública de la Universidad de San Andrés, evaluó sobre las mejores y peores imágenes. Entre estas últimas ubican a los jueces, los grupos anti cuarentena, los partidos políticos y el FMI. A su vez aquí aparece el pleno reconocimiento a los que son protagonistas de este momento, como los científicos que registran las máximas puntuaciones y por el trabajo de colaboración que llevan a cabo para frenar al virus, se destaca la tarea a todas las fuerzas de seguridad.

En lo político
Las encuestadoras que estuvieron activas esta semana también evaluaron la percepción de la ciudadanía en cuanto a la forma que el gobierno viene encarando la pandemia en la Argentina. En tal sentido, el estudio realizado por la consultora Tres Punto Zero concluye, entre otros aspectos, que la flexibilización de la cuarentena en varios puntos del país le permitió al presidente Alberto Fernández mejorar la imagen de gestión que hace dos semanas estaba en promedio en 54 y ahora ascendió a 59 por ciento, tras permitir el retorno a las actividades de comerciantes, profesionales y empresarios de diversos rubros. De acuerdo a las encuestas estos últimos difieren, pero hay coincidencia en la buena imagen de la administración nacional. En la Encuesta de la Universidad de San Andrés, refieren al desgaste que provocó la cuarentena extendida que bajó a 55 por ciento la imagen positiva de Alberto Fernández, pero continúa siendo la más valorada seguido por Horacio Rodríguez Larreta, con 52%. En el trabajo de Zuban Córdoba y Asociados se concluye que el presidente Alberto Fernández en cuanto a gestión tiene un 64,5 por ciento de aprobación, pese al descenso que tuvo comparado al inicio de la pandemia hace cuatro meses.

Cambios y desafíos
Lo cierto es que la mitad de los argentinos, el 52% según la Universidad de San Andrés, considera que su vida cambió de manera importante, pero a su vez aporta un dato crítico y es que la percepción sobre la peligrosidad del virus, si bien continúa siendo alta, disminuye comparado a abril. Esto es un factor de riesgo ante un posible relajamiento que puede presentar la sociedad y con ello agravar el cuadro de situación de la pandemia en el país. Está claro que se deberá aprender a convivir por mucho tiempo más con la pandemia. Además del aprendizaje de cuidado que se requiere para evitar el contagio, ahora se vienen los desafíos para recuperar los efectos económicos. Es que también las encuestas muestran que entre las urgentes preocupaciones de los argentinos se encuentra el deterioro de la calidad de vida, ya que se estima que la pobreza podría estar trepando al 50 por ciento en el país y, por lo tanto, demandan soluciones.

En tal sentido, la administración nacional estuvo muy activa durante la semana y entre sus numerosas apariciones públicas, el presidente Alberto Fernández, al disertar por videoconferencia en el Consejo de las Américas, dejó en claro que lo que más necesita la Argentina en este momento es la inversión, producción, trabajo y desarrollo. Para ello espera resolver pronto el acuerdo con los bonistas que permita pensar en el futuro. Como muestra que está avanzando en tal sentido, durante la presentación de una nueva etapa del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para proteger el empleo y garantizar las fuentes de trabajo destacó la importancia de las pymes en el país, cuyo reconocimiento no siempre se tuvo presente por parte de otros gobiernos. Le pegó al gobierno de Mauricio Macri por el cierre de 20 mil pymes durante sus cuatro años de mandato. Al lanzar el desafío de construir un país más justo, recordó que primero se apuntó a garantizar la continuidad del empleo mediante los aportes que realiza el Estado. Por lo tanto, se tendrá que aprender a convivir con el virus para empezar a reconstruir el país. En tal sentido, adelantó que en la semana que comienza se anunciarán más de 60 medidas, según sus palabras, para empezar a construir un futuro más definido para salir de esta crisis que ha impuesto la pandemia. De esta manera se espera el anuncio de un paquete de medidas consensuadas con los 24 distritos como un anticipo del Presupuesto 2021. Lo que se sabe hasta ahora es que las 60 medidas incluirían programas generales y particulares enfocados en las provincias, el envío de proyectos de ley al Parlamento más algunos decretos para agilizar los planes previstos para cada provincia. Al parecer para sustentar el lanzamiento de tal iniciativa, se fueron ajustando los proyectos más importantes en conversaciones mantenidas con los gobernadores, tarea que fuera encomendada al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Con ayuda de otros ministros, fueron los encargados de ir analizando las prioridades e iniciativas que tiene cada provincia para avanzar en el desarrollo económico y productivo y establecer un plan de obras e infraestructuras. En definitiva, sería un plan federal de reactivación del país. Para concretarlo, según el presidente de la Nación, la Argentina que se viene necesita a todos al referirse a los empresarios y trabajadores como sus principales aliados. Como anticipo de lo que contendría el mega paquete de medidas, destacó que se apunta a construir una industria nacional y un contrato social, con los pequeños y medianos empresarios. Este matutino pudo saber que se viene una nueva etapa del plan Procrear, que sería un modelo similar al originalmente lanzado durante la gestión de Cristina Fernández, aunque complementado con un programa para acceder al suelo y de más fácil acceso. Todo lo previo también será posible mediante acuerdos con las provincias y los municipios. Para tal fin, esta semana el Gobierno anunció la creación de un Gabinete de Tierras para avanzar con la citada iniciativa, además de fomentar el desarrollo agropecuario y promover nuevos parques industriales.

El caso Misiones
En el caso de Misiones, los ministros del Interior, Eduardo De Pedro y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, fueron los encargados de escuchar las propuestas del gobernador Oscar Herrera Ahuad. Por lo informado por el propio mandatario provincial, se pidió a la Nación incluir a Misiones dentro de una zona franca especial, que genere más empleo y consumo. Lo que se requirió es una política impositiva de frontera, que también cuenta con el amplio respaldo de entidades como la Cámara de Comercio e Industria de Posadas. Observan que es la única manera de ser competitivos al estar rodeados de países como Brasil y Paraguay que imponen sus propias reglas políticas y económicas, y en muchos casos, resultan muy desfavorables para mantener la competencia. De allí se producen las grandes asimetrías que terminan perjudicando a comercios y empresas de la tierra colorada. El obligado cierre de frontera producto del coronavirus dejó en evidencia tal situación y fue señalado por el mandatario provincial al sostener que los números de recuperación de la economía en este tiempo no serían posibles con la competitividad de Paraguay. Dicho en los términos planteados desde la Cámara de Comercio de Posadas, el cierre de frontera permite la recuperación de la actividad comercial y económica en general en medio de la pandemia. Otra gran deuda a saldar, para esta parte del país, es la conexión con el gasoducto, tema que también fue requerido por Herrera Ahuad, quien además afirmó que los funcionarios nacionales también se mostraron muy interesados con el proyecto Silcon Misiones que encara la administración provincial.

Con más autonomía
Así como Misiones fue la primera provincia en resguardar a sus ciudadanos apenas se desató la pandemia del coronavirus con la suspensión de clases, del mismo modo es uno de los primeros distritos del país en avanzar con apertura focalizada de las principales actividades y hoy está en marcha una experiencia piloto en cuanto a hotelería y turismo.

Fuentes cercanas a la administración provincial, afirman que estas decisiones que se toman por haber mantenido el misionerismo, es decir la independencia y no haberse sumado al oficialismo nacional. Recuerdan que la conducción de la renovación optó, el año pasado, por priorizar la autonomía política, pese a que en ese momento le representó perder una banca de diputado nacional. Pasado el tiempo ratifican como positiva la decisión estratégica tomada oportunamente. Es que mantener un carácter autónomo le permite a la provincia avanzar en soluciones y no tener una dependencia del gobierno central que tiene sus propios problemas y urgencias por resolver. Esgrimen, quienes observan de cerca la evolución de la administración provincial, que producto de una gestión ordenada y seria se pudo cristalizar un esquema de salud pública y gratuita de las mejores del país. En lo político, desde la renovación sostienen que lo previo refleja lo que siempre se buscó desde la creación del espacio político. Es decir otorgarle poder a la gente, evitando los mandatos de los partidos nacionales y acuerdos de cúpulas. Se conoció, justamente, que a raíz del desgaste de los partidos tradicionales, hay diputados y concejales de la oposición que muestran conformidad con el funcionamiento del frente renovador en dar respuesta a la gente. Por eso hay dirigentes entusiasmados ante la posibilidad que las diferencias sean superadas por las coincidencias que expresarían algunos radicales con la renovación. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina