Las producciones de la economía regional misionera en rojo como las de casi todo el país

El semáforo productivo que elabora Coninagro marca una situación de crisis en las actividades misioneras. La yerba mate, hasta abril, permanecía en verde. En la mayoría de las actividades se destaca sin precedentes la baja demanda a través de los indicadores de consumo y de exportaciones.
martes 11 de junio de 2024 | 17:11hs.

Coninagro elaboró su semáforo económico de producciones agropecuarias regionales, que este mes muestra una situación preocupante para las actividades de al tierra colorada. En especial para la yerba mate, que venía siendo hasta el semáforo publicado en abril de las pocas actividades con “luz verde”. “El semáforo es tablero que visualiza un índice que sirve como herramienta analítica para observar en una misma foto las diversas producciones del agro argentino con la misma metodología”, explican desde la entidad. Se trata entonces de un trabajo que permite conocer el estado de los principales productores de las economías regionales. “Surge de un proceso dinámico de selección de variables clave, con indicadores que se actualizan para medir el estado de situación tanto productivo como de mercado como la ecuación micro de cada una de las actividades”, explican.

Este mes, la yerba mate entró en zona roja, algo que en el último tiempo no sucedía. Otras de las actividades que también están en rojo y que son parte de la economía misionera son la mandioca, el tabaco, la carne porcina y el sector forestal. Los números de esta edición del panel muestran que las producciones tienen precios cuya dinámica en el mes fue por debajo de la inflación, continuando la tendencia de los meses anteriores; y por el lado de los costos, con una tendencia creciente a mayor velocidad. Respecto de la sequía, casi la mitad de las producciones siguen recuperando los niveles productivos, pero en valores menores a los esperados, o con problemas de calidad.

“Se destaca sin precedentes la baja demanda a través de los indicadores de consumo y de exportaciones. Este aspecto es central por el efecto en las expectativas, es decir, es el driver que genera incentivos para mejorar la producción en las próximas campañas: a falta de demanda va a ser difícil generar inversiones a largo plazo”, afirman.

Sectores de Misiones

En el caso de la yerba mate los precios se han estancado al productor (hoja verde) y se espera que empeore esta situación en el mes siguiente. El consumo se ha estancado en volúmenes y la sobreproducción, sumado a las importaciones no plantea un buen panorama: la actividad pasa de verde a rojo.

La producción de mandioca muestra precios muy por debajo de la inflación y competencia desde la importación de Paraguay. Las hortalizas muestran volatilidad de precios que cambia mes a mes.

La producción forestal muestra precios del bosque implantado a la par de la inflación, quizá levemente superiores, pero el nivel de demanda es muy bajo (un indicador que vamos a incorporar en próximos informes es un seguimiento del nivel de construcción), también ha bajado mucho la exportación y se observa en la tabla, por eso la actividad está en rojo.

El caso de aves, ya modificado el índice de costos, donde pondera mucho más la producción de carne (90%) que la producción de huevos. Los precios si bien han subido en el mes de abril, interanualmente están por debajo de la inflación y con costos levemente a la par; los niveles de producción son estables y los niveles de consumo también, se mantiene el verde del mes anterior, con una tonalidad más baja.

La producción de carne bovina sigue siendo un interesante desafío para sintetizar: los precios de las categorías novillo y ternero crecen en promedio 4% en abril, interanualmente todavía se mantienen por el salto importante que, de diciembre, los niveles de producción medidos a través de la faena están empezando a ver disminuciones y la demanda tanto internacional como local son de los más bajos de la última década, por ello el color pasa de verde a rojo claro.

La producción porcina (carne de cerdo) mantiene su tendencia al rojo: por el estancamiento en los precios con costos crecientes y un menor consumo (esta actividad estaba en verde hasta hace dos meses).

Otras producciones

El caso de los cítricos dulces muestra un color rojo por los bajos precios, donde estamos a la espera del otoño y el invierno, ya que son el periodo más importante donde llega la nueva cosecha. La producción de miel profundiza su tendencia: precios muy bajos, siguen los problemas productivos y muy baja exportación, con lo cual mantiene el rojo; junto a la producción ovina, que no ha mostrado un cambio de tendencia.

El algodón sigue teniendo problemas de calidad en algunas zonas (brotación), pero con una mejora el área respecto de la campaña anterior, con precios muy por debajo de la inflación (+124% interanual vs 289% inflación), y mantiene un año en rojo. Las exportaciones reaccionaron levemente, no tanto para cambiar el color del semáforo. El arroz tuvo precios en el mes de abril en alza, manteniendo la tendencia de meses anteriores, se está recuperando en superficie y ha reducido su nivel de exportaciones por lo que el semáforo sigue en verde.

La producción de granos es otro desafío para sintetizar: acá se conjugan los 6 principales cultivos de Argentina, donde se observa lo bajo de los precios al productor en términos interanuales en pesos (+196%), con costos que crecen por arriba de estos precios, con una recuperación productiva ya que estamos saliendo de la sequía (las estimaciones de la gruesa empezaron a publicarse) con un muy bajo nivel de exportación (en valor=precio por cantidad) inclusive respecto a la campaña anterior. Llama la atención que se esperan mayores consumos para este año. Estas actividades mantienen el rojo en general, con particularidades distintas de acuerdo a las zonas (para más detalles se pueden ver informes sectoriales muy detallados).

La producción de leche también mantiene el rojo este mes: el precio productor se encuentra levemente por encima de la inflación, con costos en igual tendencia. La parte productiva inclina la balanza hacia el rojo: los litros producidos son muy bajos (se han achicado los rodeos) y los niveles de exportación si bien son mayores en volumen son más bajos en valor, con una reducción del consumo interno. Toda esta ecuación nos brinda un escenario en rojo claro: si hay interés en el tema, más detalles por zona como por modelo productivo pueden verse en: OCLA.org.ar.

La producción de maní sigue recuperando en superficie y producción, no tanto en precios (aunque bien en términos interanuales), se mantiene la conclusión de estabilidad en el semáforo: verde. En la producción de peras y manzanas ha ingresado la nueva campaña, con lo que se espera que en los próximos meses se puedan ver mayores volúmenes, donde la ecuación económica y logística va a habilitar los momentos de envío a los distintos mercados. Hay que estar atentos al costo de la energía eléctrica, principal insumo para el acondicionamiento y acopio de la fruta. Ya han comenzado a mejorar las exportaciones.

La producción de vino y mosto finaliza su cosecha, con menores volúmenes a los esperados, y precios del vino en la Bolsa de Mendoza muy estancados, menos de la mitad de la inflación. Los volúmenes enviados al mercado interno y de exportación son menores interanualmente. En este caso también hay que estar atentos al costo de la energía y hay que esperar aquel vino se elabore, para mediados de año se liberen los nuevos precios.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?