viernes 23 de febrero de 2024
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

El clásico Rambler Ambassador 1964 será vendido o sorteado para juntar fondos

Bomberos salvaron su chacra y en agradecimiento les donó un valioso auto clásico

Gustavo Marfia, de San Javier, sufrió los incendios del 2022, cuando las llamas avanzaron en sus plantaciones y monte. El cuartel local salvó su casa y otros bienes

miércoles 31 de enero de 2024 | 6:00hs.
Bomberos salvaron su chacra y en agradecimiento les donó un valioso auto clásico
“Era un gusto que quería darme”, dijo Gustavo Marfia al contar por qué se compró el auto. Lo usaba muy poco y para agradecer a los bomberos, se los entregó: “Donde hay un problema ellos no están dando una mano, sino solucionando ese problema.
“Era un gusto que quería darme”, dijo Gustavo Marfia al contar por qué se compró el auto. Lo usaba muy poco y para agradecer a los bomberos, se los entregó: “Donde hay un problema ellos no están dando una mano, sino solucionando ese problema.

Detrás de los Bomberos Voluntarios hay historias de capacitación, cansancio y superación que son paralelos a la vida y los problemas que cada uno tiene en su hogar. Asumen un compromiso innegociable para brindar un servicio a la comunidad, no sólo en el combate contra el fuego sino en la intervención de distintos siniestros.

No podrían hacerlo sin esa vocación de ayudar al otro, a pesar de que muchas veces reciben un señalamiento infundado a consecuencia de los tiempos que corren, en los que muchas veces falta hasta lo básico. Suena la alarma, avisa el handy y salen corriendo hacia el cuartel. Están prontos sin preguntar dónde ni por qué.

En verano del 2022, debido a la sequía, tenían dos salidas diarias.

En San Javier son doce los voluntarios entre cuerpo activo y auxiliares, hombres y mujeres que en los últimos días recibieron un reconocimiento que los sorprendió y alegró de igual manera. Como agradecimiento a la labor realizada en su chacra, un vecino les donó un vehículo que servirá para generarle fondos a la institución.

El vecino es Gustavo Marfia y el vehículo es un Rambler Ambassador negro que sorprende no sólo por su belleza, sino también por su conservación, sobre todo por su incólume interior. El valor aproximado del coche es de 7 mil dólares y se esperan cumplir con algunas formalidades para que pase a ser definitivamente de la institución y así poder negociarlo. Mientras tanto, ya aparecieron varios interesados por el cuartel.

En sequía del 2022 los bomberos locales atravesaron un punto crítico en la lucha contra el fuego que consumió hectáreas y hectáreas en zonas como el paraje Santa Irene y también el Cerro Monje y sus alrededores. Llegó apoyo de toda la provincia, con camiones y aviones hidrantes para luchar contra lo incontrolable.

Y justamente uno de estos trabajos fue en la chacra de Marfia, ubicada sobre las correderas del Cumandaí. El hombre ahora se encuentra trabajando en Villa Regina, Río Negro, y desde allá contó a El Territorio la historia del coche: “Yo trabajaba fuera del país y lo compré en 2009 más o menos -estaba en Trinidad y Tobago en ese época-. Era un gusto que quería darme, siempre me gustaron los coches clásicos”.

“Es un Rambler Ambassador 1964 motor IKA Lincoln 6 cilindros en línea, fabricado en Argentina y diseño americano. Es un coche que tiene un precio bastante alto, lo pagué bastante caro. Era un capricho, un gusto que me quería dar y me lo dí, pero lo único que venía al país cada tres meses y lo usaba los domingos”, rememoró.

El poco uso es inversamente proporcional a su cuidado y eso hace que tenga un motor “cero kilómetro, nuevo”. Lo tenía guardado, nunca expuesto al sol, aunque reconoce que “no está impecable como estaba antes”, debido al irremediable paso del tiempo. Nada que un poco de dedicación de las manos correctas no puedan solucionar.

“El incendio fue en 2022. Yo tenía unas once hectáreas de pinos y eucaliptos y el resto bosque nativo y eso se me prendió fuego. Vinieron los bomberos y estuvieron todo el día trabajando para apagar el incendio. La verdad que se portaron bárbaro, gracias a ellos salvé la cabaña, que era lo más valioso para mí”, precisó Marfia, sobre todo por el rápido avance de las llamas y las explosiones de los pinos por su inflamabilidad.

Gustavo aseguró que la donación fue “con todo gusto y cariño a los bomberos que se portaron tan bien”. “Yo siempre veo que está trabajando esta gente y donde hay un problema ellos no están dando una mano, sino solucionando ese problema. Son los primeros que vienen y esa vez vinieron enseguida”, descató.

En su memoria quedó el profesionalismo y la expertise de los rescatistas para indicarle cómo y en cuánto tiempo iba a avanzar ese incendio en las costas del río Uruguay. Los bomberos, en tanto, añadieron que fue muy complicado ingresar y moverse por el sitio, pero que por fortuna -además de la casa- pudieron salvar un galpón y muchos bienes. Los trabajos posteriores le llevaron tres o cuatro días.

“Él tenía el auto y como no se estaba utilizando en forma de gratitud pensó primero en nosotros, para darnos una mano”, amplió a El Territorio Miguel Carnevale, jefe de cuartel.

Como se dijo, la idea después de que el Ambassador sea formalmente de ellos es venderlo o hacer una rifa para comprar otra unidad y/o enfrentar los pasivos de la institución. Será de gran ayuda  ya que en razón de algunos desmanejos de comisiones anteriores, el cuartel no cuenta con los subsidios contemplados en la ley 25.054 desde hace ocho años.

Eso hizo que esa época con mucha demanda, el verano del 2022, con casi dos llamadas por día y muchas jornadas sin dormir, quedarán expuestas las faltas de mantenimiento e incluso problemas para conseguir combustible.

“En ese período en particular es cuando más se vio esa situación precaria que teníamos. Por ejemplo salías con un vehículo y se te revientan las cubiertas en el camino, pero son cosas que pasan porque se lo castigó demasiado, teníamos mucha movilidad”, lamentó el jefe. Esto hizo que, por ejemplo, sacaran de servicio la ambulancia con la que cuenta el cuartel.

El vehículo se encuentra en excelente estado y vale unos 7 mil dólares.

“Yo entré en el 2006 y en los años de servicio que he tenido en el cuartel acá es la primera vez que recibimos una donación fuerte. Se han recibido diversas donaciones, la gente ha hecho muchas contribuciones de diferentes maneras, pero nunca una donación de algo que tenga tanto valor”, remarcó Carnevale, respecto a lo económico y lejos de menospreciar otras colaboraciones. 

“Esto es algo que te levanta el autoestima -reflexionó- porque uno que es bombero hace infinidad de trabajos, contribuye al pueblo de forma gratuita y que una persona, a raíz de unos incendios que nosotros tuvimos, se acerque al cuartel para decir ‘tengo tal cosa para ustedes’ es algo que no sólo ayuda económicamente, sino que levanta la moral y el espíritu”.

La idea es avanzar a una mejor gestión económica, poner los números en orden para volver a acceder al subsidio -dicen que están cerca de lograrlo- y así lograr un mejor servicio a partir no sólo con mejores unidades, sino también con capacitaciones y equipamientos para los rescatistas.

“Por ahí la persona no lo tomó en cuenta de esa manera pero para el bombero es muy gratificante, es algo que te lleva a seguir adelante porque nosotros tenemos esa característica de ser locos al estar ayudando sin fines de lucro y con todos los problemas que tiene la institución. Pero no vamos a bajar los brazos, nos dicen que somos locos empecinados, pero no, somos locos con objetivo”, concluyó con orgullo. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias