miércoles 28 de febrero de 2024
Lluvia ligera 28ºc | Posadas

Muerte de Sebastián Píñera: Gabrel Boric ordenó un funeral de Estado y tres días de duelo nacional

El expresidente chileno falleció en la zona del Lago Ranco, en un helicóptero que él mismo manejaba. Sus tres acompañantes sobrevivieron al accidente. Hay muestras de dolor de los líderes del mundo

martes 06 de febrero de 2024 | 16:28hs.
Muerte de Sebastián Píñera: Gabrel Boric ordenó un funeral de Estado y tres días de duelo nacional

El expresidente de Chile, Sebastián Piñera, falleció este martes en un accidente de helicóptero en la comuna de Lago Ranco, en la Región de Los Ríos, al sur del país trasandino.

"En el helicóptero había cuatro tripulantes. Tres de ellos pudieron [alcanzar] por sus propios medios la orilla, están fuera de peligro. Pero no fue el caso del cuarto tripulante que era el expresidente Sebastián Piñera", informó la ministra del Interior, Carolina Tohá.

El accidente se produjo en la zona de Iliue, donde se registraron fuertes lluvias. Carabineros recibió un reporte a las 14:57, dando cuenta del accidente. Piñera, quien piloteaba la nave, se hundió en el lago a 40 metros de profundidad.

El actual presidente Gabriel Boric instruyó que se le realice un funeral de Estado y duelo nacional de tres días. "Con profundo pesar quiero expresar mis condolencias", se lamentó Boric en cadena nacional y dijo que "Piñera contribuyó, desde su visión, a construir grandes acuerdos por el bien de la patria. Fue un demócrata desde la primera hora y buscó genuinamente lo que él creía que era lo mejor para el país", reflexionó.

El gobierno argentino fue uno de los primeros en expresarse luego de que se confirmara la noticia. "En nombre del Estado Argentino, enviamos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y a todo el pueblo chileno", comunicó la Oficina del Presidente en X.

Cristina Kirchner y Mauricio Macri también se hicieron eco de la trágica muerte. "Como todos saben no teníamos las mismas ideas, pero nos unió siempre una relación de mucho respeto: él era un hombre de derechas pero profundamente democrático. Recuerdo con afecto su sentido del humor y la calidez de su familia, a la que conocí en Chile. Para ellos todas mis condolencias", escribió CFK.

En tanto Macri expresó: "Tristeza inmensa por la muerte de mi querido amigo Sebastián Piñera. Buena gente, comprometido como nadie con Chile y con los valores de la libertad y la democracia en América Latina... Realmente es una pérdida total, irreemplazable. Hoy despido a un amigo y a un dirigente notable. Todo mi cariño para su familia".

Otros líderes mundiales como el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou; el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; el expresidente de México, Felipe Calderón y el de Para guay, Mario Abdo, se sumaron a las condolencias.

Piñera fue una figura controversial en su país. Su posicionamiento de derecha -incluso el vínculo de algunos de sus aliados políticos y de su hermano, José Piñera, con la dictadura de Augusto Pinochet- le valió críticas y cuestionamientos. Su visión pro-mercado lo llevó a obsesionarse con la posibilidad de convertir a Chile en el primer país de América latina en lograr el desarrollo, pero también chocó con los reclamos del estallido social que dominó la escena política del país trasandino entre 2019 y 2020.

Multimillonario conservador y miembro destacado del empresariado chileno, Piñera comenzó su fortuna con la introducción de las tarjetas de crédito en los '70. Después puso su mirada en LAN Chile (luego LATAM), que con el tiempo se convertiría en la mayor compañía aérea de América latina. Gracias a sus astucia para los negocios, Piñera se convirtió en uno de los hombres más ricos de Chile, con una fortuna personal de casi u$s 3000 millones, según Forbes.

"Es el mejor CEO que Chile podría tener, pero es un político horrible", le dijo un banquero en Santiago al Financial Times.

Piñera dio sus primeros pasos en la política afines de la década del '80 y fue senador entre 1990-1998, antes de lanzarse a la carrera presidencial. Aunque perdió contra la socialista Michelle Bachelet en 2005, cinco años después marcó un hito al convertirse en el primer conservador en llegar al poder desde el retorno a la democracia en 1989. Pero sus gobiernos (2010-2014 y 2018-2022) estuvieron signados por algunas de las mayores crisis de la historia chilena.

Pocos días antes de asumir su primer mandato, un sismo de magnitud 8.8 MW con epicentro en la actual región de Ñuble destruyó la zona costera, con secuelas que afectaron a casi el 80% de la población. Es considerado el octavo terremoto más fuerte de la historia de la Humanidad y la peor tragedia natural vivida en Chile desde 1960.

Luego, un fuerte tsunami impactó el país como consecuencia del terremoto. En total murieron 525 personas y se calcula que hubo alrededor de 2.000.000 de damnificados. Piñera pasó una gran parte de su primer gobierno tratando de reconstruir el país tras la tragedia: se estima que el terremoto de 2010 produjo daños por u$s 30.000 millones.

El líder del Renovación Nacional volvió al Palacio de la Moneda en 2018, tras un segundo gobierno de Bachelet. Pero nuevamente su gobierno estuvo marcado por una triple crisis: las protestas sociales en 2019, la pandemia y la recesión económica mundial post Covid.

Si bien el manejo del brote de coronavirus -con lo que en su momento fue uno de los programas de vacunación más rápidos del mundo y uno de los operativas de testeo y rastreo de contactos más completo la región- le valió elogios incluso del propio Boric, la popularidad del expresidente no pudo superar las consecuencias del estallido social. Al final de su mandato tenía un 71% de desaprobación, y sólo 24% de probación, según Cadem.

Su reacción inicial fue dura: "Estamos en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie, y que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite, incluso cuando significa la pérdida de vidas humanas". La fallida respuesta sólo fue pólvora para hacer crecer un conflicto social -marcado por reclamos en materia de transporte, jubilaciones, sistema de salud y, en general, la falta de redistribución tras un fuerte crecimiento de la economía chilena- que se extendió por meses.

Su imagen se desplomó a niveles de un dígito. Con el tiempo, Piñera moderó su postura e instó a un "acuerdo de paz" que desató el proceso para la creación de una Nueva Constitución en el que todavía está inmerso el país.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias