Violento motín en Venezuela provoca 29 presos muertos

Sábado 25 de mayo de 2019
Se difundió en las redes sociales un supuesto video de un reo amenazando a dos mujeres tomadas como rehenes.
Al menos 29 presos fallecieron y 19 oficiales resultaron heridos durante un motín en el estado venezolano de Portuguesa, según la información preliminar de las autoridades locales citadas por  los medios de comunicación de la región.
El Ministerio Público (MP) de Venezuela a través de la Fiscalía está investigando el caso, que se dio a conocer a primera hora de ayer, aunque se desconoce con exactitud cuándo se produjo.
El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), una organización no gubernamental que defiende a los reos, aseguró a través de las redes sociales que el motín se registró en las instalaciones de la Comandancia General de la Policía en el municipio Páez. Además se responsabilizó de la violenta situación al Ministerio de Servicios Penitenciarios. Según el OVP, que denuncia una “masacre” en el lugar, todos los fallecidos eran prisioneros. 
Hasta ahora, ninguna autoridad ha ofrecido públicamente detalles sobre el caso.
Medios locales indicaron que dentro de los calabozos presuntamente detonaron tres granadas y que los organismos de seguridad tomaron el hospital de Acarigua-Araure, Jesús María Casal Ramos, donde presuntamente fueron trasladados los heridos.
En redes sociales circula un video de un supuesto preso pidiendo a las autoridades que cesen el fuego, junto con dos mujeres que serían rehenes. 

Antecedentes   
El 29 de marzo del año pasado se registró uno de los motines más graves de Venezuela en el último cuarto de siglo. Se trató de un enfrentamiento en el centro de reclusión de la Policía Estatal de Carabobo, en el norte del país, donde 68 personas perdieron la vida en un posterior incendio.
Cerca de una decena de reyertas carcelarias han dejado decenas de fallecidos en el país en la última década, cuando se inició su peor crisis económica.
El OVP ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión de Venezuela, tanto en cárceles como en calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85.000 personas y que ha degenerado en el incremento de la violencia.
Los datos de la ONG aseguran que los centros penitenciarios bajo el control del Poder Ejecutivo venezolano tienen una capacidad de 35.562 y la población reclusa es de 59.738. 
La información del OVP, sin embargo, no coincide con los datos oficiales del Ministerio Penitenciario que asegura que en Venezuela existe una población de 54.116 reclusos y una capacidad de ocupación penitenciaria de 82.736.

Casos recientes en las cárceles latinoamericanas

A inicios de 2017 en la ciudad de Manaos, Brasil, se produjo el motín penitenciario más violento en una sola cárcel en las últimas dos décadas, que se saldó con 56 fallecidos. En ese episodio, muchos de los prisioneros fueron decapitados. Esta ola de violencia está relacionada con la crisis del sistema penitenciario que vive el país. Pero estos recientes motines no son los más sangrientos en la historia de América Latina.  
En Honduras, entre el 14 y el 15 de febrero de 2002 perecieron en un incendio en la hacinada Granja Penal de Comayagua 350 reos. Expertos de Estados Unidos dictaminaron que el incendio fue por causas accidentales, aunque otros barajaron la posibilidad de un cortocircuito, un motín para encubrir una fuga masiva o la quema de un colchón.
Anteriormente en Perú se produjo un motín coordinado de presos de las agrupaciones terroristas Sendero Luminoso y Tupac Amaru que se llevó a cabo entre el 18 y el 19 de junio en 1986 en tres prisiones de Lima (la isla El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara). La revuelta terminó con más de 50 muertos y se protestó por el traslado de reos a cárceles de máxima seguridad y coincidió con una reunión de la Internacional Socialista.
El 7 de marzo de 2005 se produjo un incendio durante un motín en la prisión de Higüey, en la provincia oriental de La Altagracia tras un enfrentamiento entre bandas en la República Dominicana. Hubo 135 fallecidos. 
Entre el 12 y el 16 de mayo de 2006 hubo 133 muertos en Brasil porque en 80 prisiones se registraron de modo simultáneo ataques coordinados contra comisarías y motines. Los ataques fueron orquestados por el grupo mafioso el Primer Comando de la Capital (PCC) para evitar el traslado de centenares de reos a centros penitenciarios de máxima seguridad. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina