El estancamiento en balnearios y atractivos se siente en todo el país

jueves 28 de diciembre de 2023 | 6:04hs.

En distintas ciudades balnearias de todo el país ya se habla de un menor nivel de ocupación y de un impasse en las contrataciones para enero y febrero.

La incertidumbre ante los precios y las medidas económicas retrasan las decisiones de los turistas, que hacen cálculos hasta último momento para asegurarse las vacaciones sin sobresaltos ni dolores de cabeza.

Los destinos de la costa argentina, como también otros muy visitados todo el año -como Bariloche y Carlos Paz - comenzaron a tener caídas en las reservas y a registrar una ocupación muy baja en comparación a las temporadas pasadas.

Muchos turistas apuntan a que la especulación de los propietarios y la suba estrepitosa de los precios en alojamientos provocó que decenas de familias decidieran cancelar las vacaciones o cambiaran de destino, incluso eligiendo alguno del exterior, como Brasil o Uruguay.

En baja

De acuerdo a diferentes medios nacionales, la situación se repite principalmente en las localidades balnearias de Buenos Aires.

En el Partido de la Costa aseguran que la ocupación hotelera, está en el 31%, muy por debajo del nivel del 68% que mostraba en diciembre de 2022.

“Si tenemos que comparar misma época del año, diciembre de 2022 con diciembre 2023, por lo menos en reservas hoteleras, el año pasado teníamos un 68% de ocupación y este año tenemos un 31 por ciento. La baja es sensible. Menos de la mitad de la gente”, agregó, por su parte, Guillermo Favale, secretario de Turismo, Marketing y Desarrollo Sostenible del Partido de la Costa.

Mientras tanto, en Mar del Plata, hablan de un desplome de las reservas y consultas tras la aplicación de las primeras medidas económicas.

De esta manera, el presidente del Ente Municipal de Turismo y Cultura de Mar del Plata, Bernardo Martín, dijo al diario La Capital de esa ciudad que es notoria una “ralentización en la creación de nuevas reservas” para la temporada.

“La ralentización es palpable debido a la incertidumbre que generan las diversas medidas. Observamos a turistas esperando para evaluar la evolución de la situación antes de planificar sus vacaciones. Esto presenta desafíos en términos de previsibilidad”, señaló.

En otros destinos de turismo masivo como Carlos Paz y Punilla, mientras tanto, los hoteleros han tenido que ajustar sus tarifas. Aunque se observa una leve reactivación de las reservas, el porcentaje de ocupación sigue siendo menor que en temporadas anteriores. Por ejemplo, reportan una ocupación del 70% entre Navidad y año nuevo y solo un 40% entre el 1 y el 10 de enero.

Asimismo, en destinos como Bariloche, aunque la ocupación alcanzó el 85%, esta cifra es menor a la del 97% registrado en el verano pasado. Lo mismo ocurre en sitios turísticos como Las Grutas, donde las reservas hoteleras y de viviendas en alquiler alcanzaron apenas el 50% para enero y el 20% para febrero. 

Bajan las reservas y la ocupación hotelera ante el panorama económico nacional

En Iguazú sube la demanda en hoteles más económicos

¿Que opinión tenés sobre esta nota?