martes 16 de abril de 2024
Llovizna 19.7ºc | Posadas

Daniel Ferrari y Regina Da Rocha fueron ultimados el 2 de febrero

Involucrado en doble crimen carga con otra causa similar

Orlando C. fue imputado por el homicidio de un hombre en Santo Tomé, en mayo pasado. Ahora, junto a otros dos jóvenes, está detenido por el caso de Aristóbulo

miércoles 21 de febrero de 2024 | 6:05hs.
Involucrado en doble crimen carga con otra causa similar
El implicado fue atrapado el pasado 6 de febrero en Santo Tomé, Corrientes.
El implicado fue atrapado el pasado 6 de febrero en Santo Tomé, Corrientes.

Hace apenas nueve meses, el domingo 21 de mayo de 2023, la comunidad de Santo Tomé, provincia de Corrientes, se vio conmocionada por el asesinato a puñaladas de Víctor Manuel Lencinas (30).

La investigación puso la lupa sobre una mujer que manejaba un kiosco de drogas y habría mandado a “asustar” a la víctima por una supuesta deuda. Pero el encargo salió mal y Lencinas resultó herido de muerte.

Identificada la autora intelectual, a los pocos días la Policía de Corrientes logró apresar a tres sospechosos de haber participado del crimen. 

Entre ellos se encuentra Orlando C. (21), el mismo que el pasado 6 de febrero fue detenido en Santo Tomé bajo sospecha de haber participado en el doble homicidio del emprendedor turístico Daniel Ferrari (62) y su colaboradora Regina Martins Da Rocha (57), registrado cuatro días antes en la localidad de Aristóbulo del Valle.

Según confirmó El Territorio con un vocero oficial, por el crimen de Lencinas el citado Orlando C. está imputado por encubrimiento de homicidio, una carátula atenuada que le permitía continuar en libertad hasta el juicio oral.

De todas formas, la nueva acusación en su contra en tierras misioneras lo puso tras las rejas y su situación parece más que complicada.

Precisamente, el último jueves los tres imputados en el doble homicidio de Aristóbulo del Valle fueron citados a indagatoria, ocasión en la que sólo Renso V. (26) optó por declarar y se desligó del hecho argumentando que ofició de remisero de los dos otros dos sospechosos, Orlando C. y Gonzalo Omar Z. (24), sobrino de Ferrari.

Similitudes

Hasta el momento, la principal la hipótesis del doble crimen de Ferrari y Martins Da Rocha apunta al móvil económico, ya que existen indicios de que el emprendedor turístico le dio un auto y una moto a su sobrino para que los venda, pero éste nunca le rindió el dinero.

En ese contexto y ante el reclamo del tío, tal como declararon algunos testigos del expediente, Gonzalo Omar Z. habría viajado hasta Aristóbulo para enfrentar a su tío. Tampoco está claro si llegaron al lugar con la intención de asesinar a las víctimas o si la situación de salió de control.

En este punto, además del nombre de Orlando C., surge una segunda coincidencia con el homicidio de Lencinas en Santo Tomé, en mayo pasado, donde los autores del hecho debían “asustar” a la víctima y lo terminaron matando.

Aquel hecho se registró la madrugada del domingo 21 de mayo en el barrio Cementerio de Santo Tomé.

Todo habría sucedido alrededor de las 3.30, en inmediaciones de las calles Ángel Blanco y Escalada, donde según indicaron fuentes del caso se encontraban tres jóvenes de 20, 19 y 17 años, según consignaron medios correntinos.

Se hallaban frente a una casa, en la que testigos señalaron que se comercializa estupefacientes. El lugar era regenteado por una mujer de nombre Karina. Al parecer, hubo una conversación entre ésta y los tres muchachos: debían darle un susto a Lencinas porque supuestamente le debía dinero.

Minutos más tarde, los tres jóvenes ven pasar a Lencinas y comienzan a increparlo y cuando el entredicho fue subiendo de tono, el joven de 19 años habría sacado un cuchillo de su cintura y largó un primer puntazo que hirió a la víctima en el brazo izquierdo. Un segundo puntazo atravesó tórax, corazón y pulmón.

Fuga y detención

Según testigos, Lencinas corrió unos metros hacia la casa de su hermano y gritó: “Me hincaron el corazón, me muero”.

La víctima se desplomó en la vía pública y a los pocos minutos arribó personal de la comisaría Segunda y una ambulancia que trasladó con urgencia al herido, quien falleció en el Hospital local.

La Policía comenzó la pesquisa y, llamativamente, los sospechosos volvieron a la escena del crimen, donde al ver a los uniformados el menor saltó el muro del cementerio y escapó. Los otros dos subieron a una moto y huyeron, pero tras varias cuadras de persecución terminaron derrapando y cayendo al asfalto.

Orlado C. escapó a pie, mientras que su cómplice se metió en la casa de un vecino y se atrincheró en el baño. Minutos más tarde se entregó y tenía puñal con el que dio muerte a Lencina.

Según se informó, éste último dio detalles del plan que terminó con la muerte de Lencinas, quien habría hecho el encargo y quiénes fueron sus cómplices.

La detención de los otros dos sospechosos fue cuestión de horas, aunque uno de ellos fue liberado de inmediato, por tratarse de un menor de 17 años. Luego también Orlando C. recuperó la libertad por ser considerado encubridor, aunque será sometido a juicio por el hecho.

Doble homicidio

Con relación al doble homicidio de Aristóbulo del Valle, la semana pasada El Territorio publicó en exclusiva detalles de la declaración de Renso V. (26), quien el jueves estuvo ante el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, instancia en la que se desligó del hecho. En tanto, los otros dos detenidos se abstuvieron de prestar declaración.

Con relación a Renso V., el mismo es oriundo de Colonia Delicia y se hallaba en Santo Tomé estudiando medicina. Precisamente, los tres sospechosos fueron capturados en la citada localidad correntina.

Según afirmó en sede judicial, trabaja como remisero para pagarse sus estudios universitarios.

En ese contexto, declaró que a principios de febrero el sobrino de Ferrari lo contrató como remisero para hacer un viaje de Santo Tomé a Aristóbulo del Valle, ida y vuelta. El objetivo del viaje era buscar el 08 de un vehículo que su tío le vendió. En este punto, cobra entidad la hipótesis de un crimen económico.

En la continuidad de su declaración, el estudiante de medicina mencionó que cuando llegaron a Aristóbulo del Valle quien contrató el viajo no sabía dónde era la entrada a la propiedad a la cual se dirigían, por lo que siguieron hasta Salto Encantado.


Sigue preso

Fue así que comenzaron a dar vueltas hasta que amaneció, alguien les dio el dato preciso de la dirección y llegaron al emprendimiento de Ferrari.

Esto también coincide con el horario estimativo en que los investigadores creen que ocurrió el doble homicidio,

entre las 6.30 y las 7.30 del 2 de febrero.

Siempre según la declaración de Renso V., en el lugar se bajaron los otros dos: Gonzalo Z. y Orlando C., mientras que él los esperó a unos 600 metros.

Alrededor de dos horas más tarde el sobrino de Ferrari llamó al remisero para que los busque de donde los había dejado, y luego regresaron a Santo Tomé.

Al otro día, el sábado 3, Renso V. fue hasta la casa del sobrino de Ferrari para cobrar el saldo de la espera del viaje, circunstancia en que la madre del sospechoso le informó que había sido detenido.

El estudiante de medicina aseguró que no tuvo participación alguna en el sangriento hecho ni sospechaba de lo que había sucedido, al punto que al otro día quiso cobrar el dinero que le debían. De todas formas, por el momento continuará detenido. El joven es patrocinado por la defensora Sandra Llamosas.

Renso V. fue detenido el 6 de febrero, ocasión en que la Policía también secuestro el Fiat Uno con que se trasladaron hasta Aristóbulo del Valle.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias