El tránsito y la producción, desafíos para los productores cuando abunda la lluvia

Uno de los desafíos climáticos que enfrentan los productores es la cantidad de lluvia, que deteriora los caminos rurales y afecta a la producción de ciertas frutas y verduras.
martes 14 de mayo de 2024 | 15:37hs.

Las precipitaciones abundantes no solo deterioran las vías de acceso y salida de las chacras, sino que también afectan al crecimiento de algunas frutas y verduras de la temporada otoño-invierno. Luego de una semana lluviosa, la producción se encuentra al 50%, aunque podría comenzar a recuperarse en los próximos 20 días, y los caminos embarrados complican el tránsito de los productores que se movilizan en camionetas pequeñas o coches.

“Normalmente cuando hay lluvia y aradas, los caminos terrados se deterioran. Cuando nosotros éramos chicos, el productor mantenía los desastres, como tener el desagüe siempre abierto, que estaba en el camino enfrente de su chacra, y eso hoy ya no se da más. Muy pocos siguen con esa cultura”, indicó Vilmar Müller, presidente de Interferias, en conversación con el programa Acá te lo Contamos, por Radioactiva 100.7.

A su vez, puso el foco en que “cuando llueve mucho, el camino tiene que estar con mantenimiento, en el sentido de tener los desagües abiertos porque, si tenemos una pendiente muy prolongada y no hay desagües por el medio, el agua toma envión y, cuando llega más abajo, arrasa y abre sanjones; y en el otro lado, acumula la tierra en un bajo que dificulta la salida de los vehículos”.

“No diría que están mal los caminos. Hay partes que sí que están muy feas, pero regularmente están dentro de lo normal para un camino cuando hay mucha lluvia”, consideró. Asimismo, explicó que pasar máquinas empeoraría la situación porque generaría cunetas. “La vida del productor es así. Nosotros nos tenemos que acostumbrar con el clima y esperar que no venga una desgracia como pasó en Brasil con la inmensa cantidad de agua que cayó y arrasó todo. Hay que seguir enfrentando estas cuestiones”, manifestó.

Entre las zonas más afectadas por los problemas viales, señaló que la zona Sur presentó más complicaciones que el Norte de la provincia. “Tuvimos bastantes problemas. En Victor Andrade hubo inundaciones por el desborde del arroyo y en la zona de Gobernador López los caminos están bastante deteriorados. En el Norte si bien están complicados, no fue tan grave como en el Sur”, especificó.

“Los productores feriantes de la feria franca de esa zona están con dificultades de salir por los caminos. Algunos tienen 4x4 y no sienten tanto los problemas, pero los que tienen camionetas más chicas o un coche están complicados para salir de la colonia al tener un camino vecinal lejano”, ahondó. 

Producción al 50%

Por otra parte, el presidente de Interferias advirtió que la producción de otoño-invierno también se encuentra afectada por la cantidad de precipitaciones, lo que generó una gran demanda de productos que escasean, como el perejil, la cebollita y la lechuga.

“En enero-febrero tenemos una mala época por las altas temperaturas. El tomate y el pepino son cosas de verano. En esta época empieza a full la cosecha de lo que es hoja: lechuga, cebollita y perejil. Esos productos, principalmente la cebollita y el perejil, están teniendo gran dificultad por la humedad y el clima que estamos teniendo. No se están desarrollando como corresponde y está habiendo una escasez”, dijo.

Esto implica que la producción se encuentre a la mitad de lo que podría estar. Sin embargo, Müller expresó con optimismo que la situación “seguramente se va a estar normalizando dentro de 15 o 20 días”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?