Principio de incendio en vivienda que alberga a una de las víctimas de Holl

Martes 24 de marzo de 2020 | 07:00hs.
El fuego se inició en uno de los laterales de la vivienda de madera del lote 149 de Campo Ramón, el pasado 14 de marzo.
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea fojacero@elterritorio.com.ar

Corridas, gritos y sospechas de que fue una venganza. Por ahora sólo sospechas y esta vez, por fortuna, los damnificados reaccionaron a tiempo y pudieron evitar otra tragedia. Y otra vez Campo Ramón, localidad que aún sigue en shock por el incendio de dos viviendas del barrio Docente, hecho por el que fue imputado el concejal Alfredo ‘Fredy’ Holl (44).
Precisamente, en un episodio que hasta el momento las autoridades policiales mantuvieron bajo estricta reserva, el pasado 14 de marzo se produjo un principio de incendio en una vivienda que alberga a una de las personas que once días antes fueron víctimas de Holl, lo que reavivó los temores en ésta pequeña comunidad.
Según la denuncia radicada por Cecilia S. (38) ante la comisaría de Campo Ramón, en horas de la noche se hallaba en su domicilio junto a su familia y notaron una densa humareda que avanzaba en el interior del inmueble, ubicado en el lote 149.
Afortunadamente los integrantes de la familia reaccionaron a tiempo y ubicaron el foco ígneo en uno de los laterales de madera de la vivienda, tras lo cual lograron sofocar el fuego arrojando varios baldes de agua.
Enseguida la figura de Holl sobrevoló la escena, puesto que en dicho domicilio se halla residiendo la misma septuagenaria que resultó damnificada en el siniestro del pasado 3 de marzo, hecho por el que fue imputado el edil.
Por ello, casi nadie en el pueblo cree que el segundo incendio fue una coincidencia, ya que la misma anciana residía en una vivienda del barrio Docente y compartía la medianera con Pablo Agustín Gaona (42), quien acusó a Holl de provocar el fuego que destruyó su casa, su vehículo y todas sus posesiones materiales. Al tratarse de construcciones linderas el siniestro también afectó la vivienda de la septuagenaria, quien tuvo que mudarse a la casa de su hija en el lote 149.

Temor latente
Tal como informó este diario, las pericias de los bomberos confirmaron que el incendió a la casa de la familia Gaona fue intencional y se originó por el derrame de combustible.
En tanto, las llamas se propagaron sobre la casa de la anciana que salvó su vida de milagro, puesto que una vecina le golpeó la ventana y logró que se despertara.
El fuego destruyó el techo, avanzó al interior y generó serio daño estructural. En consecuencia el lugar quedó inhabitable y la propietaria se vio obligada a mudarse con su hija.
Desde un primer momento la familia evidenció mucho temor a expresarse respecto a la denuncia contra Holl, conocedores del poder y contactos que ostenta en el pueblo.
En un breve diálogo con El Territorio, Cecilia S. subrayó: “Mi mamá trabajó desde los 14 años y ahora no tiene nada. Está muy mal anímicamente y con mucho miedo por todo lo que está saliendo a la luz. Es muy injusto lo que le pasó, no hay palabras. Nunca le hizo mal a nadie, sólo vivió para trabajar”.
Si bien no quiso ahondar sobre el hecho, precisó que en la madrugada del 3 de marzo “el fuego se inició en la casa del vecino y se propagó hacia lo de mi mamá. Sólo agradezco a Dios que está viva porque una vecina se acordó que toma pastillas para dormir y le golpeó la ventana”.
Ya en relación al principio de incendio de su propio domicilio, registrado el pasado 14 de marzo, la mujer se mostró muy temerosa de brindar detalles y de expresar sus sospechas al respecto.
“Lo único que puedo decir es que hice la denuncia y espero que la justicia investigue”, señaló.
Por su parte, fuentes de la investigación no descartaron ninguna hipótesis, aunque se excusaron de brindar detalles de las pericias para no interferir en la investigación en marcha.

Fue imputado
Con relación a la situación de Holl por la denuncia del 3 de marzo, el mismo fue imputado por los delitos de incendio y tentativa de homicidio, causa que se tramita ante Juzgado de Instrucción Uno de Oberá. En paralelo afronta cargos por tenencia ilegal de armas de guerra, expediente a cargo del Juzgado Federal de Oberá.
Tanto la familia Gaona como la ex esposa del edil disponen de custodia policial.
Holl fue detenido el 5 de marzo a raíz de la denuncia de su vecino Gaona, quien lo acusó de ser el responsable por el incendio y destrucción total de su vivienda.
El incendio se inició alrededor de las 2 de la madrugada del martes 3 de marzo, cuando el propietario del inmueble se despertó por los gritos de sus hijas de 15 y 8 años y una sobrina de 17 que se hallaba en la casa.
Esa misma madrugada Gaona se presentó ante la comisaría de Campo Ramón y denunció directamente a Holl, a quien acusó de incendiar su vivienda y tratar de asesinar a su familia.
Posteriormente, la ex mujer del concejal y dos de sus hijos se presentaron ante la sede policial y aportaron testimonios que no hicieron más que complicar la situación del sospechoso.
“Responsabilizo directamente al señor Alfredo Holl, alías Fredy, como el principal responsable de lo sucedido y lo acuso por daño, tentativa de homicidio y todo lo causado. Ante éstas y otras cosas más, responsabilizo a este hombre por cualquier cosa que nos pueda suceder a mi familia y a mí”, citó Gaona en la denuncia.

Armas y gallos de riña
Tras la detención de Holl, la Policía allanó sus tres propiedades en Campo Ramón y procedió al secuestro de once armas de fuego sin registrar, entre rifles, escopetas y una pistola, lo que no hizo más que complicar la situación del detenido.
Al respecto, fuentes del caso resaltaron que la pistola en cuestión es una 9 milímetros que hace tres años fue reportada como robaba a un efectivo de la Policía Federal.
Respecto a las armas incautadas, las mismas derivaron en la apertura de una causa federal por “tenencia ilegal de armas de guerra”, delito que no contempla la excarcelación, como tampoco la “tentativa de homicidio” que se tramita en el Juzgado de Instrucción Uno.
En los allanamientos también dieron con gran cantidad de municiones; un silenciador y miras telescópicas, una de ellas para visión nocturna.
Hallaron bidones con combustible, de los cuales varios se encontraban vacíos. Asimismo, constaron la existencia de más de cien gallos de riña que quedarán en resguardo de un cuidador.
Entre los elementos secuestrados se hallan seis celulares que serán peritados y podrían arrojar importantes indicios para la investigación de los delitos que se investigan, como también las relaciones y complicidades del concejal, productor y dirigente agrario.
Holl se halla alojado en la Seccional Quinta de Oberá y se abstuvo de brindar declaración indagatoria.

Varias denuncias
Además de las causas citadas, en los días posteriores a su detención se sucedieron una decena acusaciones por diferentes delitos.
Por ejemplo, el ex suegro de Holl se presentó ante la sede policial para ratificar varias denuncias que radicó años atrás por diferentes ilícitos como daño a la propiedad, amenazas, envenenamiento y mutilación de animales.
Este diario también accedió a una denuncia radicada hace dos años por parte de una de las hermanas de Holl, quien lo acusó de amenazas de muerte. Desde entonces la mujer no regresó de Buenos Aires.
Incluso, años antes fue denunciado por su propia madre tras irrumpir armado en su vivienda creyendo que en el lugar se encontraba su esposa, en medio de una separación transitoria de la pareja.
“Es cierto que siempre tuvo contactos e hizo negocios con mucha gente. La madre lo denunció porque fue armado a la casa buscándome a mí y dijo que me iba a matar. Cuando le allanaron encontraron un arma que tendría que estar en custodia judicial. Nunca se supo en qué quedó eso”, aseguró Norma Schweikowski (41), su ex esposa.
También lo denunció un funcionario judicial por el robo de gallos de riña en la localidad de San Javier, lo que grafica el alcance de dicha actividad en la zona y sustenta la impunidad que amasó durante tanto tiempo.
Luego de su detención el edil fue suspendido del cargo y se encamina a la destitución.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina