¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Segundo día del acampe frente al Comando

Denunciaron a policías por sedición, robo, hurto e incitación a la violencia

Así lo detallaron tras la primera reunión del Comité de Crisis; se espera intervención de las fuerzas federales. Los cabecillas deberán pagar con sus bienes los destrozos.
domingo 19 de mayo de 2024 | 2:00hs.
Policías y penitenciaros en actividad y retirados permanecen frente al Comando Radioeléctrico de Posadas. //Foto: Natalia Guerrero.
Policías y penitenciaros en actividad y retirados permanecen frente al Comando Radioeléctrico de Posadas. //Foto: Natalia Guerrero.

El ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, tras la reunión del Comité de Crisis concretada ayer, informó que el encuentro fue encabezado por el gobernador Hugo Passalacqua y el vicegobernador Lucas Romero y los jefes de las fuerzas federales y provinciales de seguridad. Ello además de dar cuenta que ya se realizó la denuncia penal correspondiente por los delitos de "robo y hurto calificado, sedición e incitación a la violencia e interrupción de comunicaciones y transportes, entre otros delitos".

Además detalló que en todas las dependencias de seguridad se realizaron los relevos de guardia y se hallan trabajando normalmente. Recordó Pérez que "el juez penal ordenó la restitución de los bienes del Estado y el despeje de este sector, donde está protestando este pequeño sector de retirados y policías activos". Por eso se espera la intervención de las fuerzas federales. Indicó que "entre los bienes afectados se encuentran móviles policiales, inmueble, autobomba" y evaluaron "los daños que causaron para ser cobrados a quienes participaron activamente de esta protesta".

Aumentos otorgados

Indicó que si bien a esa hora aparentaba "una protesta salarial, el gobierno provincial en cinco meses ha otorgado tres aumentos salariales, que superan el índice de inflación". Allí dio cuenta como ejemplo, que "un suboficial cobró en el mes de enero 489.895 pesos, en mayo cobrará 818.175 pesos".

Todo ello por la continuidad de la protesta policial frente al Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Uno de Posadas,  que ayer continuó sumando efectivos provenientes de diversos puntos de la provincia.

Desde el STJ

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) emitió una resolución extraordinaria ante los "actos de sedición por parte del personal de la fuerza policial provincial que son de público conocimiento los cuales alteran la tranquilidad y la paz social que caracterizan a esta provincia". De esta manera el STJ se expresó de manera abierta respecto del accionar de la fuerza policial que mantiene el reclamo salarial, con acampe y corte de la avenida Uruguay.

En el texto, el cuerpo colegiado "llama a la reflexión y al mantenimiento del orden constitucional, el respeto de la ley y de las instituciones como así también al cumplimiento de las resoluciones judiciales que se dicten en consecuencia, dando cumplimiento al servicio público esencial como es la seguridad de todos los misioneros".

Las autoridades del Poder Judicial destacan que "existen los canales abiertos a los fines de resolver las cuestiones planteadas en el entendimiento de que el diálogo y el respeto es la única vía para dirimir los reclamos en un estado de derecho". La disposición fue presentada bajo número de expediente 65370/2024 del Superior Tribunal de Justicia.

Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados de Misiones expresó "su más enérgico repudio al accionar violento e intimidatorio de un pequeño grupo de efectivos activos y pasivos de la Policía de Misiones en la madrugada del último viernes, frente al edificio del Comando Radioeléctrico I de Posadas. Estos actos dieron lugar a la alteración del orden público y de la tranquilidad característica de nuestra comunidad, constituyendo así un acto de sedición".

En el proyecto de declaración plantearon que "estos hechos, además de ser una clara violación de las normas y  regulaciones que rigen el comportamiento de las fuerzas de seguridad, constituyen un acto de sedición que atenta contra los principios democráticos y el Estado de derecho. La sedición, definida como la incitación al desorden y la rebelión contra la autoridad establecida, representa una seria amenaza a la paz y estabilidad de la sociedad".

Plantean desde la Legislatura que "la alteración del orden público causada por estos actos genera un clima de inseguridad y temor entre los ciudadanos, quienes confían en las instituciones y en las fuerzas de seguridad para garantizar su protección y bienestar. Es imprescindible que la población sepa que estos comportamientos no serán tolerados y que se tomarán todas las medidas necesarias para sancionar a los responsables. Es preocupante destacar que los manifestantes desoyen a las autoridades competentes, desafiando la legalidad y generando una situación de conflicto que pone en riesgo la seguridad y la estabilidad de la comunidad".

Recuerdan que "en este sentido, la Justicia ha dado luz verde para el desalojo del lugar, lo que subraya la gravedad de la situación y la necesidad urgente de restaurar el orden público". Asimismo, señalan "es fundamental transmitir tranquilidad a la población, asegurando que las autoridades competentes están actuando con firmeza para restaurar el orden y prevenir futuros incidentes de esta naturaleza".

Robos de patrulleros

En medio de la protesta salarial por parte de la Policía, según pudo confirmar El Territorio, autoridades de la fuerza denunciaron el robo de patrulleros y otros vehículos como una autobomba de Bomberos de la fuerza ante el Juzgado de Instrucción Seis de Posadas, a cargo del juez Ricardo Balor.

Fuentes que intervienen en el caso expresaron que en estas presentaciones muchos de los efectivos que participaron fueron identificados como responsables. Es que a la par de que el conflicto se tensa y aumenta, empezaron a trascender varios videos de la toma de posesión de estos coches, muchos con protagonistas encapuchados para no ser reconocidos.

Se trata de una de las particularidades del conflicto, que entre otros puntos se desató debido a sanciones y traslados que los efectivos consideran arbitrarios y a modo de represalia.

En este contexto, el aumento de volumen de los efectivos también se vio reflejado en el parque automotor desplegado en la esquina de la avenida Uruguay y la calle Félix Bogado, frente al histórico Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Uno de la capital provincial.

El viernes por la noche había nueve patrulleros identificables, mientras que en la mañana de ayer, se contaban cerca de 25, además de la mencionada autobomba y motocicletas.

Por otra parte, también hay vehículos no identificables, entregados mayormente en depósito judicial para las investigaciones complejas y de incógnito. En forma paralela se denunciaron varios robos de patrulleros y hasta una autobomba, que constituirían parte de las denuncias que recaerán contra los organizadores o cabecillas de la revuelta.

Además, durante toda la jornada estuvo latente la posibilidad de una intervención de las fuerzas federales para proceder al desalojo, sobre todo después de la conformación del Comité de Crisis dispuesta por el Ministerio de Seguridad de la Nación y presidido por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y copresidido por el gobernador Hugo Passalacqua, integrado por los titulares de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Servicio Penitenciario Federal. A su vez, el gobernador podrá delegar en el ministro de Gobierno de la Provincia de Misiones, Marcelo Pérez -que pidió intervención a la Nación-, la supervisión operacional de los cuerpos policiales y fuerzas de seguridad a desempeñarse en operaciones de seguridad interior. Serán los encargados de iniciar, suspender o concluir la aplicación de la fuerza y dispondrán la graduación de su intensidad.


Amenazas en Esperanza y Oberá

Se conoció una amenaza telefónica a un personal policial. Es lo que denunció la jefa de la comisaría de Puerto Esperanza, oficial principal Romina Ariste.

Dio cuenta que recibió una llamada anónima en su teléfono particular, en la que una voz masculina que no supo identificar decía: "Liberá a tu personal o le vamos a matar a tu papá en Villanueva", en alusión al domicilio de su padre en el Barrio Villanueva de Puerto Esperanza y que relaciona a las mismas a la protesta Policial vigente.

Además de radicar denuncia, el comisario Fabián Robaldo -jefe de Comando Radioeléctrico Esperanza- se hizo cargo de la comisaría y dispusieron vigilancia en el domicilio de Ariste.

En Oberá también se denunció que un uniformado pretendió llevar el móvil policial de la dependencia a la manifestación policial que se desarrolla en Posadas. Por tal razón también se presentó una denuncia.

 

Protesta policial

Acampe y expectativa para reabrir diálogo por recomposición salarial

Docentes en sintonía con el reclamo de las fuerzas

Un reclamo que escaló hasta la intervención judicial y nacional

¿Que opinión tenés sobre esta nota?