Cuando los motores despiertan más que máquinas

El hogar de las grandes pasiones

El automovilismo genera una fuerte conexión con las personas. Es lo que ocurre con Koki y su padre, así como con Tomás Aibar (17), el piloto más joven del rally nacional
sábado 08 de junio de 2024 | 6:01hs.
Koki junto a su padre en pleno parque, a la espera de la competencia oficial. Foto: Marcelo Rodríguez
Koki junto a su padre en pleno parque, a la espera de la competencia oficial. Foto: Marcelo Rodríguez

El deporte tuerca despierta pasiones de todo tipo. A veces no se puede explicar y es mejor escuchar a los propios protagonistas.

Silvio Famularo -más conocido como Koki- tiene 42 años y su discapacidad motriz no es impedimento para afianzar estrechos lazos con los autos.

Junto a su papá Daniel (70) acude a cada cita tuerca en Misiones desde hace ya varios años por lo que no podían dejar pasar el rally nacional.

Koki ya es famoso en el ambiente y se dio el lujo de hacerse amigos de la talla de Carlos Okulovich y Mariano Werner.

“Somos fanáticos del automovilismo, nos apasiona el deporte de cuatro ruedas. Él se inició desde chiquito, a los siete años, cuando le llevaba a las carreras..tiene un historial de todas las categorías y competencias que llegaron a la provincia”, inició Daniel el diálogo con El Territorio.

“Antes Koki lo seguía todo por televisión hasta que la mamá nos dio luz verde. No nos perdimos nada, hasta fuimos a Buenos Aires a dar tres vueltas en el auto de Werner; me acuerdo que me llamaron, nos pagaron los pasajes y fuimos al autódromo Mouras. Bajó del auto enloquecido… él no sabía nada y la sorpresa fue mayúscula”, recordó con lujos y detalles esa fantástica anécdota.

“Además fuimos a Concordia, Chaco y en Misiones estamos en cada competencia nacional. En varias oportunidades se encontró con amigos discapacitados como en Posadas donde forman un grupito y se mueven para estar presentes”, cerró el papá que quiere ver feliz a su hijo y lo hace con creces.

El más chico y con récord
El catamarqueño Tomás Aibar (17 años) es el piloto más joven del parque. Sin dudas una joyita del rally nacional que competirá arriba de un Ford Fiesta en la Clase RC5, junto al navegante Horacio Luna.

“Llegamos de la mejor manera a la competencia. Desde muy chico empecé con esto de automovilismo incursionando primero como navegante desde los 13 años y ahora tengo esta enorme chance”, le recordó a El Territorio.

shakedown de la 4ª fecha del Campeonato Argentino de Rally
El catamarqueño Aibar estará arriba de un Ford Fiesta en la Clase RC5.

“Adquirí rodaje en Catamarca y La Rioja, en rally provinciales, pero en Misiones es muy distinto. Estamos acostumbrados a las montañas y acá hay mucho cambio de superficies, hay que estar atentos a lo que pueda pasar”, analizó.

Gracias al trabajo de la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino, la subcomisión de Rally logró designar a la RC5 como categoría. Allí estará Tomás.

“Lo que más me apasiona del rally es pasar con la gente que uno quiere, hacer nuevos amigos, disfrutar de la familia y conocer nuevos lugares”.

“Mi principal objetivo este fin de semana es terminar la carrera, sumar la mayor cantidad de kilómetros e ir de menos a más”, cerró el debutante más joven de la historia del rally argentino.

shakedown de la 4ª fecha del Campeonato Argentino de Rally
Los caminos sirven como escenario para la familia.
¿Que opinión tenés sobre esta nota?