domingo 14 de abril de 2024
Lluvia moderada 24.7ºc | Posadas

La víctima había sido diagnosticada con una enfermedad terminal

Pruebas apuntan a que el hombre calcinado se suicidó

Mario César (63) habría prendido una fogata con maderas y cubiertas para luego quitarse la vida de un disparo. El arma fue hallada incinerada junto a sus restos

miércoles 27 de marzo de 2024 | 6:05hs.
Pruebas apuntan a que el hombre calcinado se suicidó
El automóvil Chevrolet Prisma fue hallado cerca del cuerpo. Fotos: Policía de Misiones
El automóvil Chevrolet Prisma fue hallado cerca del cuerpo. Fotos: Policía de Misiones

Evitar una agonía dolorosa y montar un escenario que, a posteriori, parece inverosímil.  Los últimos momentos de Mario César (63) , el hombre hallado calcinado en Puerto Esperanza, podrían describirse de esa manera en base a los nuevos elementos incorporados por la Justicia a la instrucción.

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes que intervienen en la investigación, la nebulosa que envolvía al hecho se despejó y todo apuntaría a un suicidio por parte de la víctima en su chacra del barrio Tero. De todas formas queda corroborar algunas declaraciones para darle solidez a esa línea investigativa.

El detalle de lo que destrabó todo es escabroso y sangriento, pero es clave para entender el caso. El análisis minucioso de la escena de los hechos hizo que en unas malezas cerca del cuerpo se hallara el ojo de la persona y permitió entender que el hombre se había descerrajado un tiro en la cabeza.

La víctima le había solicitado municiones de escopeta a su hijo.

Al respecto, el arma que habría utilizado corrió el mismo destino que su cuerpo y fue hallada totalmente incinerada entre las cubiertas y madera con las que se habían avivado las llamas. Como  se sabe, la combustión de los neumaticos provoca que sus filamentos se adhieran a todo, lo que hace que el trabajo sea mucho más complejo.

La sorpresa es mucha en los investigadores, pero sin apartarse del análisis objetivo de los elementos también buscaron reconstruir el inicio de esas llamas. Y la conclusión alcanzada hasta el momento, por más que sea difícil de creer, es que fue el propio César quien inició esa fogata.

Como se dijo, en el lugar habían cubiertas donde se montan paneles de abejas, pero también maderas que estaban destinadas a la construcción del cerco. Se presume que César prendió todo esto y luego se paró arriba con la decisión irrevocable de quitarse la vida y caer sobre el ígneo

“Nunca me había pasado algo así”, señaló un investigador de peso. Pero hay un dato que, cree, podría darle significado a un suicidio, más allá del análisis de la escena: a la víctima le diagnosticaron hace muy poco tiempo un cáncer terminal.

El hecho

Como informó este medio, el hecho se conoció en la madrugada del último lunes, cerca de las 4, cuando un hombre de 32 años se presentó en la comisaría local. Allí, contó que el domingo por la tarde su padre Mario César (63) salió del domicilio con destino a una chacra ubicada cerca de la localidad.

Como no tuvo novedades de él durante toda esa tarde, cerca de las 1 de la madrugada se fue hasta el sitio y halló su auto Chevrolet Prisma estacionado, con las llaves cerradas y a pocos metros vestigios de una fogata con lo que serían restos humanos.

En la escena, efectivos de la Policía Científica confirmaron que se trataba de huesos humanos, pero quedaban sólo vestigios de lo que podría ser César. Partes de un cráneo, costillas y un miembro inferior es lo único que pudo ser rescatado para enviarselo al Cuerpo Médico Forense.

El denunciante expresó que su padre le había pedido municiones de una escopeta en razón de que esa tarde iba a ir a ver un “sobrado”, es decir una construcción de árboles para esperar animales. Y si bien el arma en primera instancia no había sido reportada como hallada, ahora la situación cambió.

En este contexto, lo que llamó la atención fue que también se encontraron casquillos de un arma que serían de 9 milímetros. Sobre eso, el hijo de la víctima expresó que fueron disparados por él de forma intimidatoria debido a que cuando llegó en busca del padre vio movimientos extraños en el lugar.

Esto sigue siendo una arista que genera suspicacias, pero se está trabajando en confirmar todos sus dichos y el de los demás familiares en pos de descartar cualquier duda y avanzar sobre lo que es ahora la hipótesis central.

Como se informó ayer, las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del juez Martín Brites, ordenaron la incautación del vehículo, los celulares de padre e hijo y el arma de éste. En esos aparatos están las conversaciones que también se constituirán como una prueba de relevancia. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias