Ruegan asistencia para un discapacitado indocumentado

Lunes 14 de enero de 2019
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

Salustiano Adolfo Kiñiuti (58) trabajó toda su vida en las duras labores de la chacra, estuvo en pareja y tuvo hijos, pero hace una década padeció un AVC que le dejó serias secuelas que condicionan su calidad de vida.
Desde hace tres años está al cuidado de una hermana y su cuñado, humildes tareferos del barrio San Miguel que residen en una precaria vivienda de madera.
Las carencias son enormes y hasta escasea la comida, tal como reconoció el dueño de casa, Jorge Ramírez (58), quien mencionó que su cuñado no posee DNI y por ello no puede acceder a ningún beneficio social.
“Un día una hermana de mi señora le trajo a mi cuñado acá porque ella no lo podía tener más y él no tenía dónde ir. No preguntó si podíamos o queríamos, le dejó nomás y tuvimos que hacernos cargo. Para colmo, nunca tuvo documento ni puede cobrar una pensión”, indicó Ramírez.
A su lado, su concubina Martha Kiñiuti (61) mencionó que su hermano se crió en la chacra, nunca fue a la escuela y es analfabeto, por lo que tampoco gestionó su DNI.
“Antes tenía su familia, pero cuando se enfermó la mujer se fue y los hijos no se hicieron cargo. A mi marido y a mí nos cuesta mucho porque vivimos al día. Yo no puedo tarefear más porque tengo problemas en las piernas, así que vivimos de lo que gana mi marido. Y no es fácil mantener una boca más, pero es mi hermano y no puedo abandonarlo”, reflexionó la mujer. ;
Indicó que desde hace varios años vienen trajinando organismos públicos para obtener el DNI para Salustiano, aunque siempre chocan contra algún obstáculo burocrático.
Al respecto, mencionó que “en el Registro de las Personas nos dijeron que tenemos que ir a Posadas, pero no tenemos recursos para viajar y mi hermano casi no se levanta por su enfermedad”.
Tampoco obtuvieron asistencia por parte de la Municipalidad, desde donde habrían negado la posibilidad de ingresar a Salustiano al asilo, ya que no posee obra social, según comentó su cuñado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina