domingo 14 de abril de 2024
Muy nuboso 27.7ºc | Posadas

Esperan que prospere el pedido a la Justicia para frenar el DNU

Colonos y secaderos se organizan para que el Inym recupere funciones

Colonos, secaderos y molinos buscan estrategias para sumarse a la tarea que lleva adelante la Provincia. Mientras, la yerba se recupera y se aguarda la tercera brotación

sábado 06 de enero de 2024 | 6:07hs.
Colonos y secaderos se organizan para que el Inym recupere funciones
La yerba es uno de los motores de la economía misionera, junto al té y la forestoindustria. Foto: Natalia Guerrero
La yerba es uno de los motores de la economía misionera, junto al té y la forestoindustria. Foto: Natalia Guerrero

El decreto de necesidad y urgencia (DNU) del presidente Javier Milei ya se encuentra en vigencia, y con él, rigen las modificaciones al funcionamiento del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) rechazadas por la Provincia de Misiones. En ese marco, aún se aguarda el dictamen de la Fiscalía a la medida cautelar interpuesta por el gobernador Hugo Passalacqua, quien además se reunió con funcionarios nacionales para tratar este tema.

Mientras, se arbitran nuevas estrategias entre productores para revertir la situación, por lo que se suceden las asambleas en diferentes municipios. La defensa del Inym es acérrima en el sector productivo.

Empero, en medio de todo el inicio de año vertiginoso, hay un dato para nada menor y tiene que ver con la buena temporada que está teniendo la yerba. Atrás quedaron los tiempos de sequía y desazón. Las lluvias trajeron nuevas perspectivas a las chacras y en febrero se producirá la tercera brotación, lo que no ocurría hace años.

Con uñas y dientes

La tarde del jueves fue intensa y de mucho trabajo conjunto Provincia-Nación. El gobernador Passalacqua participó en una mesa de diálogo junto al secretario de Bioeconomía de la Nación, Fernando Vilella, y tras el encuentro, expresó: “Abrimos una mesa de diálogo constructiva para el presente y futuro, donde abordamos temas centrales para Misiones, tales como las retenciones en la industria maderera, tabacalera y la agricultura familiar”, al tiempo que contó que se profundizó respecto a la situación del Inym, con próximos cambios en su presidencia designados por Nación.

Es que uno de los temas principales que tuvo lugar ya sobre la recta final del 2023 fueron las medidas nacionales de quita de potestades al organismo. Misiones presentó una cautelar para que se retrotraiga la medida. Recayó en el Juzgado Federal de Oberá y fue girada a la Fiscalía para que dictamine, lo que se espera desde el sector productivo. El gobernador había argumentado que la medida “deja indefensos a los pequeños y medianos productores, que se verían muy perjudicados sin un organismo de esa naturaleza”. Asimismo, la presentación refiere al “envasado en origen, que fue un gran logro de los últimos años para la querida familia yerbatera”.

Sobre ello también se refirió Julio Petterson, subsecretario de Asuntos Yerbateros del Ministerio del Agro. En diálogo con El Territorio, explicó que “el Inym es una herramienta de resguardo que pone un precio mínimo para el sector productivo, en el caso de la hoja verde, como también para los secadores de cooperativas en la canchada. Si fuera un ente regulador, pondría un precio donde no se pueda pagar ni más ni menos. En este caso el Inym pone un precio mínimo, de resguardo, en la cual las industrias son libres de pagar más arriba de lo pactado por ley”.

“Lastimosamente, cuando las industrias tienen que reconocerle al sector productivo o cooperativo, no lo hacen. En este momento tendríamos que estar hablando arriba de $430 un kilo de hoja verde y todavía siguen pagando $210. Entonces, acá hay que aclarar al pueblo y al gobierno nacional que el Inym es un instituto para resguardar al sector productivo”, insistió.

Adujo que hay cuestiones que mejorar y cambiar, pero sostuvo que el Inym debe seguir estando presente. “Si concentramos el libre mercado o la oferta y demanda, el ejemplo es clave hoy, porque entonces tendrían que estar pagando arriba de $430 con el valor del paquete que está en góndolas y no lo están haciendo. Se sigue pagando precios bajos, y lo hacen porque está pactado por ley, porque si no capaz que estarían pagando menos. Entonces acá el libre mercado funciona para cuatro o cinco y en decadencia de miles”, dijo. Y adujo que “el Inym es una herramienta fundamental y lo vamos a defender y cuidar. Por eso entre todos tenemos que hacerle llegar esto comunicado al gobierno: el Inym no es un ente regulador, es un ente de resguardo para el productor, trabajador, cooperativa y pequeños secaderos”.

En materia legislativa, en tanto, el diputado nacional Martín Arjol presentó un proyecto que pide la suspensión del DNU en los artículos referidos a la desregulación del Inym. “La facultad de fijar un precio de referencia de la materia prima resulta esencial para beneficio de los sectores más débiles de la cadena  de  producción  y  comercialización del  producto, es decir los pequeños productores y el  sector de la cosecha que son nuestros tareferos”, recordó Arjol.

Asambleas

Por su parte, los productores se estuvieron reuniendo también para analizar estrategias que logren un llamado de atención al gobierno nacional. El productor Cristian Klingbeil explicó que se están juntando firmas y estudiando el tema junto a los abogados del Ministerio del Agro para ver cómo se aplican estas nuevas normas. En paralelo, adelantó que los productores irán a la Justicia también: “Vamos a ver si de manera colectivo o individual, si todos juntos o secaderos, productores y molinos por separado. Lo estamos analizando y por ello habrá nuevas asambleas, ya hay una pautada para la semana que viene”.

“Por ahora, apuntamos a la vía judicial y tratar de lograr lo mismo que logró la CGT. Pero lo cierto es que la gente está tomando temperatura y está dispuesta a ir a las rutas, se están dando cuenta de que no hay precio, la mayoría de los secaderos sigue con el mismo precio fijado, pero la inflación es escandalosa y el aumento en los costos de producción es enorme”, dijo.  Y destacó que el trabajo es conjunto, entre el sector productivo, Agro, Gobernación y legisladores de todos los espacios políticos. “Acá es salvar a los productores, a los obreros, tratar de salvar al Inym como, primer paso, y después veremos qué continúa con lo demás”, concluyó.

Buen presente productivo

Más allá de lo económico, el sector yerbatero se encuentra viviendo un gran panorama. Los años de sequía dejaron al rubro en crisis, pero poco a poco esto comienza a revertirse. El productor Ariel Steffen indicó que “este año estuvimos muy bien con las lluvias, lo que produjo el recupero de las plantas”. Y recordó que las plagas como el rulo siguen siendo motivo de alerta. Por su parte, Julio Petterson coincidió en que la producción viene en alza: “Las lluvias han corrido muy bien. Los yerbales se vienen recuperando de las extremas sequías que hubo años anteriores. Años  atrás, de tres brotaciones en el año, solamente obteníamos una o una y media. Y en este año ya tenemos dos y vamos por la tercera. Va a haber una producción muy óptima y buena”.

La forestoindustria, también en alerta

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias